Archivo de la etiqueta: independencia

ELA Soberano: la nueva mentira.

ELA Soberano y Libre Asociación como la plantea el gobierno estadounidense no es lo mismo. La definición de Libre Asociación fiel a la definición según el gobierno federal es la que se encuentra en la papeleta plebiscitaria del 1998 que dice: “Un Tratado que reconozca la soberanía plena de Puerto Rico para desarrollar su relación con los Estados Unidos en asociación no colonial, no territorial. Estados Unidos renunciará a todos sus poderes sobre Puerto Rico, entrando al Tratado en el mismo acto. Puerto Rico retendrá todos los poderes que no se deleguen expresamente a los Estados Unidos. Puerto Rico dispondrá sobre la ciudadanía puertorriqueña. Los ciudadanos actuales de los Estados Unidos en Puerto Rico retendrán la ciudadanía americana, si así lo desean, y podrán trasmitirla a sus descendientes, sujeto a lo que dispongan las leyes de los Estados Unidos o el Tratado. Debe entenderse que, a partir de la vigencia del Tratado, el solo hecho de nacer en Puerto Rico no concederá derecho a ser ciudadano americano. El Tratado a negociarse dispondrá sobre asuntos de mercado, defensa, el uso del dólar, asistencia económica y la protección de derechos personales adquiridos. El Tratado también reconocerá la capacidad soberana de Puerto Rico para concertar convenios y otros tratados internacionales.”

El informe presidencial sobre estatus del 2005 amplía sobre esta definición con lo siguiente: “Otro posible modelo de independencia es el de los “estados libremente asociados” de Micronesia, Islas Marshall y Palau. Los estados libremente asociados formaban parte del Fideicomiso Territorial de las Islas del Pacífico, las cuales EE.UU. administró a partir de la Segunda Guerra Mundial. Micronesia y las Islas Marshall se hicieron independientes en 1986 y Palau en 1994, luego que el Congreso aprobara “pactos de libre asociación negociados con los territorios”. Entre otros derechos, ellos adquirieron el pleno derecho a llevar a cabo sus propias relaciones con países extranjeros. Sin embargo, los estados libremente asociados y los EE.UU. mantuvieron estrechas relaciones, y Estados Unidos continuó proveyéndoles seguridad, defensa, y otros diversos tipos de apoyo económico y servicios. Los/las ciudadanos de los estados libremente asociados por lo regular pueden entrar a Estados Unidos como no-inmigrantes y establecer residencia y trabajar aquí. Aunque estos tres pactos sí contenían cláusulas que para realizar cambios requerían el consentimiento mutuo de las partes involucradas, los pactos renegociados aprobados por el Congreso en 2003 con Micronesia y las Islas Marshall disponen para su terminación unilateral, conforme a la opinión constitucional antes discutida.

Entre las opciones disponibles constitucionalmente, el estatus de Estado libremente asociado puede ser el que mejor parece proporcionar la relación entre Puerto Rico y Estados Unidos que parece que desean quienes recomiendan el “Estado Libre Asociado Soberano”. Sin embargo, sería necesario hacerle claro al pueblo de Puerto Rico que un estatus de asociación libre es una forma de independencia de los Estados Unidos que no podrá (sin que ocurra una enmienda a la Constitución de los Estados Unidos) estar inmune a la posibilidad de una terminación unilateral por parte de los EE.UU. De considerarse esta opción, el Presidente y el Congreso tendrían que aclarar la cuestión política en cuanto a si el número apreciablemente mayor de la población de Puerto Rico, (cerca de 4 millones, comparado con 136,000 en Micronesia, el mayor de los estados libremente asociados) haría que una relación con Puerto Rico similar a aquella con los estados libremente asociados existentes fuera deseable o práctica.” ELA Soberano propone un Puerto Rico en unión permanente con EE.UU. pero con el poder de un pais independiente para negociar acuerdos con otros países. Eso es una violación directa a la constitución estadounidense y por ende imposible de imponer. Hay que dejar los engaños. Los países que hoy dia están libremente asociados con EE.UU. pasaron primero a la independencia y luego acordaron pactos de libre asociación. Y para que no quepa duda, libre asociación es lo mismo que la república asociada. Los/las soberanistas, deben perder el miedo a las palabras República e independencia. La soberanía segura llega con la independencia. Si después el pueblo desea procurar un pacto de libre asociación, podría hacerlo con libre voluntad siempre y cuando los términos del pacto los favorezcan. Pero por ahora, la única salida que tiene Puerto Rico es la independencia, la verdadera soberanía.

Image and video hosting by TinyPic

“¿Cuál es el plan?” Pregunta la periodista Wilda Rodríguez

Image and video hosting by TinyPic

La periodista Wilda Rodríguez publicó recientemente un artículo en el periódico El Nuevo Día el cuál se titula: ¿Cuál es el plan? La periodista comenta que como pueblo los/las puertorriqueños/as no han asimilado o no saben reaccionar a la humillación de la que están siendo víctimas por parte de los EE.UU. con la posible imposición de la junta de control fiscal. Hace un llamado a la conciencia inactiva en la ciudadanía realizando expresiones como:

“La dignidad es eso: honra. Sentimiento de autoestima, consciencia de valor personal que lleva a exigir respeto hasta que se consigue. Nosotros nos limitamos a recitarla sin actuar sobre ella. No sabemos actuar sobre ella. Tenemos miedo a actuar sobre ella.”

Por otro lado explica que la dignadad no es algo que se pueda negociar, pedir o mendigar sino que se exige, y para eso se debe tener un plan estructurado el cual no se ha concretado. Mientras, la metrópolis (EE.UU.) sigue degradando a Puerto Rico esperando que ningún ciudadano ponga resistencia. Expone que hay cierta desorientación en la ciudadanía puertorriqueña y que quizás hasta estén esperando que alguien proponga un plan para rechazarlo, ya que solo reconocen o esperan a los/las estadounidenses para que tomen decisiones.

También hace énfasis en a postura que tendrán los dos partidos mayoritarios en el país. Explica que: “Los estadolibristas no están dispuestos a enfurecerse con el imperio, levantarse y limpiarse las rodillas y el trasero”. Mientras que: “Los anexionistas no van a dejar de hacer el ridículo sobrándosele al americano”. Inclusive hace un señalamiento acusatorio exponiendo que las dos ideologías antes mencionadas solo harán “lo que quiere el amo: pelear contra los independentistas”.

Por último que no era para menos después que apeló a la acción, propone un plan. Prácticamente es la primera persona en Puerto Rico que propone un plan concreto y enumerado estando consciente de sus consecuencias. Wilda Rodríguez dice: “Creo que le debemos declarar la guerra a Estados Unidos” y con ello enumera 10 pasos.

1. Retiramos al comisionado residente de Washington.

2. Suspendemos las primarias del 5 de junio y las elecciones del 6 de noviembre.

3. Nombramos la Asamblea Constitucional de Status.

4. Ocupamos la silla vacía que tenemos en la Organización de Naciones Unidas.

5. Derogamos todo impuesto, tarifa y cruditas aprobados para el pago de la deuda.

6. Dejamos de pagar hasta los intereses a los buitres y ponemos en vigor la ley de quiebra criolla.

7. Desconocemos los tribunales federales.

8. Suspendemos unilateralmente las leyes de cabotaje y traemos barcos mercantes de otros países a los puertos del país.

9. Traspasamos los activos culturales y ambientales a fideicomisos, instituciones sin fines de lucro y cooperativas de trabajadores

10. Aumentamos a 10% el impuesto a las foráneas.

11 Pruebas del bloqueo de Estados Unidos hacia Puerto Rico

El bloqueo estadounidense contra Puerto Rico:

1. Impide que Puerto Rico pueda ser miembro de organismos internacionales. Ejemplo: La ONU, La CELAC.

2. Mediante las Leyes de relaciones federales impide que Puerto Rico pueda tener relaciones políticas y económicas con cualquier país del mundo.

3. No permite que Puerto Rico pueda declararse en quiebra o tenga la opción de renegociar la deuda. Recurso que tienen todos los Estados de Estados Unidos y todos los países del mundo.

4. Tiene el monopolio total de importación hacia Puerto Rico, obligando a que Puerto Rico solo pueda usar la marina mercante estadounidense. La marina mercante estadounidense es la más cara y vieja del mundo causando que que los puertorriqueños paguen altos costos por alimentos y productos.

5. Históricamente provocó y causó la dependencia de Puerto Rico casi en totalidad de productos y alimentos importados. Provocando que Puerto Rico no desarrollara su agricultura y una industria local. 

6. Implantó un modelo de ayudas sociales diseñado para invisibilizar la probreza y enriquecer a las mega tiendas estadounidenses. Un modelo de manutención que no es consono con el desarrollo social y económico de un país.

7. Mediante un proceso de transculturación psicologizó y robó la identidad de los puertorriqueños. Educó a los puertorriqueños para pensar que es imposible que su país pueda ser libre e independiente como lo son las otras naciones. Desvirtuo la palabra independiente para que los puertorriqueños pensaran que es sinónimo de comunismo o socialismo.

8. Obliga a Puerto Rico a ser un mercado cautivo donde la extracción de dinero es monumental y crearon las condiciones para que las megas corporaciones estadounidenses destruyan a los negocios locales.

9. Utiliza a Puerto Rico como negocio rentable: desde investigaciones con el cancer hasta la producción de ingenieros sin importarle el bienestar de los ciudadanos.

10. Ató las manos de los puertorriqueños desde 1898, otorgandole poder plenario al Congreso de los Estados Unidos en cualquier decisión que se vaya a tomar sobre la isla.

11. Invisibilizó la historia de Puerto Rico en las escuela para mantener ignorantes a los ciudadanos puertorriqueños. La mayoría de los puertorriqueños desconocen los atropellos y abusos que a sufrido Puerto Rico desde que fue invadido en 1898. Utiliza a Puerto Rico como vitrina mientras hace ver a los puertorriqueños que los otros países son Repúblicas Bananeras.

Image and video hosting by TinyPic

La estadidad no es un derecho

            La estadidad no es un derecho salvaguardado por ninguna constitución o ley. La estadidad es una concesión. Tampoco es un asunto de derechos civiles como lo han querido hacer ver el movimiento estadista por años con el discurso de la igualdad, al contrario, atenta contra ellos. Los derechos civiles de un pueblo consisten en mantener la lengua, cultura y dignidad. Sin embargo en el siglo XXI hemos sido victimas de un fenómeno ideológico extraño, donde convertir un país en minoría perpetua se le llama descolonizar.

             Por otro lado el movimiento estadista ha querido hacer ver que nos están discriminando ya que somos ciudadanos americanos, por eso el discurso de la igualdad. A los puertorriqueños no los están discriminando, eso se decidió en los Casos Insulares. Los Casos Insulares fue una decisión sobre la tierra no sobre las personas como han querido hacer ver también. La ciudadanía estadounidense fue una concesión bajo una ley (Ley Jones). El Congreso mediante legislación pueden quitar la ciudadanía a los puertorriqueños que vayan a nacer, al contrario de la ciudadanía de una persona que nace en Estados Unidos. Las personas nacidas en Estados Unidos tienen una ciudadanía a nivel constitucional. El discurso de la igualdad es uno repetitivo sin ninguna base. Deben hacerle el discurso al que no sepa, lea o busque ayuda.

             “La estadidad no se pide, la estadidad se exige”, así dicen muchos. ¿Saben de donde se originó esta cita? Del famoso plan Tennesy, ya que ese proceso de lucha por la estadidad tiene un record de 7/7 por todos los territorios que lo han implantado; lo que nadie le dice a la gente es que esos estados que hoy están en la unión gracias al plan Tennesy eran territorios incorporados y no se parece en nada a la situación de Puerto Rico. Nunca se ha preguntado porque Puerto Rico es una posesión y no una propiedad, busque su diferencia y podrá entender muchas cosas.

Y para ser un poco más sinceros, la situación de Puerto Rico no surgió hace poco y a continuación los haré reflexionar.

Carta Autonómica de Puerto Rico 1897
“ARTICULO 2 (Adicional) Una vez aprobada por las Cortes del Reino la presente Constitución para las Islas de Cuba y Puerto Rico, no podrá modificarse sino en virtud de una ley y a petición del Parlamento Insular.
Establece la nulidad del Tratado de París.

Tratado de París
“Art.9 Los derechos civiles y la condición política de los habitantes naturales de los territorios aquí cedidos a los Estados Unidos, se determinarán por el Congreso”.

            Los que han dominado a Puerto Rico siempre han gozado de poder plenario, pero no de responsabilidades. El cambio en Puerto Rico está en la gente, no hay libre determinación porque han privado de ella a todo el que viven en el territorio de Puerto Rico. La única forma que resta es luchar para poder tener voz y elegir lo que la mayoría del pueblo quiere.

image



Grito de Lares

El Grito de Lares fue un acontecimiento ocurrido el 23 de septiembre de 1868 que pretendía la independencia de Puerto Rico del gobierno colonial de España. La insurrección armada contra Esapaña tuvo comienzo con una reunion de alrededor de 400 a 600 rebeldes en la hacienda “El Triunfo” de Manuel Rojas, situada en las afueras de Lares. Aunque armados, pero mal entrenados, los rebeldes del Ejército de Liberación al mando de Rojas llegaron a la ciudad a caballo y a pie a la medianoche. Tomaron control del ayuntamiento; los comerciantes y autoridades puertorriquenas del gobierno local fueron llevados como prisioneros por ser considerados enemigos de la patria. A las dos de la madrugada del 24 de septiembre, se desplego la bandera boricua confeccionada por Mariana Bracetti y se proclamó la República de Puerto Rico. Esto duró muy poco ya que la milicia puertorriquena sorprendió al grupo con una fuerte resistencia causando confusión entre los rebeldes armados los cuales se ritiraron de vuelta a Lares. Durante la retirada, una banda de rebeldes fue sitiada por militares del ejército español. Durante el confrontamiento, los militares piden a los rebeldes la reedición, lo cual produjo un tiroteo donde murió la totalidad de la tropa sublevada. Tras una orden del gobernador, Julián Pavía, la milicia puertorriqueña rodeó a los rebeldes y con esto el gobierno español puso fin a la insurreccion. Unos 20 rebeldes fueron encarcelados.

A consecuencia de dicho levantamiento de armas, se abolio el sistema de libreta de jornaleros y se declararon libres a los esclavos que tomaron armas contra los espanoles.

image

Factores que impiden la estadidad

Existen muchas razones para que Estados Unidos no le conceda la estadidad a Puerto Rico, pero hay algunas que tienen más peso que otras.

image

              Podemos comenzar por los factores económicos. Estados Unidos se encuentra en un déficit (18 trillones de dólares) y no estará dispuesto a contribuir aun más a su deuda. De acuerdo al Censo del 2010, Puerto Rico sería el Estado más pobre de la nación si se le otorga la Estadidad. Según éste Censo, actualmente Mississippi es el Estado más pobre de EEUU.  Mississippi recibe $3.07 por cada dólar que aporta a las arcas federales. Si se le otorgara la estadidad a Puerto Rico, sería incrementar significativamente la deuda nacional de EEUU, ya que por cada dólar que Puerto Rico aporte a las arcas federales recibiría no menos de $3.00 a $4.00 en beneficios, les costaría mucho a EEUU otorgarle la estadidad a PR. Por otro lado, debemos reconocer que Puerto Rico no cumple con los requisitos de solvencia a económica requeridos por la unión.

             Otro de los factores seria políticos. Históricamente Puerto Rico como territorio de EEUU ha respaldado consistentemente a los candidatos demócratas. En éstos últimos años (aproximadamente los últimos 50 años) el 80% a 90% de los puertorriqueños en EEUU han votado por los candidatos demócratas en los comicios electorales nacionales de EEUU. Es muy probable que los dos senadores, los 4 a 5 representantes y los 11 votos electorales que le van a corresponder a Puerto Rico serán para candidatos demócratas, no Republicanos. Como podemos ver, dejándonos llevar por los datos y basado en esta realidad, no pareciera que el Congreso o el Partido Republicano de EEUU va a estar dispuesto a darle a los demócratas ventajas competitivas en futuras elecciones nacionales si pueden evitarlo. Por otro lado los dos asientos senatoriales y los 4 a 5 asientos requeridos para los representantes de PR tendrían que quitárselo a no menos de 5 Estados actuales los cuales habrán se negarían arduamente para que no les quiten sus asientos en el Congreso, a eso debemos agregarle que la lucha será peor si son Estados Republicanos.

               La mayoría de los americanos están prejuiciados contra los Latinos y/o Hispanos, dentro de los cuales incluyen a los puertorriqueños, para ellos los latinos, sin importar nacionalidad, son iguales, extranjeros.  Entienden que los no educados vienen a buscar el mantengo y los educados vienen a quitarle los trabajos a los profesionales americanos (cosa de la que no deberían preocuparse ya que el 15% de entre 16 y 24 años no estudian ni trabajan, según la coalición The Opportunity Nation). Solo hay que leer todos os comentarios negativos y despectivos que hacen sobre los puertorriqueños en las redes sociales cada vez que un boricua gana algún premio o lo ascienden de puesto en una importante rama de gobierno estadounidense.

             El Congreso de EEUU ha demostrado falta de interés en otorgarle la Estadidad a PR. Eso lo podemos comprobar si buscamos la presentación del Sr. Pierliusi, que aunque muy elocuente a favor de la estadidad, el congreso dejó muy claro su desinterés al no presentarse.  El Congreso de EEUU tiene 535 miembros, de los cuales 100 son Senadores y 435 son Representantes. En la presentación del Sr. Pierluisi, solo se presentaron tres miembros del Congreso. Los tres miembros que se presentaron tuvieron que hacerlo porque eran Oficiales del Comité sobre este asunto y no tuvieron otra opción. Podriamos hacer alardes de ese descaro y decirle al Sr. Pierluisi que abra los ojos, pero debemos tener en cuenta que muchos de estos miembros le dicen a Pierluisi que lo respaldan, pero cuando tuvieron la oportunidad demostrarlo no lo hicieron, acto que evidencia claramente su falta de interés en este asunto.

             Otro factor que debería salir a relucir son los factores culturales. Muchos hacen la salvedad de que EEUU es un país multiétnico, donde habitan un sin número de diferentes países. Sin embargo hay una gran diferencia en ir a la casa de un vecino y acatar sus reglas a que el vecino venga a tu casa e imponga sus regalas. Es un proceso muy duro el de desculturación, puede que haya factores de otra cultura que contaminen la nuestra, esto se conoce como la transculturación, pero desprenderse completamente de la propia para aceptar otra es otro tipo de proceso casi imposible. Ejemplo: observen los problemas que tiene Canadá con Quebec y España con Cataluña. El choque que existe entre una cultura y otra puede resurgir hasta de la forma y manera que se resuelve una simple situación.

            Si Puerto Rico verdaderamente desea la anexión con EEUU necesita demostrar su viabilidad económica en futuros censos y cuanto va a aportar para la mejora de la unión. Demostrar que no hay un favoritismo político en futuros comicios electorales en EEUU. Tratar de acabar con la barrera de prejuicios que existe contra los puertorriqueños. También podrían tomar unas opciones más agresivas para exigir la estadidad, todo depende de cuán dispuestos estén o que están dispuestos a arriesgar para lograr la estadidad. Hay quienes comentan que la Constitución de EEUU garantiza la anexión de cualquier territorio que así lo solicite.  Lo que nunca estas personas han tomado en cuenta es que cuando se escribió la Constitución de EEUU no se contemplaba necesariamente países o territorios fuera del continente Norteamericano. Ningún país o territorio puede obligar a EEUU a tomar una decisión que vaya en contra de su mejor interés como nación.  Cuando EEUU desea o entiende que algo es lo mejor para su nación, hace lo imposible para lograrlo y Puerto Rico no ha sido el caso. El Tribunal Supremo de Estados ha definido a Puerto Rico como un territorio no incorporado (ver artículos anteriores sobre: ¿Por qué Puerto Rico no puede ser estado?). El Congreso de EU buscará la manera de seguir dándole largas al asunto.  Es necesario recordar que Independientemente que el Presidente de EEUU vigente desee otorgarle la Estadidad a Puerto Rico, sin la aprobación y consentimiento del Congreso, el Presidente de EEUU no puede hacer nada y eso quedó claramente estipulado en el Tratado de París.  Una de las cosas que si podría pasar por estar presionando al Congreso es que ellos decidan soltar a Puerto Rico y otorgarle la independencia por razones político-económicas.

Luis A. Ferre habla sobre la estadidad jíbara, 12 de octubre de 1968

“… Creyentes en la democracia y respetuosos del mandato de la mayoría, no vamos a imponer la estadidad a los puertorriqueños. Vamos a convencerlos, con la fuerza de los poderosos argumentos que hay para defenderla, que es éste el único camino de la igualdad política, de la seguridad y del progreso para todos. Vamos a hacer comprender a nuestros compatriotas que convertirnos en estado no significa dejar de ser puertorriqueños. Que por el contrario, la estadidad jíbara, como yo la he llamado, conservará todo lo bueno de nuestra cultura y nuestras tradiciones así como nuestra lengua española. Que al mismo tiempo la estadidad jíbara nos permitirá disponer de los recursos económicos de un gobierno federal que son necesarios para resolver nuestros graves problemas…”

image

PD: Quizás puedan estar preguntándose el porque de esta publicación. Sensillo, esto forma, para bien o para mal, parte de la historia de Puerto Rico.

Por otro lado con el simple hecho de E.E.U.U aceptarnos con esta denominación de “estadidad jíbara” forma parte de una desigualdad, aunque no lo veamos, hasta contra sus propios iguales. Este es una gran prueba de lo que se ha venido mencionando en este blog sobre los aspectos culturales; lo importante que son para una anexión.

Carta del presidente Ronald Reagan a Luis A. Ferré sobre el estatus de Puerto Rico el 22 de Junio de 1989.

image

Ronald Reagan
22 de de junio de, 1969

Estimado Luis:

Por favor, perdona la tardanza de mi respuesta, pero por desgracia, con los trajines de la transición, su carta recientemente me llegó.

Mis creencias hacia la estadidad de Puerto Rico permanecen como estaban mientras estaba en el cargo. Siento que la estadidad beneficiaría tanto al pueblo de Puerto Rico como a los ciudadanos americanos, compañeros en los 50 estados. Sin embargo, la decisión recae en el pueblo de Puerto Rico y los Estados Unidos no tienen injerencia en el proceso democrático.

Los puertorriqueños han luchado junto a nosotros durante décadas y han trabajado junto a nosotros durante generaciones. En la condición de Estado, aunque la lengua y la cultura de la isla, rica en historia y tradición, sería respetada, en los Estados Unidos las culturas del mundo conviven con orgullo.

En caso de que los ciudadanos de Puerto Rico elijan la condición de Estado en una elección libre y democrática, queremos trabajar juntos para diseñar una unión de promesas y oportunidades en nuestra unión federal de los Estados soberanos.

Atentamente,
(Firmada por Reagan como se puede ver en la foto)

El Honorable Luis A. Ferré
Ex gobernador de Puerto Rico
G.P.O. Box 4487
San Juan, Puerto Rico 00936

Juan Antonio Corretjer, “el poeta armado”, le habla a la juventud puertorriqueña

Este es uno de los discursos, que si de Pedro Albizu Campos hay que referirse como “el jurista armado”, a Juan Antonio Corretjer hay que llamarle “el poeta armado”. Decía en 1969 a la juventud puertorriqueña en tiempos de zozobra para Puerto Rico, “el poeta armado”:

“No es por inexperiencia que vosotros, jóvenes, os sentís atraídos por las organizaciones independentistas que en una palabra significa atraídos por la bandera de vuestra Patria, por la palabra de vuestro patriotismo. Lo que los atrae a la independencia y a las organizaciones independentistas es la pureza de vuestros corazones. Miles de jóvenes tienen la misma experiencia que ustedes, miles y miles de jóvenes en todo Puerto Rico tienen vuestra misma edad y experiencia y no vienen a los pies de la tribuna independentista. A vosotros, lo que los atrae a escuchar nuestras palabras es la pureza de vuestros corazones. Y así os habla la experiencia. Porque cuando un día de enero de 1930, yo era joven como ustedes, y estaba de vacaciones en el pueblo de Yabucoa, y leí allí, en el periódico El Mundo, la entrevista que a don Pedro Albizu Campos, le hizo Manuel Rivera Matos, corrí a dar un paso que me acercara a él. Hasta que días después nos abrazamos en el bufete de don José S. Alegría, en el edificio González Padín, en San Juan.
Lo que me atrajo en la entrevista de Albizu que le hiciera Rivera Matos no fue la sabiduría jurídica de su exposición, altísima, profunda y brillante como era; no fue la intensidad de su pensamiento luminoso; no fue el palpitar de la indómita voluntad que alentaba en aquellas palabras. Fue su llamamiento a la pureza. Su llamamiento a la juventud y a todo el pueblo de Pùerto Rico; y a los líderes políticos, a renunciar las vanidades de puestos públicos; a renunciar a la vanagloria de los títulos académicos; a renunciar a los cheques; a dejar de estar hundidos en la ignominia del coloniaje por amor a un cheque del invasor. O la prédica insensata; a la colaboración, desde el punto de vista independentista, con el gobierno norteamericano. Fue ese llamamiento al desprendimiento, ese llamamiento a la pureza de mi corazón juvenil de entonces, y me llevó de Yabucoa a San Juan a abrazarme a aquel hombre que habría de pintar con su genio mi retrato en la historia de Puerto Rico; y ante cuya memoria, más allá de la gratitud patriótica, más allá de la admiración al tribuno, al jurista y al libertador, llegué a sentir el afecto de un hijo por su padre, de lo cual exhibo mis sentimientos por fuera y la gratitud de un hombre que sabe calibrar el bien que le han hecho en su vida.”

image

Fuente: Nota tomada del portal Historia de Puerto Rico. Información transcrita por el Dr. Guillermo Iranzo Berrocal

Puerto Rico: ¿Deuda?

La “deuda” es ilegal. Si nos damos a la tarea de buscar el Base Structure Report publicado en Octubre de 2014, el Departamento de Defensa admite el control de 1 millón 900 y pico de mil acres de tierra en Puerto Rico. No pagan un centavo de impuestos por los mismo.

Si buscamos en diversos portales de esa entidad, Puerto Rico aparece para la manipulación de comunicaciones, control del clima, producción de energía inalámbrica (confirmado en el informe del Grupo de Trabajo de Casa Blanca del 2012 que nos denomina productor de energía “HUB”, para las islas francesas, Caribe, Centro y Sur América), y en Arecibo, un escudo antimisiles, con El Yunque como cerebro electrónico del Comando Sur. Hay que ser bien subterráneo para no afirmar el derecho de la nación boricua a ser indemnizada. Dejando claro esto podríamos decir que Puerto Rico no debe nada, ya que la isla es una posesión estadounidense, o ¿cuando un niño madura y se va de su casa se lleva sus deudas?

También debemos tener presente que muchas desiciones que el gobierno de Puerto Rico ha querido tomar para desarrollar económicamente la isla han sido frenadas por Estados Unidos, haciendo alusión a las leyes de cabotaje y relaciones federales. Sin embargo cuando se ha tomado decisiones, unas impuestas y otras por parte del gobierno de Puerto Rico, que han sido sumamente malas para el país, administrativamente hablando, Estados Unidos no lo ha evitado. Ahora bien, existen muchas maneras que se utilizan a la hora de evadir dicha responsabilidad o carga. Por ejemplo, una de ellas es, que Puerto Rico desde 1952 tiene “soberanía” administrativa a nivel estatal y puede tomar desiciones. En ocasiones suena irrisorio ese comentario, solo es una tremenda triquiñuela, ya que en Puerto Rico no hay ningún tipo de soberanía, todo está rigido por las regulaciones federales. Lo que sucede es que eso es lo que han querido hacer creer con el Estado Libre Asociado, que por su nombre literal quizás eso es lo que se podría entender, pero hay que tomar con pinzas el engaño que se efectuó en la papeleta a la hora de votar por la Constitución de Puerto Rico. (Véase en el artículo La píldora venenosa del ELA)

Miremos la realidad. John Kerry le dijo a Rusia el 5 de marzo de 2014 que cuando un país ocupa a otro con tropas militares las elecciones son inválidas y todos los actos que comprometen al pueblo son inválidos.

Fuente: Fragmento de un escrito hecho por la Licenciada Aleida Centeno.