Archivo de la etiqueta: opresión

Mensaje que llevaba Noel D. Cruz Torres al tirar las bombas molotov en fábrica de Salinas

He aquí el mensaje contundente que llevaba Noel D. Cruz Torres de 36 años, residente de Monte Park San Juan. Hombre que armado de bombas caseras tipo molotov, irrumpió en los predios de la empresa Pioneer en la carretera #3, Km 156.5 en Salinas hoy sábado 18 de junio de 2016, ocasionando daños no estimados hasta el momento en diferentes partes del lugar.

Image and video hosting by TinyPic

(“Levantate boricua que ha llegado el momento de defender nuestra patria. Viva Puerto Rico Libre”)

El paso jueves 16 de junio de 2016 un hombre tiroteó La Fortaleza y luego se suicidó. Hoy sábado, otro hombre lanza bombas molotov contra la fábrica antes mencionada llevando una pancarta con un mensaje a favor de la independencia. El paradigma contemporáneo conocido por los puertorriqueño está cambiando. Un paradigma histórico de no luchar por temor que se ha transmitido de generación en generación. Se han venido suscitando actos en los últimos meses, desde manifestaciones hasta marchas, con un sinnúmeros de factores diferentes, unos contundentes, acusatorios y militantes. Actos que están creando las bases, condiciones y precedentes nuevamente.

Declaraciones del Lcdo. Rubén Berrio en 1975 sobre el futuro del estatus de Puerto Rico

“La economía será cada vez más dependiente del exterior porque dependerá en mayor grado de préstamos del exterior y de transferencias federales. Por lo tanto tendremos menos capacidad para hacer decisiones propias. Esto es así porque en ausencia de una mayor producción, la única solución para mantener la economía a flote será a través de mayores préstamos del exterior y más ‘mantengo’ del exterior también”

“Se generará una creciente población desempleada que substituirá fundamentalmente del ‘mantengo’. La industria no generará los empleos suficientes y el gobierno, como patrono de última instancia, se verá limitado, aún más que hoy, por la escasez de dinero”

“Se hará inevitable un aumento sustancial de deuda externa, pues el gobierno tendrá que sustituir la inversión privada, que es proporcionalmente menor cada día, con inversiones del gobierno para mantener la economía creciendo a un mínimo”

“Se tendrá que recurrir a la emigración masiva de puertorriqueños hacia los Estados Unidos de Norteamérica” – Rubén Berríos, 1975

Image and video hosting by TinyPic

Antonia Martínez Lagares

Nace en Arecibo el 22 de abril de 1949 y muere a manos de un oficial el 4 de marzo de 1970.

Antonia era una estudiante de la Universidad de Puerto Rico en Río Piedras, encaminada a graduarse de un bachillerato en Educación. El 4 de marzo, durante las huelgas de la Universidad de Puerto Rico en 1970, la Fuerza de Choque de la Policía de Puerto Rico entró al campus universitario a intervenir con unos estudiantes que protestaban contra la presencia del ROTC (Cuerpo de Instrucción de Oficiales de Reserva). En la huelga se encontraban unos policías golpeando a un estudiante en la Avenida Ponce de León. Antonia se encontraba en el balcón de su hospedaje y al percatarse de la agresión les gritó “asesinos” a los policías. Uno de los oficiales miró al balcón y sin mediar palabras sacó su arma y le disparó. La bala impacto la cabeza de Antonia atravesandola e hiriendo a otro estudiante que estaba con ella en el cuello. Antonia murió más tarde en el Hospital Auxilio Mutuo.

Celestino Santiago, el otro estudiante herido, contó los eventos e identificó a algunos de los oficiales. Posteriormente, un policía fue acusado pero salió absuelto en corte. Años después, en declaraciones de algunos policías a la Comisión Senatorial de lo Jurídico en las investigaciones del Caso del Cerro Maravilla, un agente denunció el encubrimiento del asesinato de Antonia por parte de la Policía y el FBI, y declaró que para tapar el caso acusaron a un policía que no tenía nada que ver. El verdadero culpable fue protegido y nunca ha sido procesado en corte por este crimen.

La muerte de Antonia quedó en la memoria de muchos puertorriqueños y no pasó al olvido. Su muerte tuvo una influencia cultural significativa que ha pasado de generación en generación,  tomando como eje simbólico el abuso y opresión por parte de la policía. Muchos cantantes han escrito e interpretado canciones en honor a la memoria de Antonia. El cantautor puertorriqueño Roy Brown escribió una canción llamada “Antonia murió de un balazo” en su segundo álbum. Otro cantautor que se inspiró en este hecho fue Andrés Jiménez (“el Jíbaro”), con su letra “Antonia Martinez” , dentro de su álbum “Como el filo del machete” (1978). También le escribió Antonio Caban Vale (El Topo) quien incluyera la canción “Antonia” en su álbum “Las Manos del Campo” (1975).

En el 2010, un mural conmemorando el 40 anivesario de la muerte de Martínez fue vandalizado. El mismo fue restaurado por un grupo liderado por el ex-preso político Rafael Cancel Miranda. Otro mural conmemorando la muerte de Antonia se encuentra en el edificio de Humanidades de la Universidad de Puerto Rico.

Image and video hosting by TinyPic

Grito de Lares

El Grito de Lares fue un acontecimiento ocurrido el 23 de septiembre de 1868 que pretendía la independencia de Puerto Rico del gobierno colonial de España. La insurrección armada contra Esapaña tuvo comienzo con una reunion de alrededor de 400 a 600 rebeldes en la hacienda “El Triunfo” de Manuel Rojas, situada en las afueras de Lares. Aunque armados, pero mal entrenados, los rebeldes del Ejército de Liberación al mando de Rojas llegaron a la ciudad a caballo y a pie a la medianoche. Tomaron control del ayuntamiento; los comerciantes y autoridades puertorriquenas del gobierno local fueron llevados como prisioneros por ser considerados enemigos de la patria. A las dos de la madrugada del 24 de septiembre, se desplego la bandera boricua confeccionada por Mariana Bracetti y se proclamó la República de Puerto Rico. Esto duró muy poco ya que la milicia puertorriquena sorprendió al grupo con una fuerte resistencia causando confusión entre los rebeldes armados los cuales se ritiraron de vuelta a Lares. Durante la retirada, una banda de rebeldes fue sitiada por militares del ejército español. Durante el confrontamiento, los militares piden a los rebeldes la reedición, lo cual produjo un tiroteo donde murió la totalidad de la tropa sublevada. Tras una orden del gobernador, Julián Pavía, la milicia puertorriqueña rodeó a los rebeldes y con esto el gobierno español puso fin a la insurreccion. Unos 20 rebeldes fueron encarcelados.

A consecuencia de dicho levantamiento de armas, se abolio el sistema de libreta de jornaleros y se declararon libres a los esclavos que tomaron armas contra los espanoles.

image

Padrón de esclavos

ISLA DE PUERTO RICO. PADRON DE ESCLAVOS EN 1868. PUEBLO DE HATILLO-BAYANEY.

image

             Documento de Filiación de una esclava de raza negra llamada Maria de 27 años, indicándose la persona propietaria de la misma, y que era soltera, de oficio labradora y que se hallaba empadronada en el barrio de Bayaney, del pueblo de Hatillo en la Isla de Puerto Rico. Se halla fechada en Bayaney el 31 de Diciembre de 1871, apareciendo al pie la firma y rúbrica del Comisionado.

image

En esta foto también podemos observar otra documentación idéntica solo que esta vez con un esclavo llamado Nicolas.

Fuente: Fotos tomadas del portal Historia de Puerto Rico. (Fotos bridadas por Rocio Cruz)

El caso del Cerro Maravilla (25 julio de 1978)

La Masacre del Cerro Maravilla en la noche del 25 de Julio de 1978, tres personas tomaron como rehén al taxista Julio Ortiz Molina y le ordenaron llevarlos hasta el Cerro Maravilla, donde había varias torres de comunicación. Dos de ellos, Carlos Soto Arrivi y Arnaldo Dario Rosado, eran activistas independentistas del Movimiento Revolucionario Armado. El otro, Alejandro Gonzalez Malavé, era un oficial de la policía encubierto. El oficial se estaba haciendo pasar como un miembro del grupo, protestando el encarcelamiento de nacionalistas puertorriqueños, convictos por el intento de asesinato del presidente, Harry S. Truman en 1950 y por el tiroteo en el Capitolio en 1954. Los tres hombres querían prender las torres de comunicación en fuego. Cuando estos hombres llegaron al Cerro Maravilla, fueron emboscados y tiroteados por oficiales de la policía estatal. Carlos y Arnaldo murieron en la emboscada. El agente encubierto recibió una herida de bala menor durante el tiroteo, mientras el taxista no fue herido. Al dia siguiente, los oficiales declararon que actuaron en defensa propia. Los oficiales dijeron que al ordenar a los activistas a rendirse, los activistas abrieron fuego por lo cual ellos hicieron lo mismo. El taxista declaro que se escondio bajo el tablero de instrumentos de su taxi cuando empezó el tiroteo y no pudo ver quien disparo primero.

Pocos días después, contradijo su declaración en una entrevista en el San Juan Star al testificar que se agacho bajo el tablero después de que los dos activistas y el agente encubierto abandonaran el taxi, y que vio diez hombres fuertemente armados acercándose. Al salir de su escondite, los tres hombres aun estaban con vida, aunque dos de ellos eran golpeados por los hombres armados quienes más tarde fueron identificados como policías. El gobernador de Puerto Rico de aquel momento, Carlos Romero Barceló, glorificó a los oficiales en una declaración transmitida por televisión, llamándolos “héroes”. También declaro que actuaron en defensa propia y que detuvieron un ataque terrorista. Al enfrentarse a la presión pública por el testimonio conflictivo del taxista, el Gobernador ordenó dos investigaciones separadas por el Departamento de Justicia de Puerto Rico, aparte de la investigación que estaba siendo llevada acabo por los policías, las cuales indicaron que las acciones de los oficiales estuvieron libres de cualquier mala conducta, a pesar de varias inconsistencias en sus declaraciones.

En dos ocasiones diferentes, entre 1978 y 1980, investigaciones especiales fueron realizadas por parte de la división de derechos civiles del Departamento de Justicia de Estados Unidos y por el FBI. Las dos investigaciones concluyeron que los oficiales actuaron en defensa propia. En una investigación hecha entre 1981 y 984 el Departamento de Justicia de Estados Unidos y la prensa local descubrió una conspiración para asesinar a los activistas y un posible, aunque no comprobado, plan para ocultar estas acciones. En las entrevistas realizadas por el comité de investigaciones del Senado en 1983, un detective de la división de inteligencia del Departamento de la Policia de Puerto Rico, Miguel Cartagena Flores, testifico: “Cuando llegue a la escena, vi a cuatro oficiales de policía apuntando sus armas a los activistas que estaban arrodillados delante de ellos, volví la mirada y oí cinco disparos”.

El 29 de Noviembre de 1983, tres fiscales fueron despedidos después de que un informe, emitido por el Comité de investigaciones del Senado, encontrara que no habían investigado correctamente los asesinatos del Cerro Maravilla, citando 101 deficiencias especificas en dos investigaciones. Ese mismo año en las elecciones generales llevadas a cabo en noviembre, Romero Barceló perdió su puesto como gobernador contra el ex gobernador rival del partido opuesto Rafael Hernández Colon. Es aceptado que Romero Barceló perdió las elecciones debido a este caso, dado que el apoyo de la opinión publica había disminuido demasiado a fines de 1984, cuando las investigaciones siguieron a sus rivales políticos usaron la defensa de los oficiales como una sospecha de una posible conspiración. El 29 de abril de 1986, dos meses después de concederle inmunidad por testificar contra los otros guardias, Gonzalez Malavé fue asesinado en frente de la casa de su madre en Bayamon. González Malavé recibió tres disparos de bala y su madre resulto levemente herida. Horas después, un grupo identificado como la “Organización Voluntaria para la Revolucion” llamo a las agencias de noticias locales. En sus declaraciones juraron matar “uno a uno” a todos los policías involucrados en los asesinatos en Cerro Maravilla. El día de hoy, nadie ha sido identificado como posible sospechoso en el asesinato de Gonzalez Malavé y el caso sigue sin resolver. Cada 25 de Julio, los nacionalitas puertorriqueños y los activistas independientes se reúnen en el Cerro Maravilla para honrar la memoria de Carlos Soto y Arnaldo Dario, asi como para defender y celebrar el movimiento de independencia puertorriqueña.

image

image

Carlos Soto Arriví – uno de los independentista asesinado en el Cerro Maravilla

image

Arnaldo Darío Rosado – uno de los independentista asesinado en el Cerro Maravilla

image

image

El cadáver de uno de los dos independentistas muertos en los sucesos del Cerro Maravilla en Villalba.

image

Cientos de personas protestan por los asesinatos ocurridos en el Cerro Maravilla.

image

image

image

image

image

image

image

Fuente: Nota y fotos tomadas del portal Puerto Rico su Gente y su Historia. Información transcrita por Gerardo Ayala Rivera.

Pedro Albizu Campos habla sobre la Ley 600

Sobre la Ley 600 habla “El Jurista armado”, DR. PEDRO ALBIZU CAMPOS

Sobre el referéndum Albizu expresó en su discurso:

“Ellos están buscando una base legalizada para decirle al mundo, frente a la acusación del Partido Nacionalista que en 52 años nosotros ya no somos puertorriqueños, somos ciudadanos yanquis y que nosotros nos allanamos a la imposición de los Estados Unidos y que renunciamos a nuestro derecho de ser puertorriqueños. La llamada Ley para que Puerto Rico redacte una constitución empieza por una enmienda a la presente Ley de Estados Unidos por la cual se pretende gobernar a Puerto Rico. La Ley Jones que se llama. Esa ley ha sido enmendada por la presente ley por la cual se autoriza a que se someta a elecciones a electores de Puerto Rico para redactar una constitución en la que se diga que son yanquis.

La Ley Jones sigue intacta en cuanto a la jurisdicción en Puerto Rico. En Puerto Rico hay una sola jurisdicción primaria, por la fuerza, que es el gobierno de los Estados Unidos. Ese gobierno de Estados Unidos, ha organizado a los fines de engañar, una corporación que se llama El Pueblo de Puerto Rico. Pues nuestra Legislatura ahora tiene un Gobernador Electivo que firma las leyes. El no se atreve a hacer nada sin consultar a Washington, sabe que todo lo que él hace es de títere del Gobierno de Estados Unidos. Ahora firma esa Ley, esa Ley puede ser anulada por el Congreso de Estados Unidos. ¿Qué constitución va a haber en este país? Habrían dos constituciones; el Acta Jones y la llamada constitución”.

image

Fuente: Rosado, Marisa (2006). Pedro Albizu Campos. Las llamas de la aurora.

Nota tomada del portal Historia de Puerto Rico. Información transcrita por el Dr. Guillermo Iranzo Berrocal