Archivo de la etiqueta: cultura

​¿Por qué Puerto Rico debe independizarse en un momento en que cada vez los países son más Interdependientes?

La Interdependencia que existe en el mundo se fundamenta en la Independencia de cada país. Sin Independencia no hay Interdependencia. Es decir, La Interdependencia se basa en la capacidad jurídica de concurrir en igualdad de condiciones con el resto de los países. El mundo de la Interdependencia ha tornado la soberanía política en instrumento cada vez más conveniente para el desarrollo económico. Hace varias décadas quizás podía argumentarse que formar parte de una economía de Gran escala como la de Estados Unidos era conveniente para lograr acceso libre al mercado de ese país o a sus fuentes de inversión. Hoy día, sin embargo, ante ejemplos como el Tratado de Libre Comercio en Norteamérica entre Canadá, Estados Unidos y México (NAFTA), la Comunidad Económica Europea que agrupa naciones de Europa Occidental, o los arreglos de integración económica regional del Pacto Andino y Mercosur en América del Sur.

_____________________________
Ahora mucha atención a esto …
Es evidente que la integración política no es necesaria para la integración económica, y que es la soberanía política la que permite a un país adaptar mejor sus decisiones y estrategias industriales a las realidades de la competencia por el capital transnacional.

_____________________________
Esta es la parte más importante …
La Interdependencia requiere que Puerto Rico establezca relaciones diplomáticas y comerciales con aquellos países con los que estime importante relacionarse en su desarrollo económico y cultural, dentro de un marco de mutua conveniencia con dichos países, sin tener que desprenderce de su soberanía o identidad como Pueblo. La calidad de vida no sólo depende de los ingresos y ganancias que se obtiene. Aunque Puerto Rico busque una independencia económica también debe tratar de buscar cómo se acomoda, que cada persona en su nación tenga la oportunidad para desarrollarse física y mentalmente donde la codicia no funda el ego. Partiendo de esta premisa es donde entonces los/las puertorriqueños/as deben evaluar qué tipo de sistema económico podrían establecer.
_____________________________
Bajo la Estadidad o el E.L.A. solo son posibles aquellas relaciones – tanto con Estados Unidos como con el resto del mundo – que el Congreso de Estados Unidos le permita a Puerto Rico conforme a la autoridad que tiene sobre Puerto Rico al amparo de la Constitución Federal. Por lo tanto, cualquier relación que Puerto Rico tenga con otro país, incluyendo la relación con los mismos Estados Unidos, es siempre una relación subordinada a la autoridad del Congreso.
_____________________________
He aquí un punto sobresaliente …
Un buen ejemplo de esta subordinación se vio hace varios años atrás cuando circuló la noticia a los efectos de que el Departamento de Estado de los Estados Unidos interesaba dificultar la participación de Puerto Rico como mero observador en las reuniones anuales conocidas como Cumbres Iberoamericanas. Como pueden ver… ¡Hasta para el intercambio cultural y la promoción comercial con países que forman su entorno regional natural, se supone que le pidan permiso a Washington! El mejor ejemplo de esta subordinación se está viendo actualmente con La Junta de Control Fiscal Federal …

_____________________________
Conclusión …
La Independencia le permitirá a Puerto Rico establecer relaciones con el resto del mundo mediante tratados Bilaterales o Multilaterales, mediante los cuales el país concurriría con igual capacidad jurídica que el otro o los otros países.
Sólo la Independencia los faculta para aprovechar plenamente las oportunidades que ofrece la actualidad. “La Interdependencia Global”.

Antonia Martínez Lagares

Nace en Arecibo el 22 de abril de 1949 y muere a manos de un oficial el 4 de marzo de 1970.

Antonia era una estudiante de la Universidad de Puerto Rico en Río Piedras, encaminada a graduarse de un bachillerato en Educación. El 4 de marzo, durante las huelgas de la Universidad de Puerto Rico en 1970, la Fuerza de Choque de la Policía de Puerto Rico entró al campus universitario a intervenir con unos estudiantes que protestaban contra la presencia del ROTC (Cuerpo de Instrucción de Oficiales de Reserva). En la huelga se encontraban unos policías golpeando a un estudiante en la Avenida Ponce de León. Antonia se encontraba en el balcón de su hospedaje y al percatarse de la agresión les gritó “asesinos” a los policías. Uno de los oficiales miró al balcón y sin mediar palabras sacó su arma y le disparó. La bala impacto la cabeza de Antonia atravesandola e hiriendo a otro estudiante que estaba con ella en el cuello. Antonia murió más tarde en el Hospital Auxilio Mutuo.

Celestino Santiago, el otro estudiante herido, contó los eventos e identificó a algunos de los oficiales. Posteriormente, un policía fue acusado pero salió absuelto en corte. Años después, en declaraciones de algunos policías a la Comisión Senatorial de lo Jurídico en las investigaciones del Caso del Cerro Maravilla, un agente denunció el encubrimiento del asesinato de Antonia por parte de la Policía y el FBI, y declaró que para tapar el caso acusaron a un policía que no tenía nada que ver. El verdadero culpable fue protegido y nunca ha sido procesado en corte por este crimen.

La muerte de Antonia quedó en la memoria de muchos puertorriqueños y no pasó al olvido. Su muerte tuvo una influencia cultural significativa que ha pasado de generación en generación,  tomando como eje simbólico el abuso y opresión por parte de la policía. Muchos cantantes han escrito e interpretado canciones en honor a la memoria de Antonia. El cantautor puertorriqueño Roy Brown escribió una canción llamada “Antonia murió de un balazo” en su segundo álbum. Otro cantautor que se inspiró en este hecho fue Andrés Jiménez (“el Jíbaro”), con su letra “Antonia Martinez” , dentro de su álbum “Como el filo del machete” (1978). También le escribió Antonio Caban Vale (El Topo) quien incluyera la canción “Antonia” en su álbum “Las Manos del Campo” (1975).

En el 2010, un mural conmemorando el 40 anivesario de la muerte de Martínez fue vandalizado. El mismo fue restaurado por un grupo liderado por el ex-preso político Rafael Cancel Miranda. Otro mural conmemorando la muerte de Antonia se encuentra en el edificio de Humanidades de la Universidad de Puerto Rico.

Image and video hosting by TinyPic

La estadidad no es un derecho

            La estadidad no es un derecho salvaguardado por ninguna constitución o ley. La estadidad es una concesión. Tampoco es un asunto de derechos civiles como lo han querido hacer ver el movimiento estadista por años con el discurso de la igualdad, al contrario, atenta contra ellos. Los derechos civiles de un pueblo consisten en mantener la lengua, cultura y dignidad. Sin embargo en el siglo XXI hemos sido victimas de un fenómeno ideológico extraño, donde convertir un país en minoría perpetua se le llama descolonizar.

             Por otro lado el movimiento estadista ha querido hacer ver que nos están discriminando ya que somos ciudadanos americanos, por eso el discurso de la igualdad. A los puertorriqueños no los están discriminando, eso se decidió en los Casos Insulares. Los Casos Insulares fue una decisión sobre la tierra no sobre las personas como han querido hacer ver también. La ciudadanía estadounidense fue una concesión bajo una ley (Ley Jones). El Congreso mediante legislación pueden quitar la ciudadanía a los puertorriqueños que vayan a nacer, al contrario de la ciudadanía de una persona que nace en Estados Unidos. Las personas nacidas en Estados Unidos tienen una ciudadanía a nivel constitucional. El discurso de la igualdad es uno repetitivo sin ninguna base. Deben hacerle el discurso al que no sepa, lea o busque ayuda.

             “La estadidad no se pide, la estadidad se exige”, así dicen muchos. ¿Saben de donde se originó esta cita? Del famoso plan Tennesy, ya que ese proceso de lucha por la estadidad tiene un record de 7/7 por todos los territorios que lo han implantado; lo que nadie le dice a la gente es que esos estados que hoy están en la unión gracias al plan Tennesy eran territorios incorporados y no se parece en nada a la situación de Puerto Rico. Nunca se ha preguntado porque Puerto Rico es una posesión y no una propiedad, busque su diferencia y podrá entender muchas cosas.

Y para ser un poco más sinceros, la situación de Puerto Rico no surgió hace poco y a continuación los haré reflexionar.

Carta Autonómica de Puerto Rico 1897
“ARTICULO 2 (Adicional) Una vez aprobada por las Cortes del Reino la presente Constitución para las Islas de Cuba y Puerto Rico, no podrá modificarse sino en virtud de una ley y a petición del Parlamento Insular.
Establece la nulidad del Tratado de París.

Tratado de París
“Art.9 Los derechos civiles y la condición política de los habitantes naturales de los territorios aquí cedidos a los Estados Unidos, se determinarán por el Congreso”.

            Los que han dominado a Puerto Rico siempre han gozado de poder plenario, pero no de responsabilidades. El cambio en Puerto Rico está en la gente, no hay libre determinación porque han privado de ella a todo el que viven en el territorio de Puerto Rico. La única forma que resta es luchar para poder tener voz y elegir lo que la mayoría del pueblo quiere.

image



La comunidad del Barrio Mariana en Humacao

             Las luchas libradas por más de tres décadas en el Barrio Mariana de Humacao han llevado a la creación de una organización comunitaria de base llamada Asociación Recreativa y Educativa Comunal del Barrio Mariana de Humacao, Inc. (ARECMA). Dicha organización ha servido parta la transformación, desarrollo y construcción de un pensamiento crítico, un sentido bien amplio de conciencia los cuales han fortalecidos los procesos de liberación individual y colectiva de la comunidad.

             En el sector más alto de Humacao, Mariana 2, que está en colindancia con Yabucoa, como bien dice Luz Vega, no dieron paso a la solución mágica de los problemas sino que actuaron en pro los derechos de la comunidad como colectivo desde la década del 50 y hoy día dichas luchas tienen como consecuencia la unión de sus ciudadanos en un contexto socio-histórico que los hace tener ese sentido tan grande de conciencia e identidad. En la comunidad de Mariana de 1970-1980 se ha creado un frente social, logrando que hasta residentes de Yabucoa se identifiquen o tengan un sentido de pertenencia con la comunidad de Mariana. Y no es por casualidad que dicho fenómeno ha tenido auge, sino que además de velar por los intereses de la comunidad, ese sentido de identidad es uno de los principales nortes en la organización ARECMA, el preservar la cultura, historia y educar desde la realidad social puertorriqueña como sujeto colonizado y oprimido. Luz Vega dice que:

“uno de los objetivos del régimen colonialista ha sido el intento de ocultar, tergiversar y obstaculizar el reconocimiento de nuestra propia historia y cultura hasta desdibujarla y que, a fuerza de estar ausente, comencemos a creer que solo existe el aquí y ahora. Pretender que aceptemos la teoría de tabula rasa es negar la construcción misma de la sociedad de la que somos parte”.

Por razones como las antes mencionadas nace el Festival de la Pana que es un evento cultural que contribuye al rescate de nuestra historia. En dicho festival del que fuimos participes como parte de la clase se pudo apreciar grandemente,

·        El sentido de pertenencia: que los hizo apropiarse de ese espacio geográfico implantando una plena soberanía y decisiones como comunidad.

·        La integración social: haciendo partícipes no solo a los habitantes de la comunidad de Mariana sino a personas de todos los pueblos cercanos.

·        La plena participación de la comunidad: donde toda la comunidad organiza la actividad prácticamente como un solo ente.

·        Solidaridad: la gran cantidad de voluntarios a fines de la comunidad.

            No solo fue una gran experiencia de trabajo comunitario sino que fue una experiencia donde pude observar un fenómeno bien peculiar. En esta comunidad se puede apreciar un fuego ardiente, un sentido patrio, una conciencia revolucionaria, no tengo palabras exactas para explicarlo. Ellos tienen un sentimiento peculiar, no tan solo como puertorriqueños, sino como comunidad. Tuve la extraña percepción que esta comunidad no siente ser humacaeños sino que sienten ser “marianences”. Es un poco atrevida mi acusación, pero no muy alejada de mi experiencia y realidad social de la comunidad de Mariana. El primer trabajo que realicé en el festival fue preguntarles a las personas que iban llegando al festival de que pueblo era para llevar un censo de cuantas personas asistían al festival y de donde venían. Me pareció sumamente extraño que cada persona que era de la comunidad al escuchar la pregunta: ¿de qué pueblo eres? Respondían: “de Mariana”, “de aquí mismo de Mariana”, eran bien pocos los que respondían que eran  de Humacao.

            Esta situación me pareció normal hasta que un grupo de niñas comenzó a bailar plena en la tarima. Mientras ellas bailaban un señor iba contando la historia del barrio Mariana y fue bien enfático en decir que el barrio Mariana tenía un himno, bandera y escudo propio al cual ellos respondían. En ese momento comencé a certificar lo que comenzó con una simple sospecha. Toda esta intriga la logré concretar por error al conocer a un personaje sumamente pintoresco llamado Andrés. A principio pensé que Andrés era uno de esos señores cuentista que se para en las esquinas, pero a medida que fue hablando, la coherencia, sabiduría, experiencias y lucidez me hicieron entender que éste señor llevaba consigo el comportamiento de un determinado sector o pueblo. Mis compañeras y yo nos detuvimos a hablar con él, ya que era muy gracioso, hablaba en tono o prosa poética y para completar era trovador. En una conversación le dije: – “oye Andrés tú te las traes”. En respuesta a mi acercamiento él me dijo: – “así somos todos los de Mariana”. Yo, un tanto atrevido le pregunte: – ¿los de Humacao?, y él me dijo: – no, así somos los de Mariana.

            Es hermoso ver una comunidad completa con ese sentido de pertenencia, conciencia y autogestión social. Ese identidad que no solo se les sale por los poros sino que expresan a viva voz. La historia nos hace grande, la historia nos une, la historia nos crea conciencia y nos hace ver la realidad.

image

Foto del Festival de la Pana 2015.