Archivo de la etiqueta: revolución

Mensaje que llevaba Noel D. Cruz Torres al tirar las bombas molotov en fábrica de Salinas

He aquí el mensaje contundente que llevaba Noel D. Cruz Torres de 36 años, residente de Monte Park San Juan. Hombre que armado de bombas caseras tipo molotov, irrumpió en los predios de la empresa Pioneer en la carretera #3, Km 156.5 en Salinas hoy sábado 18 de junio de 2016, ocasionando daños no estimados hasta el momento en diferentes partes del lugar.

Image and video hosting by TinyPic

(“Levantate boricua que ha llegado el momento de defender nuestra patria. Viva Puerto Rico Libre”)

El paso jueves 16 de junio de 2016 un hombre tiroteó La Fortaleza y luego se suicidó. Hoy sábado, otro hombre lanza bombas molotov contra la fábrica antes mencionada llevando una pancarta con un mensaje a favor de la independencia. El paradigma contemporáneo conocido por los puertorriqueño está cambiando. Un paradigma histórico de no luchar por temor que se ha transmitido de generación en generación. Se han venido suscitando actos en los últimos meses, desde manifestaciones hasta marchas, con un sinnúmeros de factores diferentes, unos contundentes, acusatorios y militantes. Actos que están creando las bases, condiciones y precedentes nuevamente.

Batalla de Pepino

El 24 de septiembre de 1868 ocurre La de Pepino en el Pueblo de Pepino (actualmente San Sebastián). La batalla del Pepino fue el único encuentro militar durante la revolución del Grito de Lares entre las fuerzas de la República de Lares y el gobierno colonial español. Manuel Cebollero, presidente de la Junta El Porvenir de San Sebastián y Manuel Rojas, de la Junta Centro Bravo No. 2 de Lares, dirigieron a un ejército de cientos de hombres armados, la mayoría solo con machetes al pueblo de Pepino. En esa época uno de los pueblos más grande y de mayor comercio agrícola del centro de la isla, con 22 haciendas cafetaleras y de otros productos agrícolas era el pueblo de San Sebastián.

El ejército boricua avanzó directamente a la plaza de Pepino. La milicia española, apostada en los techos de los edificios, sorprendió al grupo con una fuerte resistencia, causando gran confusión entre los rebeldes armados que salieron del pueblo. Durante la retirada, una banda de insurrectos, liderada por el lugarteniente Joaquín Parrilla, fue sitiada por militares del ejército español. Durante el sitio, los militares españoles piden a los insurrectos la rendición, a lo que el lugarteniente Parrilla contestó: “Parrilla no se rinde”. Inmediatamente se produce un tiroteo dejando muertos la totalidad de la tropa sublevada. Cuando los revolucionarios recibieron la orden de retirada, luego de aceptar que les sería imposible por el momento tomar el pueblo, el pepiniano Venancio Román en vez de retirarse decidió batirse con el enemigo y dejar la siguiente frase para la historia: “yo he venido a pelear, no he venido a huir…! Viva la libertad de Puerto Rico!” Otro pepiniano, Casto Santiago, también murió en la batalla desarrollada en la plaza. Murieron en combate 6 revolucionarios, seis heridos y siete prisioneros. Ese día unos 20 rebeldes fueron capturados, entre ellos el joven de 20 años Juan Rius Rivera, quien más tarde se convirtió en el Comandante en Jefe del Ejército de Liberación en el occidente de Cuba. Unos 6 rebeldes perdieron la vida en la plaza de San Sebastián con varias decenas de heridos. Otros rebeldes fueron asesinados días después en los campos de Puerto Rico combatiendo con las tropas españolas, entre ellos, Manolo el Leñero, Mathias Brugman, su hijo Héctor Brugman y Baldomero Baurer, asesinados en combate el 30 de septiembre de 1868 en Yauco. Esta batalla resultó ser un grave revés para las fuerzas revolucionarias de la República de Lares, ya que nunca más volverían a tomar el campo de batalla en contra de las tropas españolas.

image

Blanca Canales

Nació en el Barrio Coabey de Jayuya, el 17 de febrero de 1906, dentro del seno de una familia políticamente activa. En 1947 después de 10 años de cárcel y destierro, comienza a planificar un levantamiento que se llevaría a cabo a principios del 1952. Fue la primera mujer que lideró una revuelta contra los Estados Unidos, en el 1950. Blanca Canales, Elio Torresola y Carlos Irizarry tomaron el pueblo de Jayuya y Blanca desplegó la monoestrellada entonces proscrita junta al joven Heriberto Marín, y proclama La Segunda República de Puerto Rico. Fue una de las 28 trabajadoras sociales de profesión  y vocación que formó parte de la Segunda Unidad Rural de Puerto Rico. Su desempeño como trabajadora social en los campos de Puerto Rico, es lo que certifica su gesta nacional. A sus 84 años decía: “me siento tan comprometida y firme como el mismo 30 de octubre de 1950”. 

image

image

Blanca Canales en su vejez portando un rifle.

image

El arresto de Blanca Canales en Jayuya, Puerto Rico.

Fuente: Universidad de Puerto Rico Recinto de Río Piedras salón de la Fets (Federación de Estudiantes de Trabajo Social)

Pioneros de la revolución

Una isla que entregó sus llaves vs una isla que nunca lo hizo. A Puerto Rico le costo la libertad y en un principio todo se vio como una maravilla, más bien Puerto Rico parecía la vitrina del mundo que le decía a todos los otros países que estar unido a Estados Unidos les traería mucho beneficio, en cambio Cuba sufrio ante la crisis de los misiles  que luego conllevó al bloqueo; démosle “Fast Foward” a esto ahora, Puerto Rico todavía sigue colonizado mientras los demás países han avanzado económicamente. Mientras la Guerra Fría estaba a flor de piel y, muchos países aprovecharon el momento para efectuar su revolución y declarar su independencia, Puerto Rico gozaba de un estatus “envidiable” sin saber lo que se avecinaba en el futuro.

Hoy día Puerto Rico va de mal en peor y, para colocar un país como ejemplo, Cuba es aun libre de soberanías extranjeras y ahora va a comenzar a restaurarse económicamente. ¿Funcionó o no funcionó la Revolucion? Fidel, malo o bueno que haya sido, ahora puede morrir contento porque no se dejó controlar. Mientras Fidel y otros libertadores morirán contentos, hay un procer enterrado en República Dominicana (Eugenio María de Hostos) que dijo que cuando Puerto Rico sea libre podrán mover sus restos a la isla, ese aun se está revolcando en la tumba.

PD: Las Revoluciones se hacen para el futuro de una nación y le veo buen futuro a quien ahora va crear un nuevo estandar cuando se trata de turismo.

image

Ley de mordaza

image

El 21 de mayo de 1948 la Asamblea Legislativa de Puerto Rico bajo el Partido Popular Democrático (PPD), aprueba en sesión tres proyectos de ley encaminados a castigar toda acción contra el Gobierno de la Isla. No es hasta el 10 de junio del mismo año que se convierte en la Ley 53 que declaraba “delito grave el fomentar, abogar y aconsejar o predicar, voluntariamente o a sabiendas, la necesidad, deseabilidad o conveniencia de derrocar, destruir o paralizar el Gobierno Insular por medio de la fuerza o la violencia”. También incluye como delito el imprimir, publicar, editar, vender, exhibir u organizar o ayudar a organizar cualquier sociedad, grupo o asamblea de personas que fomenten la intención de derrocar, paralizar o destruir el Gobierno Insular. Como penalidad se constituye con un máximo de 10 años de cárcel, $10,000 de multa o ambas por cometer dichos actos celebrados por un tribunal de derecho. Esta ley fue bautizada por el Representante Leopoldo Figueroa como lo que hoy conocemos “Ley de la Mordaza”, quien consideraba esta ley como una “burda copia de la Ley Smith norteamericana (1940 – dirigida contra el auge del Partido Comunista de Estados Unidos) y forma parte de la legislación represiva y tentadora de la libertad de expresión y una violación a los derechos civiles”. La Ley de la Mordaza de Puerto Rico fue dirigida claramente contra el Partido Nacionalista y con la llegada de Albizu Campos en diciembre de 1947, muchos fueron arrestados y sentenciados a cárcel por esta ley anti-democrática por solo pronunciar un discurso, como el poeta lareño Francisco Matos Paoli, el abogado y Secretario del Partido Nacionalista Julio Pinto Gandia, la estadounidense Ruth Reynolds, entre otros. La Ley 53 fue abolida en 1956, pues ya había cumplido su propósito.

La ley estipulaba lo siguiente:

Artículo 1 – Constituirá delito grave, castigable con pena máxima de presidio de diez anos o multa máxima de $10,00, o ambas penas, la comisión por cualquier persona de cualquiera de los siguientes actos:

1. fomentar, abogar, aconsejar o predicar, voluntariamente o a sabiendas, la necesidad, deseabilidad o conveniencia de derrocar, destruir o paralizar el Gobierno Insular, o cualquier subdivisión política de este, por medio por medio de la fuerza o la violencia

2. imprimir, publicar, editar, circular, vender, distribuir o públicamente exhibir con la intención de derrocar, paralizar o destruir el Gobierno Insular o cualquiera de sus divisiones políticas, cualquier escrito o publicación donde se fomente, abogue, aconseje o predique la necesidad, la deseabilidad o conveniencia de derrocar, paralizar o destruir el Gobierno Insular o cualquier subdivisión política de este, por medio de la fuerza o la violencia

3. organizar o ayudar a organizar cualquier sociedad, grupo o asamblea de personas que fomenten, aboguen, aconsejen o prediquen la derogación o destrucción del gobierno insular, o de cualquier subdivisión política de este, por medio por medio de la fuerza o la violencia

Artículo 2 – Todo juicio que se celebre por violación alguna a esta Ley deberá celebrarse por tribunal de derecho

Artículo 3 – Si parte de esta Ley es declarada anticonstitucional, el resto de ella deberá substituir en todo su vigor.

Artículo 4 – Esta Ley, por ser de carácter urgente y necesario, empezara a regir inmediatamente después de su aprobación 10 de junio de 1948

Como objetivo de esta Ley Mordaza era investigar y detener el nacionalismo militante, el Partido Nacionalista y su líder, Albizu Campos ya que se le había acusado como el que iniciaba los movimientos de huelgas en la Universidad de Puerto Rico.

Resultados de la ley:

Tan pronto la Ley 53, mejor conocida como la Ley de la Mordaza, fue aprobada se desata una década de represión política. Esta ley ayuda al nuevo gobernador a ejercer su puesto sin miedo de deshacerse de la oposición política, especialmente del sector independentista y nacionalista. En las elecciones generales de 1948 se elige a Luis Muñoz Marín como el primer gobernador puertorriqueño escogido por el voto del pueblo de Puerto Rico, y el 2 de enero de 1949 toma posesión oficialmente del cargo. Factores como la represión legalizada por medio de la Ley de la Mordaza, la inestabilidad del estatus colonial y el cambio de posición del gobernador por desistir buscar la independencia llevaron a que la gente de Puerto Rico creciera en rencor. Con la llegada y ayuda del líder Pedro Albizu Campo se comienza a preparar un levantamiento en armas. El 30 de octubre de 1950, muchos puertorriqueños se habían organizado para llevar a cabo la Revolución Nacionalista con el objetivo de declarar la independencia de Puerto Rico, lo cual tuvo inicio en Jayuya, mejor conocido como el Grito de Jayuya. En Jayuya ocurre la acción más importante, siendo capturado el pueblo por nacionalistas. Otros pueblos como Peñuelas, Ponce, Arecibo, Utuado, Naranjito y Mayagüez también ocurre acciones en los cuales resultan muertos nacionalistas y policías. Además, se realizó un ataque en La Fortaleza, la casa del Gobernador Muñoz Marín, por un grupo de cinco nacionalistas con intenciones de matar al gobernador. Cuatro años más tarde se atacó al Capitolio de los Estados Unidos y la casa Blair, donde se hospedaba el Presidente Estadounidense Harry Truman. Luego de estos acontecimientos se hace el primer arresto por violación de la Ley 53. El arrestado fue el líder de Partido Nacionalista Pedro Albizu Campos. Junto con este arresto se comienzan los arrestos masivos para interrogar participantes de los Partidos Independentista y Nacionalista. Años después, muchos artículos fueron escritos acerca de este acontecimiento. Uno de los artículos que explica la historia legislativa de esta ley fue el artículo de David M. Helfeld (1964) titulado “Discrimination for Political Beliefs and Associations”. Helfeld sostiene que esta ley fue aplicada más bien en contra de los líderes y seguidores nacionalistas, al igual que fue usada para molestar e intimidar personas y grupos minoritarios para evitar una revolución.

Fuente: Acosta Lespier,, Ivonne (2008). La Mordaza. Editorial EDIL.

Delgado Cintron, C. (Septiembre 1976). La Gran Enciclopedia de Puerto Rico. Puerto Rico en la Mano y La Gran Enciclopedia de Puerto Rico, Inc. San Juan.

https://es.m.wikipedia.org/wiki/Ley_53_de_Puerto_Rico

¿Por qué en Puerto Rico no tuvieron tanto ímpetu los movimientos independentistas del XIX?

1. La militarización de la Isla implicaba que un gran número de soldados españoles estaban ya aquí; por tanto, buena parte de la población “educada” estaba en la nómina de España.

2. Por la misma razón, Puerto Rico se convirtió en santuario de europeos que llegaron a nuestras costas huyendo de las revoluciones en los países que ellos habían controlado hasta entonces. A pesar de que llegaron tarde, sus voces fueron decisivas en el rumbo futuro de la política conservadora.

3. Las personas más ricas en Puerto Rico eran peninsulares: controlaban los medios de comunicación y contaban con recursos para respaldar económicamente ejército y pandillas.

4. El panorama económico se vislumbraba mejor para sectores más ricos.

5. Los líderes independentistas tenían varios elementos en común entre ellos, todos eran abolicionistas y poseían solvencia económica (hacendados o profesionales).

6. El campesino puertorriqueño tenía como prioridad su propia subsistencia, por tanto, los discursos políticos les resultaban irrelevantes:
              En el Grito de Lares participaron también esclavos y asalariados con la promesa de que su situación mejoraría.
              Aun así, el movimiento independentista fue liderado por la clase acomodada criolla que en Puerto Rico había cometido grandes atropellos contra los campesinos generando desconfianza.

7. España concedió poderes especiales a los gobernadores para reprimir movimientos separatistas.
image