Archivo de la etiqueta: muerte

Antonia Martínez Lagares

Nace en Arecibo el 22 de abril de 1949 y muere a manos de un oficial el 4 de marzo de 1970.

Antonia era una estudiante de la Universidad de Puerto Rico en Río Piedras, encaminada a graduarse de un bachillerato en Educación. El 4 de marzo, durante las huelgas de la Universidad de Puerto Rico en 1970, la Fuerza de Choque de la Policía de Puerto Rico entró al campus universitario a intervenir con unos estudiantes que protestaban contra la presencia del ROTC (Cuerpo de Instrucción de Oficiales de Reserva). En la huelga se encontraban unos policías golpeando a un estudiante en la Avenida Ponce de León. Antonia se encontraba en el balcón de su hospedaje y al percatarse de la agresión les gritó “asesinos” a los policías. Uno de los oficiales miró al balcón y sin mediar palabras sacó su arma y le disparó. La bala impacto la cabeza de Antonia atravesandola e hiriendo a otro estudiante que estaba con ella en el cuello. Antonia murió más tarde en el Hospital Auxilio Mutuo.

Celestino Santiago, el otro estudiante herido, contó los eventos e identificó a algunos de los oficiales. Posteriormente, un policía fue acusado pero salió absuelto en corte. Años después, en declaraciones de algunos policías a la Comisión Senatorial de lo Jurídico en las investigaciones del Caso del Cerro Maravilla, un agente denunció el encubrimiento del asesinato de Antonia por parte de la Policía y el FBI, y declaró que para tapar el caso acusaron a un policía que no tenía nada que ver. El verdadero culpable fue protegido y nunca ha sido procesado en corte por este crimen.

La muerte de Antonia quedó en la memoria de muchos puertorriqueños y no pasó al olvido. Su muerte tuvo una influencia cultural significativa que ha pasado de generación en generación,  tomando como eje simbólico el abuso y opresión por parte de la policía. Muchos cantantes han escrito e interpretado canciones en honor a la memoria de Antonia. El cantautor puertorriqueño Roy Brown escribió una canción llamada “Antonia murió de un balazo” en su segundo álbum. Otro cantautor que se inspiró en este hecho fue Andrés Jiménez (“el Jíbaro”), con su letra “Antonia Martinez” , dentro de su álbum “Como el filo del machete” (1978). También le escribió Antonio Caban Vale (El Topo) quien incluyera la canción “Antonia” en su álbum “Las Manos del Campo” (1975).

En el 2010, un mural conmemorando el 40 anivesario de la muerte de Martínez fue vandalizado. El mismo fue restaurado por un grupo liderado por el ex-preso político Rafael Cancel Miranda. Otro mural conmemorando la muerte de Antonia se encuentra en el edificio de Humanidades de la Universidad de Puerto Rico.

Image and video hosting by TinyPic

21 de abril: Muere Don Pedro Albizu Campos

Don Pedro Albizu Campos, político y líder independentista puertorriqueño quien fue la figura más relevante en la lucha por la independencia de Puerto Rico durante el siglo XX.

image

Tras pasar a la lucha revolucionaria, Albizu fue condenado en 1936 por conspirar para derrocar el gobierno de Estados Unidos en la isla y por varios actos violentos en contra del gobierno establecido. Ese mismo año, se produce el arresto y el traslado a una prisión de Atlanta de los principales líderes del Partido Nacionalista de Puerto Rico; entre los arrestados, se encuentran los poetas Juan Antonio Corretjer y Clemente Soto Vélez.

En 1947 Albizu regresó a Puerto Rico. Comenzaban los preparativos para una lucha armada con el objetivo de demostrar que había oposición a los planes para la solución definitiva del estatus con la instauración del Estado Libre Asociado.

El 30 de octubre de 1950 se produjo el Grito de Jayuya, que incluyó un atentado al presidente Harry S. Truman, del cual fue considerado responsable. Albizu y otros líderes fueron encarcelados de nuevo, esta vez en Puerto Rico. En 1953 el gobernador de la isla, Luis Muñoz Marín, indultó a Albizu. En 1954 ocurrió un atentado a la Cámara de los Representantes de Estados Unidos por parte de Lolita Lebrón, Rafael Cancel Miranda, Irving Flores y Andrés Figueroa Cordero, y se revocó el indulto.

En la cárcel, la salud de Albizu Campos se deterioró. Se comenzó a especular sobre su salud mental y en 1956 sufrió un derrame cerebral en la cárcel, siendo trasladado al Hospital Presbiteriano de San Juan, donde permaneció ingresado bajo una fuerte vigilancia policial.

Albizu Campos afirma que fue objeto de experimentos de radiación en la cárcel. Él aseguraba que lo estaban asesinando lentamente con radiación, aunque hizo las acusaciones, lamentablemente ya el pueblo había dejado de prestarle atencion a su caso.

Esta renuencia del país a hacerse eco de lo que Albizu alegó, le facilitó al gobierno de Estados Unidos continuar con el proceso de darle muerte en su propio país. Algunos funcionarios sugirieron que Albizu estaba loco, aunque muchos médicos lo examinaron y encontraron síntomas de radiación. El Presidente de la Asociación de Cáncer de Cuba, el doctor Orlando Damuy, viajó a Puerto Rico para examinar a Albizu. Las quemaduras en su cuerpo, según dijo el doctor Damuy, se debían a causa de la intensa radiación a la que fue expuesto. Albizu Campos no recibió ninguna atención médica durante 5 días.

“En la cárcel o frente a la muerte renovamos nuestros votos de consagración a la causa de la independencia patria.”Pedro Albizu Campos.

El 15 de noviembre de 1964, Albizu fue indultado de nuevo por Muñoz Marín, lo cual levantó serias críticas en los sectores anexionistas y asociacionistas. Finalmente, Pedro Albizu Campos falleció el 21 de abril de 1965. Fue enterrado en el cementerio Santa María Magdalena de Pazzis. Su entierro fue uno de los más concurridos que se han celebrado en Puerto Rico. Las exequias fúnebres para Albizu Campos las ofreció el obispo Antulio Parrilla, y Manuel Maldonado Denis pronunció un discurso a nombre de la juventud, la FUPI se dió a la tarea de recoger fondos para el funeral y el Partido Nacionalista preparó todo el funeral de Albizu. Se dice que aproximadamente 50,000 puertorriqueños asistieron al funeral de Albizu.

image

En 1994, bajo la administración del presidente Bill Clinton, el Departamento de Energía reveló que llevó a cabo experimentos con radiación a prisioneros. Estos experimentos se llevaron a cabo, sin el consentimiento de estos prisioneros, durante 1950 y 1970. Se alega que Pedro Albizu Campos fue una de las víctimas de estos experimento.

“Los que no aman a sus antepasados no pueden amarse a sí mismos.” -Pedro Albizu Campos-

Fuente: Nota tomada del portal Historia de Puerto Rico. Información transcrita por Nando Acosta.