Archivo de la etiqueta: Dictadura

LEY PROMESA EN ESPAÑOL

En momentos tan difíciles como los que están viviendo las/las puertorriqueñas/os, es fundamental que haya un documento con la traducción de la Ley PROMESA, que establece una Junta de Control Fiscal dentro del aparato del Gobierno de Puerto Rico. Este documento fue traducido por Alejandro Álvarez Nieves, doctor de Traducción por la Universidad de Salamanca, traductor certificado por la American Translators Association en combinación del inglés al español y profesor colaborador del Programa Graduado de Traducción de la Universidad de Puerto Rico; quien se dio a la tarea de traducir el proyecto por iniciativa propia y de manera voluntaria.

Pulsando en el siguinte enlace podrás bajar el documento: LEY PROMESA EN ESPAÑOL

[Borrador] Junta de control fiscal: “la dictadura entra por el patio”.

El borrador del “Puerto Rico Oversight, Management, and Economic Stability Act” (Junta de Control Fiscal), establece que la junta en su poder puede hacer lo siguiente:

1. Permite bajar el salario mínimo.

2. Tiene el poder de detener las demandas contra el Gobierno de Puerto Rico en lo que la junta audita las finanzas del gobierno.

3. Coloca la deuda por encima de los servicios esenciales del pueblo de Puerto Rico.

4. Los ajustes y cambios al presupuesto quedan exclusivamente en manos de la junta y pueden modificarse tras consulta con el Congreso.

5. Nombra a una persona que se hará cargo de los permisos.

6. Tiene el poder de suspender o enmendar leyes ambientales para agilizar el proceso de proyectos.

7. Le permite eliminar leyes para hacer proyectos de infraestructura más rápidos.

8. Conllevará multa y cárcel sino le hacen caso a la junta.

9. Permite quitar beneficios de retiro a los/las viejitos/as.

10. Tiene el poder de emitir bonos o contratos de emisión de préstamos en nombre del Estado Libre Asociado de Puerto Rico.

11. Es una junta impuesta dentro del Gobierno de Puerto Rico, donde sus miembros no son escogidos por el pueblo sino que designados por el Congreso o el Presidente de los Estados Unidos.

12. Establece que el Secretario de hacienda y el gobernador de Puerto Rico deberán ser miembros de la junta de control fiscal sin derecho al voto. (o sea que los funcionarios electos por el pueblo estarán de adorno)

13. La junta estará compuesta por cinco miembros. De los cinco miembros: 1 miembro será nombrado por un plazo de 1 año, 2 por un plazo de 2 años y los otros 2 miembros por un plazo de 3 años.

14. La junta tendrá dominio eminente en cualquier toma de decisiones referente a Puerto Rico, por encima de las leyes y la Constitución.

15. Prohíbe a los empleados públicos a participar en cualquier tipo de huelga o cierre patronal.

16. Ni el gobernador ni la legislatura puede ejercer ningún tipo de control, supervisión, fiscalización, o revisar las decisiones tomadas por la junta.

17. Estados Unidos no se hace responsable por el pago de cualquier capital o interés de cualquier bono, pagaré u otra obligación emitida por la junta.

La Junta de Control de Fiscal tendrá poder absoluto sobre todas las decisiones tomadas en Puerto Rico sin la debida aprobación de la junta en proceso democrático donde participe el pueblo. Prácticamente es una dictadura legal. Esto es un retroceso hacia el siglo 18 en el transcurso histórico de Puerto Rico. En la Sec. 303. (p. 75) deja claro la manera en que ven a Puerto Rico en virtud de un territorio.

Lo triste de todo este caso es que el pueblo de Puerto Rico, en su inmensa mayoría, favorece la junta de control fiscal. Las encuestas no oficiales revelan que un 85% de las personas están a favor. Estos números son preocupantes, por la emigración a corto plazo que la implantación de dicha junta puede crear. Los efectos demográficos de una baja población son irreparables.

Como si no fuera menos la ley se llama “Promesa”. Es un poco irrisorio que se vaya a colocar a 3 millos 500 mil personas en jaque y la ley se llame “Promesa”. Estados Unidos desde 1952 evadió el tema del estatus político de Puerto Rico para hoy día imponer una junta de control fiscal y fortalecer el estatus quo en Puerto Rico.

PULSA AQUI PARA LEER ANTEPROYECTO COMPLETO: https://morningconsult.com/wp-content/uploads/2016/03/PR-Executive-Summary-and-Discussion-Draft.pdf

Image and video hosting by TinyPic

Día Internacional de la No Violencia Contra la Mujer

El 25 de noviembre de 1960, los cuerpos de las tres hermanas Mirabal se encontraron en el fondo de un acantilado en la costa de la República Dominicana. Aquel acontecimiento, que fue vendido a la prensa como un trágico accidente por Trujillo, el dictador dominicano que dio la orden de acabar con ellas, contribuyó a despertar la conciencia entre la población, que culminó, seis meses después, con el asesinato del caudillo.

En honor a estas tres valientes hermanas asesinadas a garrotazos, que se habían convertido en auténticas heroínas de la lucha clandestina antitrujillista, se conmemora cada año en esta fecha el Día Internacional de la No Violencia Contra la Mujer, aprobado por la Asamblea General de las Naciones Unidas en diciembre de 1999, a propuesta de la República Dominicana con el apoyo de 60 países.
Patria Mirabal, Minerva Mirabal y María Teresa Mirabal, así se llamaban las hermanas que, nacieron y crecieron en el seno de una familia rural acomodada en el paraje de Ojo de Agua, en Salcedo, el municipio más importante de la provincia que se rebautizó más tarde, y en honor a ellas, con el nombre de Hermanas Mirabal.

Estas mujeres, que habían mostrado un interés muy temprano por los estudios, dedicaron gran parte de su corta vida a luchar por la libertad política de su país, oponiéndose firmemente a una de las tiranías más opresoras y duras que tenía Latinoamérica: la de Rafael Leónidas Trujillo, conocido también como: El Jefe, El Generalísimo, El Chivo o El Chapita, por su afición desmedida por las condecoraciones.

image

Patria Mirabal, Minerva Mirabal y María Teresa Mirabal.