Archivo de la etiqueta: patriota

Carmen Valentín Pérez

¿Conoces a Carmen Valentín Pérez?

            Carmen Valentín Pérez nace el 2 de marzo de 1946 en Campo Quebrada, Camuy (ubicado entre Camuy, Lares y Arecibo), pero se identifica estrechamente y sentimentalmente con Arecibo. Hija de padres agricultores los cuales no estudiaron: Wensesla Hernández Castro y Ramón Pérez López. Sus padres emigraron a EE.UU en los años 50 cuando Carmen tenía 11 años de edad, desde pequeña trató de adaptarse en un nuevo país pero nunca se sintió identificada con la cultura estadounidense.

            Cursó todos sus estudios en EE.UU, realizó estudios primarios en la escuela Católica Our Lady of Sarrows y se graduó de la escuela Providence/St.Mel High School en 1965. Recibió una licenciatura como maestra de escuela secundaría en español de Northeastern Illinois University y realizó una Maestría en Artes en Consejería de la Roosevelt University.

            Al estar en EE.UU se le despertó un sentido nacionalista a raíz del racismo y discrimen que existía en la época en contra de los puertorriqueños. Básicamente no se sentía aceptada, no se sentía que pertenecía a EE.UU. Por otro lado, sus padres desde muy pequeña le inculcaron la cultura puertorriqueña. Desde que sus padres llegaron a EE.UU vivieron en barrios altamente habitados por puertorriqueños y afroamericanos. Después de terminar el bachillerato en educación secundaria comenzaron a darse un sinnúmero de situaciones en EE.UU. Movimientos de izquierda como los Black Panters, empezaron a movilizarse y dar charlas, también el Partido Socialista puertorriqueño comienza a dar pasos estratégicos y abren comités en EE.UU. Estos dos últimos, simultáneamente protagonizan piquetes y algunas manifestaciones.

            Carmen comenzó a asistir a las charlas que brindaban estos partidos de izquierda, comenzó a asociarse y a aprender de ellos. Al mismo tiempo es contratada como maestra en la Tuley High School/Roberto Clemente High School donde luchó contra el racismo y el plan de estudio propuesto por la institución, basado en ignorar la realidad puertorriqueña. Mientras trabajaba como profesora, Valentín Pérez entró en conflicto con la Junta de Educación porque la escuela estaba en medio de una crisis provocada por un director racista y la falta de un plan de estudios correspondiente para estudiantes puertorriqueños. La comunidad,  con la ayuda de la Sra. Valentín y otros líderes de la comunidad forzó a la Junta de Educación de Chicago para transferir al director Herbert Fink y con esto logró presentar la historia y la cultura de Puerto Rico en su plan de enseñanza.

            A raíz de su plan de enseñanza comienza a tener problemas con el Dpto. de Educación, ya que el Dpto. la acusaba de dar contenido subversivo a los jóvenes. Logran trasladarla a una escuela de estadounidenses, Senn High Scool, en la cual solo duró tres meses debido a que renunció. A raíz de ese inoportuno traslado, los estudiantes descontentos comienzan a formar motines y el gobierno responsabiliza a Carmen por los mismos.

            A Carmen se le vinculó siempre con patrocinio tanto de la Asociación de Estudiantes de Irán y la Organización de Estudiantes árabes durante un intenso período de conflicto y controversia que llevó a muchos enfrentamientos físicos con la policía local, así como con la policía secreta del Shah, pero esto último solo fueron suposiciones nunca probadas. En la comunidad trabajó para derrotar el Plan de Chicago 21. Fue miembro fundador y presidente del Centro Bilingüe José de Diego y estaba en el consejo de administración de Aspira de Illinois. Valentín Pérez también fue miembro fundador del Centro Cultural puertorriqueño  Segundo Ruiz Belvis. La Sra Valentín Pérez ayudó a desarrollar diversos programas educativos y culturales para los reclusos de la prisión de máxima seguridad de hombres en Stateville, Illinois.

            Simultáneamente a estas situaciones, movimientos y trabajos de base, Oscar López era miembro del Comité de la Comunidad de Chicago (comité de maestros y estudiantes). Este Comité de la Comunidad realizaba trabajo de base sobre educación contra el racismo. En estos movimientos comunitarios es donde Carmen conoce y se vincula con Oscar López. Dichos movimientos comunitarios se llevaban a gran escala, ayudaban a los ciudadanos, existían alianzas solidarias con los afroamericanos y con las comunidades más vulnerables.

            Oscar, Carmen y otros miembros se dan cuenta que los movimientos comunitarios no estaban dando resultado para llamar la atención del gobierno; deciden organizarse e inmiscuirse en asuntos políticos.

            “Comenzamos a hacer acciones que le recordaran al mundo que Puerto Rico era una colonia y que los puertorriqueños no estaban de acuerdo”, comentario hecho por Carmen en la entrevista realizada en 2014.

            Después de mucho tiempo de militancia se encontraban  en Eventon Illinois, un barrio de gente blanca adinerada, un grupo de 11 integrantes entre ellos Carmen montándose en una guagua. Las personas residentes allí al ver mucho movimiento de personas, llamaron a la policía y cuando llegaron interceptaron al grupo y los interrogaron. La policía se percató de que tenían un revolver y todos fueron arrestados (4 de abril de 1980). Fue un poco difícil para la policía intervenir con el grupo puertorriqueño, la policía pensaba que eran iraníes militantes contra el Sha de Irán, ya que para ese momento histórico físicamente los puertorriqueños tenían un parecido a los iraníes. La policía de primera instancia no sabía como proceder con el delito, no sabía si acusarlos bajo la ley de armas o bajo la ley de sedición. Al poco tiempo la policía y el gobierno se dieron cuenta de que eran puertorriqueños por dos de los integrantes que ya estaban siendo buscados por el FBI.

            El FBI se unió a la policía y le imputaron conspiración sediciosa con intención de derrocar el gobierno de los EE.UU. El grupo trato de ampararse en los derechos internacionales como prisioneros de guerra, pero por el estatus colonial de Puerto Rico la petición fue denegada. Nunca se les brindó un juicio justo. Los juzgaron subjetivamente, dependiendo de su comportamiento en el tribunal o en el transcurso del proceso. “El juez no sabía nada de historia, no sabía que Puerto Rico era una colonia y que estaba bajo el dominio de EE.UU. Eso me enfermó y comencé un debate con él que desató su ira”, palabras de Carmen. El juez se molestó por la imprudencia de Carmen y partiendo de su comportamiento los juzgó a todos por igual, imputándole 98 años en un juicio que duró un año. “Le dije que en qué mundo vivía que no sabía que Puerto Rico era territorio de EE.UU”. “Quizás fue un poco culpa mía que me imputaran 98 años, en aquella época no había derechos como ahora”, palabras de Carmen en esta entrevista realizada en el 2014.

            En la prisión Carmen fue víctima de tortura psicológica hasta ser liberada al cabo de 20 años. Regresó a Puerto Rico después de su liberación impulsada por el amor su familia y a su tierra natal. Ella dijo: “Yo sentía que tenía trabajo que hacer aquí, el cuidado de mi madre y mi nieta. Además, siempre quise volver a vivir aquí. Nunca quise vivir en los Estados Unidos, que nunca me ha gustado nada  entre ellos el clima, la comida y el ambiente. La única razón por la que estuve allí fue mi participación en la lucha por la independencia de Puerto Rico. Sin embargo, a menudo visita Estados Unidos, ya que su único hijo, Antonio, y el resto de sus nietos viven en Chicago.

            Hoy, Carmen Valentín Pérez trabaja como tutora y profesora de Inglés en el Colegio Universitario de San Juan (CUSJ), donde ha trabajado desde 2003. Empezó en esta institución educativa un año después de salir de la cárcel. “Tratamos de ayudarlos para que puedan graduarse de la universidad. Ellos vienen en su mayoría de las escuelas públicas de Puerto Rico. Los estudiantes toman dos años en el campo de la salud y otros toman cuatro años de licenciatura en enfermería. Me gusta mucho mi trabajo como educadora, y me gustaría trabajar aquí hasta que me jubile dentro de unos años”. Carmen todavía hace presentaciones en la televisión puertorriqueña y la radio en la necesidad de la independencia de Puerto Rico y la libertad del preso político Oscar López Rivera, quien ha estado en prisión durante 34 años.

image

(Nuestro Addiel Florenzan con la Sra. Carmen Valentín)

Fuente: La información es resultado de una entrevista realizada por Addiel Florenzan a Carmen Valentín en el año 2014.

Blanca Canales

Nació en el Barrio Coabey de Jayuya, el 17 de febrero de 1906, dentro del seno de una familia políticamente activa. En 1947 después de 10 años de cárcel y destierro, comienza a planificar un levantamiento que se llevaría a cabo a principios del 1952. Fue la primera mujer que lideró una revuelta contra los Estados Unidos, en el 1950. Blanca Canales, Elio Torresola y Carlos Irizarry tomaron el pueblo de Jayuya y Blanca desplegó la monoestrellada entonces proscrita junta al joven Heriberto Marín, y proclama La Segunda República de Puerto Rico. Fue una de las 28 trabajadoras sociales de profesión  y vocación que formó parte de la Segunda Unidad Rural de Puerto Rico. Su desempeño como trabajadora social en los campos de Puerto Rico, es lo que certifica su gesta nacional. A sus 84 años decía: “me siento tan comprometida y firme como el mismo 30 de octubre de 1950”. 

image

image

Blanca Canales en su vejez portando un rifle.

image

El arresto de Blanca Canales en Jayuya, Puerto Rico.

Fuente: Universidad de Puerto Rico Recinto de Río Piedras salón de la Fets (Federación de Estudiantes de Trabajo Social)

La farsa del indulto de Luis Muñoz Marín al Dr. Pdero Albizu Campos

El 24 de septiembre de 1953 el Partido Independentista Puertorriqueño por voz de su presidente licenciado Gilberto Concepción de Gracia y Luis A. Archilla Laugier, Secretario General Interino, publicó una declaración en la que pide amnistía para los presos nacionalistas y repudia la propaganda político-partidista de presentar al Presidente del Partido Nacionalista como que está sufriendo una seria perturbación de sus facultades mentales. Nueve días más tarde de Teófilo Maldonado haber publicado en su columna “Lo que yo sé”, la noticia de la gravedad de Albizu Campos, se recibió la noticia del indulto del patriota, que contaba con sesentidós años. Su indulto respondió al temor de las autoridades de que muriera preso y debido a las presiones que se ejercieron desde diversos puntos del planeta, incluyendo sectores avanzados de los Estados Unidos, y de Puerto Rico en particular. Muñoz Marín alegó ante la prensa que el indulto se debía a un pedido por carta de su amigo José Figueres, Presidente de Costa Rica.

No obstante lo dicho por Muñoz Marín, el periodista William J. Dorvillier del San Juan Star, en un artículo titulado “A newsman’s account of a pardon”, del 3 de octubre de 1979, aclara para la historia que la supuesta carta de Figueres fue escrita el 30 de septiembre de 1953 por Arturo Morales Carrión, José Trías Monje, ex Secretario de Justicia y en ese momento Presidente del Tribunal Supremo de Puerto Rico y por Jorge Font Saldaña, fundador del Partido Popular Democrático. En su artículo Dorvillier explica en detalle lo sucedido en la residencia de Muñoz Marín en Trujillo Alto esa tarde de 30 de septiembre de 1953. Muñoz le invitó con carácter de urgencia para encomendarle viajar secretamente a Nueva York para ocuparse específicamente al otro día a las cuatro de la tarde de que los medios noticiosos de Estados Unidos y específicamente América Latina difundieran la noticia del indulto a Albizu Campos. “Me pidió –dice Dorvillier en su artículo– que redactara unas partes de prensa exponiendo las razones del indulto. Morales Carrión, por su parte, viajaría a Washington para informar del indulto a las autoridades norteamericanas”.

Dorivillier preguntó a Muñoz las razones para este indulto y éste le contestó que por razones humanitarias. Dovillier inquirió entonces si había sido por su propia idea o influenciado por alguien. A esto Muñoz contestó: “el más prestigioso demócrata de las Américas, Pepe Figueres, me pidió que lo hiciera por razones humanitarias”. “¿Cómo lo hizo –preguntó Dorvillier– personalmente o por carta?”. Dorivillier entonces le señaló: “¿Y qué dirá Figueres a la prensa si le preguntan por qué apeló usted por el perdón a Albizu, si ni siquiera conoce el texto de la carta?”. Muñoz le contestó que se la haría llegar por cable ya que éste se encontraba en Montevideo, Uruguay. La supuesta carta de Figueres llevó la fecha del 26 de septiembre de 1953 desde Buenos Aires, Argentina.
Continuando con la farsa, Muñoz contesta la carta de Figueres con la fecha del 29 de septiembre de 1953, diciéndole entre otras cosas: ‘Su carta me decide a lo que ya antes había meditado. He concedido hoy el indulto a Albizu Campos, restituyéndole todos los derechos civiles de que gozan los ciudadanos bajo la Constitución del Estado Libre Asociado de Puerto Rico, condicionado tan sólo a que no vuelva a atentar por el terrorismo de un puñado de fanáticos contra las libres decisiones del pueblo de Puerto Rico en las urnas”.

image

Fuente: Rosado, Marisa (2006). Pedro Albizu Campos. Las llamas de la aurora.

Nota tomada del portal Historia de Puerto Rico. Información transcrita por el Dr. Guillermo Iranzo Berrocal

Tito Kayak: campamento Monte David

A finales de abril de 1999, Alberto De Jesús mejor conocido como Tito Kayak, con ayuda de la familia Zenón y los pescadores del sur de Vieques deciden establecer en la playa Carrucho un campamento de desobediencia civil y bautizaron el área como Monte David, colocando una cruz blanca de madera en homenaje a David Sanes. Con esa acción se comienza una tercera etapa de lucha contra la marina de guerra de Estados Unidos, y evitar el uso de Vieques como campo de tiro y de maniobras militares.

La acción de Tito Kayak y Carlos Zenón(líder de los pescadores) provoca una reacción en cadena, creándose nuevos campamentos de desobediencia civil. La Federación de Maestros, local de Vieques, establece otro campamento en playa Yayí y la Asociación de Pescadores del Norte, dirigida por Carlos “Prieto” Ventura, establecen otro campamento en el Cayo Yayí. En mayo el PIP establece otro campamento cerca de Monte David. Líderes de todos los sectores apoyan la desobediencia civil para evitar futuras maniobras bélicas del Navy, incluyendo el liderato del PNP, como el alcalde de Cataño, Edwin Rivera Sierra, “El Amolao”. Se formó la organización “Todo Puerto Rico con Vieques” dirigida por Jose “Che” Paraliticci, para coordinar todos los esfuerzos a favor de Vieques.
El 4 de julio de 1999, más de 50,000 personas participaron en la marcha “Todo Puerto Rico con Vieques”, que tuvo lugar en los predios de la antigua base naval Roosevelt Roads, en Ceiba. Así mismo, el 21 de febrero de 2000, más de 150,000 personas participaron en la marcha “Paz para Vieques”. El 1 de mayo de 2003 el Navy anuncia la salida definitiva de Vieques. La lucha por Vieques demostró que un pueblo unido nunca será vencido.

image

Foto: Carlos Zenón y sus hijos, Pedro y Cacimar Zenón en Monte David.