Archivo de la etiqueta: independencia

Primera luchadora independentista: Maria de las Mercedes Barbudo

Nuestra primera luchadora independentista y prisionera política fue una mujer – María de las Mercedes Barbudo 

El 22 de octubre de 1824 María de las Mercedes Barbudo fue llevada ante un magistrado y condenada a cárcel por sus actividades subversivas contra el gobierno español, convirtiendose en la primera prisionera política de Puerto Rico. Siendo joven, María de las Mercedes, abrió una tienda de artículos de costura en San Juan, especializada en la venta de botones, hilos y telas. Con el tiempo se convirtió en una empresaria exitosa como proveedora de préstamos personales. Así comenzó a moverse en círculos prominentes y con personas tales como Ramón Power y Giralt, el obispo Juan Alejo de Arizmendi, el artista José Campeche. Tenía una mente liberal y, como tal, a menudo fomentaba encuentros con intelectuales en su casa. Se hablaba de la situación política, social y económica de Puerto Rico y del Imperio español en general. Mercedes Barbudo se hizo amiga y escribió a muchos revolucionarios venezolanos, entre ellos a José María Rojas. También recibía revistas y periódicos de Venezuela, que confirmaban los ideales de Bolívar. Trás interceptar su correo, el gobierno español de Puerto Rico la arresta y fue detenida en el Castillo de San Cristóbal hasta su juicio el 22 de octubre de 1824. El 25 de octubre, fue puesta a bordo del barco El Marinero y llevada a la cárcel de mujeres de la Habana, Cuba.

Con la ayuda de las facciones revolucionarias, María de las Mercedes escapó y se fue a Santo Tomás, en las Islas Vírgenes. Con el tiempo, pudo llegar a La Guaira en Venezuela, donde pudo encontrase con su amigo José María Rojas. Así, fueron a Caracas, donde se encontró con el patriota Simón Bolívar. Colaboró con el general puertorriqueño Antonio Valero de Bernabé. También estableció una estrecha relación con los miembros del gabinete de Bolívar, incluyendo a José María Vargas; que, más tarde sería elegido como el cuarto presidente de Venezuela. Ella trabajó en estrecha colaboración con el gabinete.

Barbudo nunca regresó a Puerto Rico. Murió el 17 de febrero de 1849 en Caracas, Venezuela.

​¿Qué es la Independencia?

La Independencia significa, para los países, lo que para las personas adultas significa mandarse en su propia casa.  Es la forma que prácticamente todos los pueblos del mundo han escogido para gobernarse así mismos y ser dueños de su propio destino. La Independencia nos capacita para interactuar con el resto del mundo, con personalidad propia, a base de decisiones tomadas por nosotros mismos y no por un gobierno extranjero, o sin tener que pedir permiso. La Independencia es el derecho de nuestro pueblo a mandarse en su propia tierra mediante un gobierno plenamente democrático que proteja los derechos humanos y afirme nuestra nacionalidad e idioma.  

Es el disfrute de todos los poderes y atributos de la Soberanía que son necesarios para lograr mayor desarrollo y prosperidad, incluyendo los poderes para proteger y estimular nuestra industria, agricultura y comercio, controlar la inmigración y negociar acuerdos internacionales que amplíen mercados y promuevan inversiones de otros países.
Puerto Rico debe convertirse en una República Soberana, es decir, que debe tener autoridad plena sobre su territorio nacional y sobre sus relaciones Internacionales, sin intervención extranjera, y sujeta únicamente a su propia Constitución, la cual proveerá para un sistema de gobierno republicano y garantizará la vigencia de los derechos humanos. Naturalmente, los Puertorriqueños seremos reconocidos mundialmente como ciudadanos de La República de Puerto Rico, aunque la ciudadanía Americana (Estadounidense) que se nos impuso la deben mantener aquellas personas que interesen retenerla.

En términos económicos, será conveniente, tanto para Puerto Rico como para los Estados Unidos, acordar un Tratado de Amistad y Cooperación entre ambos países que provea un proceso de transición para transformar la economía de dependencia a una de producción y trabajo. Por supuesto, los Estados Unidos vendrán obligados a honrar los derechos adquiridos por las personas en Puerto Rico por aportaciones hechas o servicios brindados a los Estados Unidos antes de la proclama de la Independencia. El Tratado también contemplará el libre comercio entre ambos países como en la actualidad, y el libre tránsito de personas en una y otra dirección, como ha sido el caso hasta el presente.

​¿Por qué Puerto Rico debe independizarse en un momento en que cada vez los países son más Interdependientes?

La Interdependencia que existe en el mundo se fundamenta en la Independencia de cada país. Sin Independencia no hay Interdependencia. Es decir, La Interdependencia se basa en la capacidad jurídica de concurrir en igualdad de condiciones con el resto de los países. El mundo de la Interdependencia ha tornado la soberanía política en instrumento cada vez más conveniente para el desarrollo económico. Hace varias décadas quizás podía argumentarse que formar parte de una economía de Gran escala como la de Estados Unidos era conveniente para lograr acceso libre al mercado de ese país o a sus fuentes de inversión. Hoy día, sin embargo, ante ejemplos como el Tratado de Libre Comercio en Norteamérica entre Canadá, Estados Unidos y México (NAFTA), la Comunidad Económica Europea que agrupa naciones de Europa Occidental, o los arreglos de integración económica regional del Pacto Andino y Mercosur en América del Sur.

_____________________________
Ahora mucha atención a esto …
Es evidente que la integración política no es necesaria para la integración económica, y que es la soberanía política la que permite a un país adaptar mejor sus decisiones y estrategias industriales a las realidades de la competencia por el capital transnacional.

_____________________________
Esta es la parte más importante …
La Interdependencia requiere que Puerto Rico establezca relaciones diplomáticas y comerciales con aquellos países con los que estime importante relacionarse en su desarrollo económico y cultural, dentro de un marco de mutua conveniencia con dichos países, sin tener que desprenderce de su soberanía o identidad como Pueblo. La calidad de vida no sólo depende de los ingresos y ganancias que se obtiene. Aunque Puerto Rico busque una independencia económica también debe tratar de buscar cómo se acomoda, que cada persona en su nación tenga la oportunidad para desarrollarse física y mentalmente donde la codicia no funda el ego. Partiendo de esta premisa es donde entonces los/las puertorriqueños/as deben evaluar qué tipo de sistema económico podrían establecer.
_____________________________
Bajo la Estadidad o el E.L.A. solo son posibles aquellas relaciones – tanto con Estados Unidos como con el resto del mundo – que el Congreso de Estados Unidos le permita a Puerto Rico conforme a la autoridad que tiene sobre Puerto Rico al amparo de la Constitución Federal. Por lo tanto, cualquier relación que Puerto Rico tenga con otro país, incluyendo la relación con los mismos Estados Unidos, es siempre una relación subordinada a la autoridad del Congreso.
_____________________________
He aquí un punto sobresaliente …
Un buen ejemplo de esta subordinación se vio hace varios años atrás cuando circuló la noticia a los efectos de que el Departamento de Estado de los Estados Unidos interesaba dificultar la participación de Puerto Rico como mero observador en las reuniones anuales conocidas como Cumbres Iberoamericanas. Como pueden ver… ¡Hasta para el intercambio cultural y la promoción comercial con países que forman su entorno regional natural, se supone que le pidan permiso a Washington! El mejor ejemplo de esta subordinación se está viendo actualmente con La Junta de Control Fiscal Federal …

_____________________________
Conclusión …
La Independencia le permitirá a Puerto Rico establecer relaciones con el resto del mundo mediante tratados Bilaterales o Multilaterales, mediante los cuales el país concurriría con igual capacidad jurídica que el otro o los otros países.
Sólo la Independencia los faculta para aprovechar plenamente las oportunidades que ofrece la actualidad. “La Interdependencia Global”.

​Puerto Rico: ¿Qué pasará con la moneda en la independencia?

El dinero es la medida de valor y por lo tanto la unidad de contabilidad de las transacciones en los mercados. Es el invento de los comerciantes para ampliar el ámbito de la compra y venta de bienes y servicios. El que el dinero o la moneda nacional sirva para realizar transacciones comerciales a través del tiempo lo convierte también en depósito de valor.
Hoy en día la participación de los Estados nacionales en zonas de comercio libre, en acuerdos de mercado común y en acuerdos financieros internacionales además de la existencia de instituciones financieras internacionales como el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Interamericano de Desarrollo, entre otros. Hacen del tener una moneda propia como del uso de Oro y Plata, elementos opcionales a la hora de formular una política monetaria adecuada a los objetivos de desarrollo económico y a la realidad del comercio internacional. Es más importante la capacidad jurídica del Gobierno para negociar acuerdos internacionales de todo tipo y reglamentar el sistema financiero que la forma particular que adopte el dinero en su actividad económica.

El dinero es el aceite del comercio y lo importante no es que tipo de aceite sino la capacidad para ajustar la cantidad necesaria al buen funcionamiento de la máquina económica. Más allá de la decisión sobre la adopción de la moneda de un país importante en el comercio internacional, como medio de realizar las transacciones mercantiles dentro de la nación, podemos establecer las siguientes conclusiones con relación a la moneda y la independencia :

  • Por encima de la capacidad de un país de emitir su propia moneda – (poder que algunas metrópolis en el pasado le otorgaron a sus colonias sin perder su control sobre ellas) – más importante es la capacidad del Gobierno para negociar acuerdos internacionales y reglamentar su sistema financiero.
  • El valor de la moneda nacional depende del desarrollo económico y del acceso del país a los mercados internacionales de bienes y servicios y no es al revés. Unido a la cotización de las riquezas de dicho país.
  • El dinero es de quien lo tiene tampoco de quien lo emite. Cuando el dinero era creado por los comerciantes y banqueros privados como cuando es emitido por los estados nacionales, el objetivo era (y es) que el público lo utilizara y lo utilice.

Con relación al dinero de la independencia le confiere al Gobierno el derecho a reglamentar la industria financiera y negociar tratados internacionales que le permiten estas tres opciones:

1. Adoptar la moneda de otro país para las transacciones cotidianas del público. Esto a veces se hace manteniendo simultáneamente una moneda nacional a una tasa de cambio 1:1 con la moneda adoptada – como Panamá con el dólar -. La voluntad del estado nacional emisor no cuenta para nada.
2. Incorporarse a una zona comercial o de mercado común que haya adoptado una moneda común. (Ejemplos : Mercado Común Europeo y Comunidad de Estados del Este del Caribe).

3. Adoptar una moneda propia con libre fluctuación o atada a las fluctuaciones de una moneda que se use como divisa – como medio de pago internacional – (y que generalmente es la divisa usada por los principales socios comerciales).
El denominador común de estas opciones es que su ejecución y permanencia están sujetas a la voluntad exclusiva del país independiente.
La “República de Puerto Rico” adoptará una de estas opciones de acuerdo a como esté estructurado su comercio internacional a la hora de advenir a la independencia y cuál sería la manera más conveniente de ampliar las fuentes de financiamiento internacional.

El Banco Gubernamental de Fomento puede convertirse en Banco Central y prestador de última instancia dentro del sistema financiero puertorriqueño y diseñarse un sistema de aseguramiento de depósitos que puede o no contar con la participación del FDIC (Federal Deposit Insurance Corporation) o de compañías aseguradoras internacionales. (Actualmente la Corporación de Seguros de Depósitos de las Cooperativas de Ahorro y Crédito opera un seguro local de depósitos para las Cooperativas de Ahorro y Crédito que asegura los depósitos por la misma cantidad que la FDIC lo hace con la banca comercial local). Ello puede hacerse independientemente de que se siga o no utilizando el dólar como medio de pago para las transferencias cotidianas.
En síntesis,  bajo la independencia, Puerto Rico tendrá la facultad que tienen todos los países independientes de emitir su propia moneda. Este poder soberano le permitiría al país establecer su propia política monetaria, emitir el circulante que necesite la economía, establecer y modificar el valor relativo de la moneda nacional frente a otras monedas, y reglamentar las tasas de interés a la luz de nuestras necesidades, para estimular la economía a la vez que controla las tendencias inflacionarias.
Como país independiente, Puerto Rico tendrá incluso la opción de tener moneda propia, usar el dólar norteamericano o utilizar ambas.
El nivel de producción de bienes y servicios de un país es el factor que valida el sistema financiero de éste en los aspectos de liquidez, aceptabilidad y capacidad de convertibilidad internacional.
La Independencia es para propiciar el desarrollo económico de Puerto Rico,  lo cual resultará en que tengamos una moneda nacional fuerte,  reconocida por puertorriqueños y extranjeros.

​Sueño Boricua vuelto pesadilla: 118 years on the making. ¿Que hacemos ahora?

En el año 2016, no son pocos los boricuas que todavía buscan anexarse a esta otra nación del norte cuya cultura es muy distinta a la nuestra. Mucho de eso tiene que ver con la historia que selectivamente nos han contado dentro de un contexto adoctrinador. También tiene que ver con el bombardeo de desinformación, tergiversación de hechos y verdades ocultas. Pero luego de una profunda reflexión, pienso que hay muchísimo más que eso. Lejos de toda teoría de conspiración conocida, creo que hoy tengo otra perspectiva. Sin ánimo de ofender a nadie la comparto.

Estudiando y analizando lo que ha sido hasta hoy la respuesta de muchos boricuas a la solución de nuestros problemas, pienso que nosotros en esta Isla, y al igual que el resto del planeta, andamos corriendo detrás de un sueño de prosperidad económica, democracia, seguridad, diversidad, el respeto a las distintas ideas que una libertad de expresión representa, progreso, interdependencia, y otros muchos elementos que se dan en el contexto de estos componentes. Estos elementos se han personificado en el sueño americano, y para muchos la bandera de EE.UU se ha vuelto el símbolo de eso. Sin intención de hacer propaganda imperialista, la realidad es que ese sueño ha cautivado a muchos desde el origen de EE.UU como nación. Me parece que un cuarenta y pico (%) de boricuas queriendo la Estadidad, con otro cincuenta y tantos que desean mantener alguna forma de relación con EE.UU, son datos que no se pueden obviar en ningún análisis serio. Ciertamente no los quise obviar en mi reflexión de hoy.
No es de extrañarse la popularidad del sueño americano, pues todos los elementos que mencione antes que a mi juicio lo componen, realmente responden a anhelos que llevamos programados en el DNA, querer alcanzar tanto a nivel individual como a nivel colectivo. Pero la REALIDAD es otra muy distinta. Ante nuestros ojos y a plena luz del día, este sueño se nos volvió pesadilla. Todavía muchos no despiertan. No necesariamente porque no se den cuenta de la realidad que vivimos y los signos de la pesadilla que están por doquier, sino por el conflicto que le causa a muchos abandonar el ideal que la bandera americana representó en sus corazones y en su psiquis. En mi humilde opinión, al igual que yo intento cada mañana al despertar, nosotros los independentistas debemos todos hacer una breve pausa para reflexionar sobre lo que significa este sueño y porque muchos prefieren estancarse y aferrarse al engaño de una felicidad importada, que empoderarse de su destino. ¿Miedo? ¿Complacencia? ¿Ignorancia? Pienso que es una mezcla fatal de todas las anteriores montada sobre eso que estamos programados a desear, a pesar de la existencia o no existencia de EE.UU en nuestra historia. Estoy convencido que nosotros los independentistas tenemos la clave para sacar a estos hermanos perdidos de su letargo. Pero siendo bien honesto conmigo mismo y con ustedes, me parece que hay algo en nuestro discurso que todavía no conecta con las masas.
La pregunta que me hago y todavía no me contesto a cabalidad, es ¿Qué podemos hacer distinto para transformar la esperanza de cada corazón boricua que se ha refugiado en la bandera americana, en algo que promueva el sentido de urgencia y el anhelo por ser parte de levantar esta hermosa nación del abismo en el que corruptos, buitres, vende-sueños y mucha gente indiferente la han sumido? Sin quitarle merito alguno a las luchas del pasado y de las presentes, y sin subestimar ni menospreciar para nada la necesidad de seguir gritando toda injusticia a los cuatro vientos, pienso que la clave esta en INSPIRAR. Inspirar al boricua a despertar con miras a reconstruir la patria, más que atacar a palos su enajenación. Los traidores son los traidores, y a esos les llegara su hora. Pero me encuentro a mucha gente que simplemente esta perdida en búsqueda de respuestas. Mi sugerencia a la evolución de discurso primeramente me lo aplico yo mismo, porque (a pesar de razones que creo meritorias) no siempre soy “Mr. Nice Guy” en mis escritos. Creo en darle oportunidad a otra cosa.

¿Cómo podemos entonces hacer ver a todos y a todas que un nuevo Puerto Rico si es posible? ¿Que debemos abandonar? ¿Que más debemos hacer?

Yo empezaría por:

1) Buscar más solidaridad entre los grupos independentistas que todavía andan muy divididos. En Facebook nada más hay muchos grupos y páginas con el mismo fin, pero colaboramos muy poco entre nosotros. Esto no es más que una pequeña muestra de una division mucho más grande que se ve en la calle.
2) Encontrar un discurso alentador que ayude a ver un Puerto Rico más allá de la crisis. Veo mucha gente paralizada y a la expectativa de un caos inminente, pero hay que animarlos a moverse en la dirección correcta, más que seguir alimentando esa parálisis. La esperanza de construir algo mejor es clave aquí, pero más que decirlo es articular claramente como se llega. La división entre nosotros mismos no ayuda nada.
3) Más dialogo constructivo, y menos crítica destructiva. No para aceptar lo inaceptable, sino para entender esos otros puntos de vistas errados que se fundamentan en algo acertado… porque esos mensajes ocultos son los que hay que atender y entender para lograr la transformación que Puerto Rico necesita.
Con todo respeto a mis hermanos de lucha y compatriotas, creo que pasamos mucho tiempo en discursos que intentan derribar a los EE.UU, y menos tiempo con discursos que presenten el ideal de lo que Puerto Rico puede y debe convertirse.
Yo como manejador del blog Justicia Boricua y colaborador del blog El negrito está loco, hacemos lo posible por cambiar la proporción de tiempo que dedicamos a cada uno de estos discursos. Intentamos optar más por lo constructivo e invito a todos los que vean algo de cierto en esto que digo, a que también lo intenten en sus planteamientos. Siempre habrá espacio para cantaletear, y para denunciar lo que esta mal. Pero no podemos sacrificar el dedicar más tiempo a animar a otros en todo lo que podemos lograr cuando seamos República. Creo que el momento histórico que vivimos es único, y todavía nos falta masa crítica. Veo que todavía carecemos de un discurso solidario que inspire a trabajar por este 100 x 35 y esta reflexión mía es una invitación a seguirlo buscando.
Tal vez es hora de mirar pa´ dentro y preguntarnos si tiene que ver con esto que digo, o si es otra cosa. Pero algo es seguro: hay que hacer algo distinto mis hermanos, y no necesariamente hablo del resultado en las urnas.

​Puerto Rico no prospera por que tiene muchos enemigos. [Hay 10 categorias]

1) Los políticos corruptos.

2) Los políticos ineptos.

3) Los que votan por los políticos corruptos o ineptos.

4) Los que guisan de los políticos corruptos o ineptos.

5) Los que no les importa nada y siguen en lo suyo, volviéndose complices por inacción.

6) Los “billetudos” norteamericanos que guisan de mantenernos colonia y de que tengamos el gobierno y los políticos que tenemos.

7) Los que critican y protestan todo lo que esta mal en el gobierno, pero no hacen nada por resolver los problemas. Muchos de estos ya cogieron un pasaje y viven en EE.UU. La gran mayoría  siguen aqui promoviendo las mismas fantasías políticas de las últimas seis décadas.

8) Los que viven del mantengo pudiendo hacer algo por sus vidas. No tanto por lo que truquean, sino por el talento y la productividad que se desperdicia. Puerto Rico los necesita más que nunca pero ellos han escogido jugar el rol de víctimas. Lo malo es que se lo creen y no salimos del hoyo porque son un montón de gente.

9) Los narcos y todo delincuente. Destrozan nuestra calidad de vida y, fuera de gastar su dinero sucio aqui, realmente no aportan nada util.

10) Los que piensan que no podemos echar pa’lante por nuestra cuenta. Estos son los peores, porque sabotean nuestro progreso con excusas baratas que salen del odio a ellos mismos que lo proyectan hacia los que tratamos de echar esto pa’lante.

Espero que no seas ninguno de estos, pero si lo eres, estás a tiempo de hacer algo significativo y unirte a nuestra lucha por un mejor Puerto Rico.

¡Coño despierta ya boricua!

4 razones por la cual el pueblo de Puerto Rico necesita unirse en la búsqueda de la Independencia

​1) El modelo económico impuesto a Puerto Rico por Estados Unidos es de absoluta dependencia.

Las ayudas se han vuelto necesarias a causa de que las personas que tienen capacidad de trabajar no tienen empleos. El problema no es que Puerto Rico necesite mas ayudas, el problema es que Puerto Rico necesita ofrecerles alternativas dignas al ciudadano en donde estos contribuyan con sus talentos a la sociedad. Pretender que el 25% cargue con el pais mientras los ricos se hacen más ricos, y los pobres no tienen otro remedio que depender de ayudas, es lo mas absurdo del modelo de Pais. El proyecto PROMESA que impone la Junta de Control Fiscal no va a cambiar eso. De hecho no hará nada para atender la verdadera raiz que causa la crisis de Puerto Rico,  que es el estancamiento económico.

2) La crisis económica es a causa de la explotación. Resultado de la visión de las corporaciones detrás de la globalización y el modelo neoliberalista.

Maximización de ganancias es el lema de esa gente. Te cierran una fabrica y la mueven a China para pagar labor a razón de US $3 por día. Uno puede entender que no sean hermanitas de la caridad, pero el extremo de explotación laboral de estas corporaciones no es algo que va a cambiar sin que Puerto Rico se abra a competir directamente con ellos con capital boricua. En algun momento Puerto Rico tiene que hacer la busqueda de justicia laboral y mayor igualdad, un objetivo prioritario de pais si quieren resolver el problema económico. Sin leyes que incentiven la exención de impuestos a cambio de mayores benficios laborales (como hace Singapore por dar un ejemplo), jamás saldremos del boquete que causa reirle las gracias a las corporaciones golosas que promueven la explotación. Nos hacemos complices en detrimento nuestro, al comprar sus productos.

3) La democracia del gobierno de EE.UU está subordinada al interes económico de una elite.

Unas pocas personas (menos del 1%) son dueñas de la riqueza en EE.UU. Esta gente se esconde como accionistas detras de los bancos y de las corporaciones para inflar sus bolsillos sin contribuir lo suficiente al bienstar social. Esta elite son los causantes directos de la desigualdad, tanto aquí como allá. Estos individuos necesitan de políticos corruptos que defiendan sus intereses. Asi que financean ssu campañas, invierten billones en cabildeo y tienen una maquinaria de abogados para redactar proyectos de ley que se los ponen en las manos a sus politicos de turno. Todo con asegurar su guiso. ¿Es eso un ejercicio de libre democracia? No creo.

4) La estadidad, por mas bonita que se escuche en papel, es una “paja mental”. Aun en el improbable caso que la otorguen, para nada resuelve los problemas económicos ni políticos que se derivan de lo anterior.

En 118 años nos hemos podido dar cuenta que si EE.UU tuviera interés de hace a Puerto Rico un Estado, ya serí Estado. No se trata de que nadie la ha pedido. Se trata de que no hay voluntad politica por las razones antes expuestas. Los $74 billones que salen de P.R. cada año serían menos si las corporaciones tuvieran que pagar tax federal. Los que estan guisando del modelo colonial no tienen interés ninguno que esto cambie. Bajo una independencia tenemos mayor posibilidad de preservar los incentivos existentes o hasta ampliarlos en la forma que mas nos convenga a nosotros.

Referencias:

1) The Price of Inequality [Joseph Stiglitz]

2) Imperalism in the 21st century: The Globalization of Production, Super-explotation, and the crisis of Capitalism [John Smith]

¿Cómo Puerto Rico podría sobrevivir siendo República sino tiene recursos?

¡Hay seguir que educando!

Vamos a listar nuestros recursos y todo lo que Puerto Rico puede hacer si se deja de tiraeras y fantasías politicas:

1) La gente. La fuerza laboral puertorriqueña es superior. Lider en el mundo en manufactura. Muchos paises que imitaron el modelo economico puertorriqueño los están superando debido a su estancamiento politico.

Es estado de emergencia el que se puerda esa inversión de tiempo y conocimiento que se hace en los jóvenes cuando ellos migran a EEUU por no tener empleo en Puerto Rico. Dan ganas de llorar la falta de acción.

2) El clima. Es verano 365 dias al año y no tienen problemas de falta de lluvia excepto en eventos extremos como El Niño. ¿O porque creen que las semilleras transgénicas se han mudado a Puerto Rico?

3) La tierra y su localización geográfica. Asociado con el anterior Puerto Rico puede alimentar mas de 20 millones de personas si sigue un modelo agroecológico biodiverso. ¿Pueden imaginar todo lo que podría exportar a las islitas vecinas si hicieran el Mega Puerto?

4) El sol ¿Crees que Puerto Rico no tiene suficiente para independizarce del petroleo como hizo Costa Rica? Si tiene sol suficiente. Lo que falta es que saquen a patadas a tipos como el Presidente de Petrowest, sus amigos Rojos y Azules, y todo infeliz que quiere guisar del petroleo para hacer dependientes a los/las puertorriqueños/as.

5) El Agua. El agua limpia escasea en el mundo y ahora mismo es un “commodity”. Inversionistas de wall street le tienen un preseo montado a todo lo que tiene que ver con agua.

¿Sigo?

PD: Muchos paises con menos recursos que Puerto Rico son prósperos. Me viene a la mente Israel que es un pedazo de roca en el desierto y son dueños de mucha riqueza.

Image and video hosting by TinyPic

Mensaje que llevaba Noel D. Cruz Torres al tirar las bombas molotov en fábrica de Salinas

He aquí el mensaje contundente que llevaba Noel D. Cruz Torres de 36 años, residente de Monte Park San Juan. Hombre que armado de bombas caseras tipo molotov, irrumpió en los predios de la empresa Pioneer en la carretera #3, Km 156.5 en Salinas hoy sábado 18 de junio de 2016, ocasionando daños no estimados hasta el momento en diferentes partes del lugar.

Image and video hosting by TinyPic

(“Levantate boricua que ha llegado el momento de defender nuestra patria. Viva Puerto Rico Libre”)

El paso jueves 16 de junio de 2016 un hombre tiroteó La Fortaleza y luego se suicidó. Hoy sábado, otro hombre lanza bombas molotov contra la fábrica antes mencionada llevando una pancarta con un mensaje a favor de la independencia. El paradigma contemporáneo conocido por los puertorriqueño está cambiando. Un paradigma histórico de no luchar por temor que se ha transmitido de generación en generación. Se han venido suscitando actos en los últimos meses, desde manifestaciones hasta marchas, con un sinnúmeros de factores diferentes, unos contundentes, acusatorios y militantes. Actos que están creando las bases, condiciones y precedentes nuevamente.

ELA Soberano: la nueva mentira.

ELA Soberano y Libre Asociación como la plantea el gobierno estadounidense no es lo mismo. La definición de Libre Asociación fiel a la definición según el gobierno federal es la que se encuentra en la papeleta plebiscitaria del 1998 que dice: “Un Tratado que reconozca la soberanía plena de Puerto Rico para desarrollar su relación con los Estados Unidos en asociación no colonial, no territorial. Estados Unidos renunciará a todos sus poderes sobre Puerto Rico, entrando al Tratado en el mismo acto. Puerto Rico retendrá todos los poderes que no se deleguen expresamente a los Estados Unidos. Puerto Rico dispondrá sobre la ciudadanía puertorriqueña. Los ciudadanos actuales de los Estados Unidos en Puerto Rico retendrán la ciudadanía americana, si así lo desean, y podrán trasmitirla a sus descendientes, sujeto a lo que dispongan las leyes de los Estados Unidos o el Tratado. Debe entenderse que, a partir de la vigencia del Tratado, el solo hecho de nacer en Puerto Rico no concederá derecho a ser ciudadano americano. El Tratado a negociarse dispondrá sobre asuntos de mercado, defensa, el uso del dólar, asistencia económica y la protección de derechos personales adquiridos. El Tratado también reconocerá la capacidad soberana de Puerto Rico para concertar convenios y otros tratados internacionales.”

El informe presidencial sobre estatus del 2005 amplía sobre esta definición con lo siguiente: “Otro posible modelo de independencia es el de los “estados libremente asociados” de Micronesia, Islas Marshall y Palau. Los estados libremente asociados formaban parte del Fideicomiso Territorial de las Islas del Pacífico, las cuales EE.UU. administró a partir de la Segunda Guerra Mundial. Micronesia y las Islas Marshall se hicieron independientes en 1986 y Palau en 1994, luego que el Congreso aprobara “pactos de libre asociación negociados con los territorios”. Entre otros derechos, ellos adquirieron el pleno derecho a llevar a cabo sus propias relaciones con países extranjeros. Sin embargo, los estados libremente asociados y los EE.UU. mantuvieron estrechas relaciones, y Estados Unidos continuó proveyéndoles seguridad, defensa, y otros diversos tipos de apoyo económico y servicios. Los/las ciudadanos de los estados libremente asociados por lo regular pueden entrar a Estados Unidos como no-inmigrantes y establecer residencia y trabajar aquí. Aunque estos tres pactos sí contenían cláusulas que para realizar cambios requerían el consentimiento mutuo de las partes involucradas, los pactos renegociados aprobados por el Congreso en 2003 con Micronesia y las Islas Marshall disponen para su terminación unilateral, conforme a la opinión constitucional antes discutida.

Entre las opciones disponibles constitucionalmente, el estatus de Estado libremente asociado puede ser el que mejor parece proporcionar la relación entre Puerto Rico y Estados Unidos que parece que desean quienes recomiendan el “Estado Libre Asociado Soberano”. Sin embargo, sería necesario hacerle claro al pueblo de Puerto Rico que un estatus de asociación libre es una forma de independencia de los Estados Unidos que no podrá (sin que ocurra una enmienda a la Constitución de los Estados Unidos) estar inmune a la posibilidad de una terminación unilateral por parte de los EE.UU. De considerarse esta opción, el Presidente y el Congreso tendrían que aclarar la cuestión política en cuanto a si el número apreciablemente mayor de la población de Puerto Rico, (cerca de 4 millones, comparado con 136,000 en Micronesia, el mayor de los estados libremente asociados) haría que una relación con Puerto Rico similar a aquella con los estados libremente asociados existentes fuera deseable o práctica.” ELA Soberano propone un Puerto Rico en unión permanente con EE.UU. pero con el poder de un pais independiente para negociar acuerdos con otros países. Eso es una violación directa a la constitución estadounidense y por ende imposible de imponer. Hay que dejar los engaños. Los países que hoy dia están libremente asociados con EE.UU. pasaron primero a la independencia y luego acordaron pactos de libre asociación. Y para que no quepa duda, libre asociación es lo mismo que la república asociada. Los/las soberanistas, deben perder el miedo a las palabras República e independencia. La soberanía segura llega con la independencia. Si después el pueblo desea procurar un pacto de libre asociación, podría hacerlo con libre voluntad siempre y cuando los términos del pacto los favorezcan. Pero por ahora, la única salida que tiene Puerto Rico es la independencia, la verdadera soberanía.

Image and video hosting by TinyPic