Archivo de la etiqueta: Puerto Rico

​El Plan Tugwell y la creación del ELA 

Contrario a lo que piensan la mayoría de los puertorriqueños, las principales reformas económicas en Puerto Rico fueron realizadas entre 1940 a 1946 por el gobernador Rexford Guy Tugwell y no por Muñoz Marín. 

Tras el asesinato del coronel Riggs el senador Millard Tydings presentó un proyecto de ley (1936) para conceder la independencia a Puerto Rico. El primero en oponerse fue el presidente Roosevelt. Albizu Campos se reunió con el liderato político del país para crear una Constituyente, pero en el proceso él y el liderato nacionalista fueron arrestados y encarcelados. El presidente Roosevelt tenía otros planes para mantener a PUR bajo la tutela estadounidense. Él sabía que el senador por Maryland, Millard Tydings tenía gran poder e influencia en el Senado. En las Filipinas se creó el primer Estado Libre Asociado (Commonwealth) en 1936. El plan de Roosevelt trabajó en dos frentes, nombrando a Winship ha Riggs. Logró eliminar al liderato nacionalista que venía tomando gran auge entre el pueblo puertorriqueño. El segundo frente fue nombrar a su ayudante, Rexford Tugwell, para realizar un plan de reformas económicas en PUR. Se recluta a Carlos Chardón para que administre la PRERA y la PRRA. Tugwell es nombrado gobernador en 1941 por el presidente Roosevelt y apadrina a Luis Muñoz Marín. Para dar fuerza a Muñoz Marín, electo al senado en 1940, fue nombrado presidente de ese cuerpo. Tugwell redacta una serie de leyes y se las adjudica a la Cámara y al Senado de Puerto Rico. Se crea un comité en el Congreso (Comité Tugwell) para apoyar las reformas de Tugwell (con el apoyo de Roosevelt). En 1941 se aprueba la Ley de los 500 acres y la Ley de Tierras que permitió el repartimiento de miles de parcelas a campesinos; se crean fincas familiares (de 5 a 25 cuerdas). En 1941 Tugwell crea la corporación pública Autoridad de Fuentes Fluviales (hoy la AEE), meses después se crea la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados y se fundó la Junta de Planificación en 1942. Se crea la Compañía de Fomento Industrial en 1942 y el Banco Gubernamental de Fomento. 

Tugwell nombra a Teodoro Moscoso para dirigir esas dos entidades. Una de las primeras gestiones de Fomento Industrial fue comprar y ampliar una fábrica de cemento en Ponce, para la construcción de casas y carreteras. Más tarde esa fábrica de cemento el gobierno del ELA se la vende a Luis A. Ferre. Con la excusa del conflicto de la II Cuerra Mundial, Tugwell promovió también mayor dominio militar y la expropiación forzosa de tierras para uso militar, favorecido especialmente el Navy, que prácticamente se quedó con el este de PUR, con Vieques y Culebra. El propio Tugwell prepara la Ley 600, avalada por el presidente Truman que sustituyó a Roosevelt tras su muerte.

Cuando Muñoz Marín toma la gobernación en 1949 ya Rexford Tugwell había hecho las reformas pertinentes de las cuales el ELA se beneficia más tarde. Todas estas reformas fue con la oposición tenaz de los monopolios azucareros, que Muñoz Marín le llamo los “pulpos económicos”. Muy claro se ve que el creador del ELA y las reformas económicas en Puerto Rico fue Rexford Tugwell con el apoyo de los presidentes Roosevelt y Truman, y por ende del Congreso. De esa manera lograron que los puertorriqueños le dieran la espalda al proyecto Tydings, a la Constituyente de Albizu y a la soberanía nacional.

Federico Trilla Aguiar

Nació en Fajardo el 29 de mayo de 1891, su padre fue Francisco Trilla de profesión comerciante y su madre Amalia Aguiar. Tuvo dos hermanos Rosa y Francisco. Sus primeros años de vida los pasó en Fajardo. A principios del siglo XX en (1905) y a la temprana edad de 14 años se fue a estudiar a Chicago y 8 años después, en 1913 se graduó en el Chicago College of Medicine & Surgery, que estaba adscrito a la Facultad de Medicina de la Universidad de Valparaiso de Chile. Al graduarse le ofrecieron ser Director del Departamento de Obstetricia y Ginecología y también le ofrecieron una beca para estudiar Dermatología y Medicina Tropical en Londres, pero declinó las ofertas para regresar a Puerto Rico. 

De regreso a Puerto Rico colaboró con prestigiosos científicos. Ese grupo de médicos destacados visitaron varios pueblos del interior de la isla realizando estudios que lograron contener las uncinariasis. Su vida la dedicó a servir y atender a los puertorriqueños, excepto por un breve periodo de tiempo en 1918, que sirvió en el ejército durante la primera guerra mundial. En el 1919, fue designado Director de Beneficencia en Trujillo Alto y en 1920 luego a Carolina donde estuvo hasta su muerte. En Carolina atendió a los enfermos, siendo el único médico en esa area que fungía también en ocasiones como Director de Servicios Municipales de Beneficencia. En febrero de 1925 un articulo de “Cato Consciente”, en la correspondencia fustigaba a la nueva administración municipal por tratar de atender los 18 mil habitantes del municipio con un sólo médico. La administración deliberaba cerrar el hospital, calculando no tener los recursos para mantenerlo abierto adecuadamente. 
En esa coyuntura el doctor Trilla escribió un manifiesto, que procedió a fijar en lugares públicos del pueblo. Una copia de ese manifiesto del doctor Trilla ha sido preservada en la colección Junghanss del Archivo General de Puerto Rico. 

En parte lee “Callar y hacerme cómplice de las más cruel maldad hacia el pueblo pobre no sería justo…Es una bofetada muy fuerte que se da en pleno rostro a la sociedad de Carolina en general…No hay economías estableciendo el hospitalillo. Las economías que se harían clausurando los servicios de nuestro Hospital Municipal sólo aparente…Ahora, señores de la Asamblea, permitidme hacer una pregunta ¿es justo, humanitario y patriótico el negarle a una colectividad de 16,000 habitantes los servicios de 16 camas de hospitalización por hacer la mala economía de $1,196.00”. 

En Carolina, conoció a Marina Piñero Jiménez, hermana de don Jesús T. Piñero, con quien se casó y fueron padres de cuatro hijos: Emilio Francisco, el mayor y el cual estudió medicina, Jesús Federico, que estudió ingeniería, Nilda Marina, quien era bibliotecaria y Marina quien completó un Bachillerato de Ciencias Domesticas. Su matrimonio con la hermana del que fue primer Gobernador Puertorriqueño, Don Jesús T. Piñero, lo llevo a relacionarse con la industria de la Ganadería, con cuyos ingresos compensaba lo que dejaba de recibir por practicar desinteresadamente su profesión médica. 

El Doctor Trilla, era conocido en toda el área por su desprendimiento y su interés en atender, con o sin paga, a todo aquel que solicitaba sus servicios. Fue esta reputación conocida por todos lo que motivó que cuando fueron a construir el Nuevo Hospital de Carolina, un grupo de Lideres Cívicos, entre los que se encontraban Fortunato Vizcarrondo, Victor Velázquez Walker y los hermanos Carlos Miguel y Luis Rivera Ayala (estos tres hermanos conocían la trayectoria del doctor Trilla, ya que su padre Don Félix Rivera Rivera había sido Alcalde de Carolina en la década de 1920 y lo había nombrado para trabajar en el Municipio), movilizaron a los Kiwanis, la Logia Masónica y otros grupos, para peticionar a la Asamblea Municipal  que designase el Hospital con el nombre Dr. Federico Trilla como un gesto de justicia y reconocimiento a quien se sacrificó por los enfermos de su pueblo adoptivo. Desafortunadamente el Doctor Trilla falleció en el 1981, antes de inaugurarse el Hospital y su sepelio fue una inmensa demostración de duelo y agradecimiento de aquel pueblo que lo acogió con cariño como uno de los suyos. 
La muerte no borró sus huellas y 18 años después, en el 1999 falleció su viuda, Doña Marina. El pueblo nuevamente se desbordó a despedirse de la esposa del que fue el portaestandarte de la Medicina en Carolina.

Fuenye: Gerardo Ayala Rivera en biografías puertorriqueña 

La junta de control fiscal acaba de darle un gran golpe a Puerto Rico

Aquí lo aprobado por la junta de control fiscal el día de hoy:

  • IVU a compras internet
  • Aumento al impuesto a la propiedad
  • Aumento Marbetes
  • Aumento a seguro ACAA
  • Aumento al Seguro compulsorio
  • Aumento a Multas de Tránsito
  • Aumento a Tablillas de Vehículos
  • Aumento a Aranceles Tribunales
  • Aumento a Sellos Hacienda
  • Aumento a Comprobantes Hacienda
  • Aumento a Permisos
  • Aumento impuesto ingresos exentos
  • Impuestos a Distribución de Ganancias
  • Aumento a la AMA
  • Aumento ATI
  • Aumento a Peajes
  • Aumento a Regalías (Royalties)
  • Aumento a cargos por Servicio
  • Aumento Cargos a Alquileres en el Gobierno
  • Aumento en Peajes de carriles expreso
  • Aumento a Permisos de Salud
  • Aumento a Permisos de Bomberos
  • Aumento a Permisos de Recursos Naturales
  • Eliminación de créditos por desarrollos turísticos
  • Eliminación de créditos a Fondos de Inversión de Capital
  • Eliminación de créditos por Inversión en Vivienda
  • Eliminación de créditos por Vivienda de Interés Social
  • Eliminación de créditos por Ley de Conservación de Puerto Rico
  • Eliminación de créditos por Revitalización de los Centros Urbanos
  • Eliminación de créditos por Ley de Incentivos Económicos parar el Desarrollo
  • Eliminación de créditos por Ley de Desarrollo Turístico
  • Eliminación de créditos para la Industria Fílmica en Puerto Rico
  • Eliminación de créditos para la Inversión en Facilidades de Desperdicios Sólidos
  • Eliminación de créditos por donativos a fundaciones de exgobernadores
  • Eliminación de créditos para la construcción de vivienda para envejecientes
  • Eliminación de créditos en Secciones 1051.09, 1051.07, 1052.03 y 4050.10 del Código de Rentas Internas
  • + 53 exenciones eliminadas en tu Planilla

Todo esto ​junto a los recortes de dinero a la UPR (450 millones en 3 años) 

Fuente: Datos recopilados por Marcos Pérez-Ramírez

Alejandro González Malavé: el agente encubierto que condujo la muerte de los independentistas en el Cerro Maravilla

$275.37 fue lo que cobró el agente encubierto Alejandro González Malavé después de conducir a la muerte a los jóvenes independentistas, Arnaldo Darío Rosado y Carlos Soto Arriví, al Cerro Maravilla. 

González Malavé, quien aquel 25 de julio de 1978 condujo a Rosado y a Soto Arriví hasta el área de Toro Negro en Villalba, bajo el alegado entendido de que iban a sabotear unas torres de antenas. A su llegada Rosado y Soto Arriví fueron emboscados por policías y asesinados de rodillas. “Recibí de S-7 (agente contacto) la cantidad de $245 por concepto de mi paga correspondiente a la primera quincena del mes de agosto de 1978”, detalla un recibo firmado a puño y letra por “El Fraile”. En el recibo de la paga correspondiente a la segunda quincena de julio de 1978, la cantidad que recibió González Malavé, aparece en blanco. Sin embargo, el talonario que acompaña el recibo, dice que la paga neta fue de $275.37. Miles de documentos y memorandos confidenciales de la desaparecida División de Inteligencia de la Policía, algunos con nombres tachados, muestran el doloroso carpeteo y la persecución que sufrieron miles de puertorriqueños.

González Malavé nació el 20 de mayo de 1957. De una familia pobre, se crió con sus padres y un hermano menor en la barriada Monacillos, en Río Piedras.  Además de la Gabriela Mistral estudió en las escuelas Santiago Iglesias Pantín y Juan B. Heyke. Los policías que participaron en Maravilla alegaron que actuaron en defensa propia, pero en las vistas que realizó el Senado en 1982, bajo la batuta del abogado Héctor Rivera Cruz, se develó que los jóvenes fueron asesinados. Los policías fueron encontrados culpables a nivel local de asesinato y en el foro federal de perjurio. González Malavé fue acusado de secuestrar al chofer Julio Ortiz Molina, pero fue absuelto en febrero de 1986.  En abril de ese mismo año fue asesinado a tiros en la marquesina de la residencia de su madre, en la urbanización Santa Juanita, en Bayamón. El caso nunca se esclareció. El abogado de El Fraile, alega que fue una víctima

Su abogado, Héctor Santiago, dice que González Malavé “también fue una víctima como los muchachos que murieron allá arriba” y que la Policía lo utilizó. “Alejandro me dijo a mí que estaba arrepentido”, sostuvo el abogado. Sin embargo, durante las vistas del Senado ni en ningún otro proceso público, González Malavé expresó arrepentimiento de los fatídicos sucesos.Fuente: Primera Hora

Primera luchadora independentista: Maria de las Mercedes Barbudo

Nuestra primera luchadora independentista y prisionera política fue una mujer – María de las Mercedes Barbudo 

El 22 de octubre de 1824 María de las Mercedes Barbudo fue llevada ante un magistrado y condenada a cárcel por sus actividades subversivas contra el gobierno español, convirtiendose en la primera prisionera política de Puerto Rico. Siendo joven, María de las Mercedes, abrió una tienda de artículos de costura en San Juan, especializada en la venta de botones, hilos y telas. Con el tiempo se convirtió en una empresaria exitosa como proveedora de préstamos personales. Así comenzó a moverse en círculos prominentes y con personas tales como Ramón Power y Giralt, el obispo Juan Alejo de Arizmendi, el artista José Campeche. Tenía una mente liberal y, como tal, a menudo fomentaba encuentros con intelectuales en su casa. Se hablaba de la situación política, social y económica de Puerto Rico y del Imperio español en general. Mercedes Barbudo se hizo amiga y escribió a muchos revolucionarios venezolanos, entre ellos a José María Rojas. También recibía revistas y periódicos de Venezuela, que confirmaban los ideales de Bolívar. Trás interceptar su correo, el gobierno español de Puerto Rico la arresta y fue detenida en el Castillo de San Cristóbal hasta su juicio el 22 de octubre de 1824. El 25 de octubre, fue puesta a bordo del barco El Marinero y llevada a la cárcel de mujeres de la Habana, Cuba.

Con la ayuda de las facciones revolucionarias, María de las Mercedes escapó y se fue a Santo Tomás, en las Islas Vírgenes. Con el tiempo, pudo llegar a La Guaira en Venezuela, donde pudo encontrase con su amigo José María Rojas. Así, fueron a Caracas, donde se encontró con el patriota Simón Bolívar. Colaboró con el general puertorriqueño Antonio Valero de Bernabé. También estableció una estrecha relación con los miembros del gabinete de Bolívar, incluyendo a José María Vargas; que, más tarde sería elegido como el cuarto presidente de Venezuela. Ella trabajó en estrecha colaboración con el gabinete.

Barbudo nunca regresó a Puerto Rico. Murió el 17 de febrero de 1849 en Caracas, Venezuela.

Votar te hace cómplice 

El archipiélago de Puerto Rico se encuentra en una coyuntura histórica importante y no es para menos; el estatus político colonial, la crisis fiscal actual, la imposición de la ley PROMESA, que constituye un cuerpo político  dictatorial llamado “La junta de control fiscal”; son varias de las cosas a las que se enfrenta de cara al futuro. Momentos críticos como estos dan paso a que se den explicaciones simples a situaciones complejas y de envergadura. Situaciones que se han introducido a sabiendas de quien saldrá beneficiado/a y a espaldas de quien vivirá sin entender las manifestaciones de dichos mecanismos. “¿Por qué votar me hace cómplice?” “Siempre me han dicho que el que no vota no puede opinar”.

Vamos a comenzar por establecer que Puerto Rico tiene técnicamente 5 constituciones: Ley Foraker (1900), Ley Jones (1917), la Ley 600 (leyes de relaciones federales), la Constitución de Puerto Rico y la Constitución de Estados Unidos por la subordinación colonial. Esta última sólo subordina a la constitución del territorio de Puerto Rico y no lo protege como en ocasiones se cree. Puerto Rico es un territorio no incorporado y por ende no está protegido por la Constitución de Estados Unidos sino que sujeto a las disposiciones de ella. Por otro lado, existe la cláusula de supremacía en el artículo VI de la Constitución de Estados Unidos. Esta cláusula afirma que todas las leyes que fueron impulsadas por la Constitución de Estados Unidos y todos los tratados hechos bajo la autoridad de la metrópolis son la ley suprema (véase el Tratado de París que impone la voluntad del Congreso de los Estados Unidos sobre Puerto Rico). ¿Cómo se sostiene el estatus colonial (legalmente) de Puerto Rico? A parte de que se sostiene en la violencia e imposiciones que provienen de la metrópolis, también hay una triquiñuela o trama detrás de todo esto, que se pinta de sutileza y democracia. Aunque parezca gracioso el mecanismo que oprime a toda una nación se hace desde la concepción de la democracia (la democracia representativa). La democracia representativa es el mecanismo por el cual, en colectivo, un grupo de personas escogen a sus representantes para que lideren sus decisiones o creen políticas públicas cónsonas con sus necesidades. Para que estos procesos y decisiones sean legales El Pueblo de Puerto Rico debe votar. No es hasta que llegamos a esta etapa que comienza la intriga. ¿Qué es El Pueblo de Puerto Rico? El Pueblo de Puerto Rico legalmente es un ente creado por Estados Unidos mediante la Ley Foraker. Al buscar el art. 7 de dicha ley nos dice:

Art. 7. [Ciudadanos de Puerto Rico; creación de un cuerpo político bajo el nombre de El Pueblo de Puerto Rico]
“Todos los habitantes que continúen residiendo allí, los cuales eran súbditos españoles el día once de abril de mil ochocientos noventa y nueve, y a la sazón residían en Puerto Rico, y sus hijos con posterioridad nacidos allí, serán tenidos por ciudadanos de Puerto Rico, y como tales con derecho a la protección de los Estados Unidos; excepto aquellos que hubiesen optado por conservar su fidelidad a la Corona de España el día once de abril de mil novecientos, o antes, de acuerdo con lo previsto en el Tratado de Paz entre los Estados Unidos y España, celebrado el día once de abril de mil ochocientos noventa y nueve; y ellos, en unión de los ciudadanos de los Estados Unidos que residan en Puerto Rico, constituirán un cuerpo político bajo el nombre de “El Pueblo de Puerto Rico,” con los poderes gubernamentales que se confieren más adelante, y la facultad de demandar y ser demandados como tales.”

Esto quiere decir que El Pueblo de Puerto Rico es un ente político o corporación creada mediante esta ley y no un cuerpo creado desde el ejercicio de ciudadanía del colectivo boricua. Con la creación de dicho cuerpo se comenzó a legalizar la colonia y posteriormente a realizar el ejercicio por el cual se sostiene dicha estructura (el voto). No obstante, si Puerto Rico es un territorio colonizado y la estructura se sostiene mediante el voto; ¿qué vienen siendo los gobernantes del territorio? Sencillo, los administradores del territorio colonizado. Si buscamos la ley antes comentada y nos dirigimos al art. 17 encontraremos que expone: Art. 17. [Gobernador] “…y en este particular tendrá todas las atribuciones de gobernadores de Territorios de los Estados Unidos, que no sean localmente inaplicables; y anualmente y cada vez que se le ordene, informará oficialmente sobre la administración del Gobierno de Puerto Rico, por conducto del Secretario de Estado, al Presidente de los Estados Unidos”. El problema es que al votar se sostiene la estructura creada mediante la ley Foraker (y las leyes subsiguientes), se elige quien administrará el territorio colonizado y cada persona que lo hace se alinea a la democracia representativa, democracia que se ejerce cada cuatro años. Cuando se habla de alinear también se debe tener en cuenta que al decir quienes son las personas que representan al colectivo se capacita a esas personas a tomar las decisiones que crea pertinentes (préstamos, recortes, venta de corporaciones, etc.), o sea, que para poder realizar un ejercicio de democracia debes esperar cuatro años o el tiempo que quede para volver a ejercer el voto que dicho sea de paso la metrópolis también lo detalló e impuso en la ley Jones que de igual manera se válida mediante el voto y cito:

Art. 29. [Elecciones; modificaciones en los distritos o en los municipios]: “Las próximas elecciones en Puerto Rico se celebrarán el año mil novecientos diecisiete, el día 16 de julio. En ellas se elegirán los senadores y representantes, un Comisionado Residente en los Estados Unidos y dos Comisionados de Servicio Público, según se provee en esta Ley. Después de esas elecciones, las sucesivas tendrán efecto el primer martes después del primer lunes de noviembre, a contar desde el año 1920, y cada cuatro años después, y el término del cargo de todos los funcionarios municipales que hayan sido elegidos antes de ahora…”

Por otro lado, si buscamos el art.12 de la Ley Jones encontraremos la forma y manera en que está montada la estructura del poder ejecutivo en la isla y el título o nombre que lleva dicho puesto. Podría parecer redundante pero ese ente es otra creación de la metrópolis mediante una ley y la única manera de validarlo es sosteniendo la estructura. Cito: Ley Jones Art. 12. [Gobernador]: “El poder ejecutivo supremo residirá en un funcionario ejecutivo, cuyo título oficial será “El Gobernador de Puerto Rico.” En las elecciones generales del 1948 y en cada una de las que se celebren en lo sucesivo cada cuatro años, los electores capacitados de Puerto Rico elegirán el Gobernador de Puerto Rico, quien ocupará el cargo por el término de cuatro años a partir del segundo día de enero siguiente a la fecha de las elecciones, y hasta que su sucesor sea electo y tome posesión. Ninguna persona será elegible para el cargo de Gobernador a menos que en la fecha de las elecciones sea ciudadano de los Estados Unidos, tenga por lo menos 30 años de edad, sepa leer y escribir el idioma inglés, y haya sido residente bona fide de Puerto Rico durante los dos años inmediatamente anteriores. Tales elecciones se celebrarán en la forma que actualmente o en lo sucesivo se disponga por ley para la elección del Comisionado Residente.”

Si nos damos a la tarea y leemos más adelante en el mismo artículo encontraremos las obligaciones y poderes que posee el ente de: “El Gobernador de Puerto Rico”, para administrar el territorio dominado por el creador de la ley y que será validado mediante el voto y cito: “(…) Será responsable de la fiel ejecución de las leyes de Puerto Rico y de los Estados Unidos aplicables a Puerto Rico, y siempre que fuere necesario podrá recurrir a los jefes de las fuerzas militares y navales de los Estados Unidos en la Isla, o convocar el posse comitatus , o llamar a la milicia para evitar o suprimir violencias ilegales, invasión, insurrección o rebelión y podrá en caso de rebelión o invasión, o de inminente peligro de las mismas, cuando la seguridad pública lo requiera, suspender el privilegio del auto de hábeas corpus, o poner la Isla o cualquier parte de ella bajo la ley marcial hasta que pueda comunicarse con el Presidente y conocerse su decisión en el asunto. Anualmente, y cada vez que se le ordene, informará oficialmente sobre la administración del Gobierno de Puerto Rico al departamento ejecutivo del Gobierno de los Estados Unidos que será designado por el Presidente según se dispone en la presente, informe que será transmitido al Congreso; y desempeñará aquellos otros deberes y funciones que en cumplimiento de la ley el Presidente delegare en él.” Los poderes en la estructura del territorio de Puerto Rico no son derechos sino concesiones que ha hecho la metrópolis y que mediante el sufragio del ente creado en la ley Foraker: “El Pueblo de Puerto Rico”; se consiente, aunque no se esté de acuerdo, las decisiones tomadas.

Por último, no es arriesgado después de explicar cómo se sostiene la estructura, plantear que mediante el voto se concreta la parcialización hacia la junta de control fiscal. Técnicamente se está  de acuerdo con dicho organismo, que nuevamente es una ley creada por la metrópolis para regir, administrar y articular su dominio sobre el territorio colonizado. Mediante el voto se elige la representación que administrará la colonia y que será controlada por la junta. ¿Sino se elige la estructura que finalidad tiene la junta? Buena pregunta para la discusión. ¿Si la junta es una dictadura que función tiene el gobierno que se elija? ¿Seguir instrucciones? En este 2016 volverá a reinar el imperio del inmovilismo que promueve el ejercicio democrático cada cuatro años. “Finalmente, cualquier nueva estrategia de desarrollo para Puerto Rico, no importa cuán sofisticada o brillante, está abocada a fracasar si ignora el hecho que Puerto Rico ha llegado al límite del desarrollo que puede lograr dentro de las restricciones que le impone un estatus político subordinado que resulta humillante para los puertorriqueños e indigno para Estados Unidos” (Sergio Marxauch del Centro para la Nueva Economía en vista pública en el Senado de los Estados Unidos). 

​¿Qué es la Independencia?

La Independencia significa, para los países, lo que para las personas adultas significa mandarse en su propia casa.  Es la forma que prácticamente todos los pueblos del mundo han escogido para gobernarse así mismos y ser dueños de su propio destino. La Independencia nos capacita para interactuar con el resto del mundo, con personalidad propia, a base de decisiones tomadas por nosotros mismos y no por un gobierno extranjero, o sin tener que pedir permiso. La Independencia es el derecho de nuestro pueblo a mandarse en su propia tierra mediante un gobierno plenamente democrático que proteja los derechos humanos y afirme nuestra nacionalidad e idioma.  

Es el disfrute de todos los poderes y atributos de la Soberanía que son necesarios para lograr mayor desarrollo y prosperidad, incluyendo los poderes para proteger y estimular nuestra industria, agricultura y comercio, controlar la inmigración y negociar acuerdos internacionales que amplíen mercados y promuevan inversiones de otros países.
Puerto Rico debe convertirse en una República Soberana, es decir, que debe tener autoridad plena sobre su territorio nacional y sobre sus relaciones Internacionales, sin intervención extranjera, y sujeta únicamente a su propia Constitución, la cual proveerá para un sistema de gobierno republicano y garantizará la vigencia de los derechos humanos. Naturalmente, los Puertorriqueños seremos reconocidos mundialmente como ciudadanos de La República de Puerto Rico, aunque la ciudadanía Americana (Estadounidense) que se nos impuso la deben mantener aquellas personas que interesen retenerla.

En términos económicos, será conveniente, tanto para Puerto Rico como para los Estados Unidos, acordar un Tratado de Amistad y Cooperación entre ambos países que provea un proceso de transición para transformar la economía de dependencia a una de producción y trabajo. Por supuesto, los Estados Unidos vendrán obligados a honrar los derechos adquiridos por las personas en Puerto Rico por aportaciones hechas o servicios brindados a los Estados Unidos antes de la proclama de la Independencia. El Tratado también contemplará el libre comercio entre ambos países como en la actualidad, y el libre tránsito de personas en una y otra dirección, como ha sido el caso hasta el presente.

​Antecedentes de la Insurrección Nacionalista de 1950 

Con la llegada de Pedro Albizu Campos el 15 de diciembre de 1947, comienza una nueva etapa de la resistencia nacional  y organización de la lucha de liberación.  En 1947 se aprobó en el Congreso de los Estados Unidos la Ley 447 que facultaba al pueblo de Puerto Rico a elegir su propio gobernador. Luis Muñoz Marín fue electo gobernador en 1948 mediante esa ley 447. Muñoz era el pupilo de Roosevelt como de Truman. Para poder conseguir mayor poder político había que eliminar a los principales promotores de la independencia en esa época, el Partido Nacionalista. Muñoz nombró a militares que fueron miembros de la inteligencia a los puestos de la policía (que para 1950 era una rama del Army), al General Salvador T. Roig y al coronel Astol Calero. Se le dejó a  Astol Calero Toledo todo el trabajo sucio relacionado a la persecución contra el Partido Nacionalistas. Los mítines de Albizu iban en auge y aumentando en público. Todos los discursos de Albizu Campos y de otros nacionalistas, como el abogado Julio Pinto Gandía y el poeta Francisco Matos Paoli eran transmitido por radio, y en las plazas, bares y negocios. La gente se reunían para escuchar a los líderes nacionalistas en la radio. A Los últimos mítines de Albizu asistieron miles de personas. Astol Calero movilizaba siempre decenas de policías a las cercanías de estas actividades nacionalistas. 

El jueves 26 de octubre de 1950 Albizu Campos dio uno de los discursos más concurrido en Fajardo, en el natalicio del General Antonio Valero de Bernabé. Decenas de autos de nacionalista se movilizaron desde Ponce, Arecibo y San Juan a la actividad en Fajardo. Al finalizar, un número de autos de los nacionalistas fueron interceptados por orden del coronel Astol Calero.  Entre los autos intervenidos el más notorio fue donde viajaban la estadounidense Ruth Reynolds, Ana Rita Pagán, Gladys Barbosa y José Mejías Flores, donde se encontró armas y documentos de actas de reuniones del Partido Nacionalista muy comprometedoras. Aparentemente las actas tenían los nombres de  miembros activos de nacionalistas en algunos municipios. Con esos documentos en mano, el coronel Astol Calero comenzó el 27 de octubre una caza de miembros del Partido Nacionalista. Movió todo su aparato policiaco a la ciudad de Ponce, el comité nacionalista con más militantes en Puerto Rico. 

Hay que recordar que el gobierno de Muñoz Marín (y el Congreso) estaba preparado para llevar a cabo un referéndum a principios de 1951 para aprobar la ley 600 y de facto el ELA, y según entendía el gobierno colonial los nacionalista no lo iban a permitir, por lo que la orden a Astol Calero era encerrar al mayor número de los nacionalistas por varios meses.

Tómas López de Victoria, encargado de la rama militar e inteligencia del Partido Nacionalista, era natural de Ponce. El día 27 de octubre, Tómas López de Victoria había recibido información secreta de la movilización policiaca ordenada por el coronel Calero, por lo que debió ir personalmente a hablar con Albizu Campos en San Juan. Mientras Astol Calero intentaba arrestar a los nacionalistas ponceños,  López de Victoria y Albizu Campos planificaron llevar a cabo la insurrección general a todo  Puerto Rico para el  día lunes, 30 de octubre a las 12 del mediodía, antes que el coronel Astol Calero lograra sus intenciones de realizar arrestos masivos de los miembros del Partido Nacionalista. Ese mismo día (27 de octubre) sin perder tiempo se contacto los enlaces en el presidio (Oso Blanco) para provocar un motín, para mantener ocupados a la policía insular. Entonces López de Victoria logró comunicarse con Melitón Muñiz Santos, presidente de la Junta Nacionalista de Ponce, para que sacara el arsenal de armas de Ponce que eran el más numerosos, contaba con decenas de pistolas 45, rifles y ametralladoras. Melitón Muñiz decidió llevar el arsenal de armas al Bo. Macaná de Peñuelas, a la residencia de su madre. Mientras López de Victoria llevaba el mensaje de la insurrección a  Raimundo Díaz Pacheco en el Bo. Buen Consejo de Río Piedras, a Mejías en Cayey y a José Antonio Negrón en Naranjito. Albizu mandó a  Pedro Ulises Pabón a llevar la orden a Arecibo a Juan Jaca Hernández, y Jaca Hernández llevó el mensaje del día y la hora de la insurrección a Heriberto Castro en Utuado y a Elio Torresola en Jayuya. 

Para el 28 de octubre todos esos pueblos ya estaban enterados del día y la hora de comenzar la insurrección. En la madrugada del 29 de octubre Juan Jaca Hernández  logró llegar a Mayagüez para dar el mensaje a Rafael Cancel Rodríguez. El mismo día 28 de octubre la policía de Puerto Rico estaba enterada de los planes y empezó a hacer bloqueos en casi todos los pueblos de la isla con la excusa de capturar a la centena de presos que se escaparon del Oso Blanco ese 28 de octubre de 1950, por lo que algunos historiadores indican que la Revolución de 1950 comenzó el 28 de octubre… La casa de Melitón Muñiz, en Ponce fue allanada por la policía el sábado 28 de octubre, donde se encontraron un gran número de pistolas, balas, algunos rifles y decenas de banderas nacionalista (la bandera puertorriqueña se clasificaba por los escritos de la policía como bandera nacionalista), todavía prohibida en 1950. Esa misma noche del sábado 28 de octubre Melitón Muñiz salía de Ponce con 8 compañeros hacia la finca que tenía su mamá en el Bo. Macaná de Peñuelas, con parte del arsenal. El domingo 29 de octubre regresa a Ponce a buscar otros compañeros nacionalistas.

​¿Necesitaría Puerto Rico un ejército propio sin la presencia militar norteamericana?

La Independencia es para establecer y mantener excelentes relaciones pacíficas de amistad y cooperación con todos los países del mundo. Por tanto, la institución militar no tendrá función alguna en una República de Puerto Rico que aspira a la eventual desmilitarización total del país. El ejemplo de Costa Rica, donde desde hace décadas se abolieron las fuerzas armadas, es elocuente precedente de cómo puede funcionar en plena democracia un país desmilitarizado. Para lograr este objetivo de desmilitarización, primero será necesario desmantelar el aparato militar norteamericano que existe en la actualidad, tal como ocurrió en Culebra, Vieques y Ceiba. Afortunadamente, debido al fin de la Guerra Fría, la importancia estratégico-militar de Puerto Rico se ha reducido marcadamente. A eso responde que toda la legislación plebiscitaria que consideró el Congreso de Estados Unidos en los últimos años contemplaba la posibilidad de negociar la eventual desmilitarización del país en la independencia. El objetivo será, naturalmente, el desmantelamiento de las bases militares de Estados Unidos en Puerto Rico.  Esto representaría la devolución de todo nuestro territorio nacional que actualmente ocupan las instalaciones militares de Estados Unidos, y que constituyen un importante recurso natural  que en la actualidad no podemos explotar para fines agrícolas, industriales, comerciales o turísticos de forma total y satisfactoria.

En el siglo XX y lo que va del siglo XXI, ninguna isla del Caribe ha sido invadida por una nación extranjera que no sean los Estados Unidos. Partiendo de que existirá un Tratado de Amistad y Cooperación entre Puerto Rico y Estados Unidos, no podemos esperar de dicho país un acto de agresión dentro del marco de las nuevas relaciones de igualdad y respeto entre los países. En el improbable caso de que ocurriere una agresión de algún país a un Puerto Rico independiente, la defensa de nuestro suelo corresponderá a los 3.5 millones de Puertorriqueños que viven en el archipiélago. En esa eventualidad contaríamos con el auxilio del Sistema Interamericano de defensa.  Puerto Rico ingresaría tan pronto fuese posible después de proclamada la Independencia a la Organización de Estados Americanos. Al ingresar al Sistema Interamericano, nos cobijaría el Tratado de Río de Janeiro, conforme al cual todas las naciones del Hemisferio, se han comprometido a auxiliar a cualquiera de sus miembros que sea víctima de una agresión internacional. El Tratado de Río de Janeiro también es conocido como El Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca.