Archivo de la etiqueta: biografía

​María Tomasa Cadilla Colón de Martínez. 

Fue hija de Armindo Cadilla y Fernández y Catalina Colón y Nieves. Nació en Arecibo el 21 de diciembre de 1884 y falleció en Arecibo el 23 de agosto de 1951. 

María Cadilla de Martínez: Escritora, pintora y educadora arecibeña que se destacó por sus estudios para el rescate del folklore puertorriqueño y la identidad nacional. 

Trabajó como maestra en escuelas rurales de Arecibo y San Juan. Obtuvo el grado de instructora y se desempeño como tal en la Universidad de Puerto Rico. En esa misma institución obtendría un Bachillerato en Educación en 1928, Una Maestría en Estudios Hispánicos en 1931. En España obtiene el Doctorado en Filosofía y Letras con su tesis “La poesía popular de Puerto Rico”. 

Perteneció a varias asociaciones a favor del voto para la mujer y numerosos grupos culturales. Fue galardonada en muchas ocasiones por sus trabajos investigativos tales como “Hitos de la raza”. Publicó también varias biografías sobre personajes ilustres como Lola Rodríguez de Tío, Manuel Corchado y libros de poesía. Sus poesías eran publicadas en revistas y periódicos utilizando el seudónimo de Liana. Su voluminosa y trascendental obra le gano un lugar de honor en nuestra literatura nacional. En Arecibo se le rindió homenaje otorgando su nombre a la escuela superior del pueblo.

Fuente: Gerardo Ayala Rivera en Biografías Puertorriqueñas.

Víctor Guillermo Toro Vega (Yomo Toro)

​Yomo Toro (Víctor Guillermo Toro Vega) nació en Ensenada, Guánica, Puerto Rico el 26 de julio de 1933

Uno de los artistas más reconocidos de Puerto Rico, dentro y fuera de la isla, que destacó por fusionar el instrumento típico de la isla (el cuatro) con la salsa caribeña junto a Willie Colón y Héctor Lavoe.

La carrera musical de Yomo Toro se prolongó durante más de cinco décadas y se centró en Nueva York, donde llegó en 1953 con su banda “Los 4 Ases” para después realizar varias giras por el Caribe e instalarse definitivamente en el Bronx en 1956.

Yomo Toro era zurdo y tocaba el cuatro para derechos al revés, tal vez la forma más difícil de tocar un instrumento.

Interpretó su música junto al trío Los Panchos a principios de los años sesenta y con ellos grabó varios álbumes, incluyendo el que constituyó la presentación de Eydie Gormé, para después unirse a la legendaria Fania. Durante los años 60 y principios de los 70, presentó un programa de televisión titulado “El show de Yomo Toro”, en el que entrevistaba a personalidades del mundo hispano.

En 1969 grabó el disco de salsa “Tributo a Arsenio”, con la orquesta Larry Harlow, y un año después el clásico “Asalto Navideño” junto a Willie Colón y Héctor Lavoe. Yomo Toro grabó en 150 álbumes con diferentes artistas y algunos instrumentales en toda su carrera musical. Yomo Toro murió  a los 78 años en el Bronx, NYC en el 2012.

Rafael Hernández Marin “El Jibarito”

Rafael Hernández Marin, también conocido como El Jibarito. Nace en el barrio tamarindo de Aguadilla Puerto Rico el 24 de Octubre de 1891 y muere el 11 de Diciembre de 1965.

Fué un compositor puertorriqueño mundialmente conocido por sus boleros y canciones, principalmente El cumbanchero, Campanitas de cristal y Lamento Borincano. Fué una figura cimera de la música popular puertorriqueña durante el siglo XX. Sus padres fueron Miguel Angel Rosa y Maria Hernández. En 1903, Rafael a los 12 años inicio sus estudios musicales con los profesores Jose Ruellan Lequerica y Jesús Figueroa, perfeccionando su técnica como el cornetín, el violin, el trombón, el bombardino, la guitarra y el piano. Se traslada en su adolescencia al sector Puerta de Tierra, San Juan, y allí toca con la Banda Municipal bajo la dirección de don Manuel Tizol, tanto en el teatro municipal como en las retretas dominicales; con los escasos ingresos habidos ayudaba a sus hermanos Victoria, Jesús y Rosa Elvira.

Su primera composición, la danza, Maria y Victoria la misma data del año 1912, pero al llegar la primera guerra mundial, Rafael tuvo que servir en la Fuerzas Armadas de los Estados Unidos. Integrado a la vida militar, toco en la Banda de música del Ejercito. En 1920, un contrato lo llevo a Cuba para dirigir la orquesta del teatro Fausto de la Habana por un espacio de cuatro años. Luego de cuatro años en la Antilla Mayor, regresó a la Gran Manzana donde organiza el trío Borinquen. Sus integrantes eran, Manuel Jimenez “Canario”, primera voz, posteriormente sustituido por el cantante dominicano Antonio Mesa, Salvador Ithier Segunda voz y Rafael Hernandez, director y primera guitarra. Luego de un breve periodo de éxitos, en el que se destacaron temas de su autoria como: “Siciliana”, “Me la pagarás”, “Preciosa”, “Adios a Gardel”, “Venus”, “Menealo”, el Trio Borinquen se disolvió y Rafael fundó una nueva agrupación. El proyecto llamado originalmente Grupo Hernández, cambio su nombre por el de cuarteto Victoria, y con el tuvo uno de los periodos más importantes de su ascendente carrera. Rafael viaja a la ciudad de México a cumplir un contrato de tres meses y permanece por dieciséis años, país que llama su segunda patria. Produce en mexico un programa radial en la emisora XEW, auspiciado por la Sal de Uvas Picot, el tema de presentación del programa lo es el “Lamento Borincano”. Dirige una orquesta de 35 músicos mexicanos y cubanos. Realiza una segunda gira a Puerto Rico con el cuarteto Victoria. Luego Rafael se registra como estudiante de estudios avanzados en música en el conservatorio nacional de Música de México, bajo la tutela del maestro Juan Leon Mariscal. Obtiene el grado de Maestro de Armonía , composición, contrapunto y fuga. Defiende su tesis con su obra titulada “Danza Capricho, Numero 7” dirigiendo la Orquesta Sinfónica del Estado de Oaxaca, compuesta por ochenta profesores. Regresa a Puerto Rico el 21 de Junio de 1947 acompañado de un espectáculo compuesto por 23 artistas mexicanos. Su pueblo, Aguadilla, lo recibe triunfalmente, hace presentaciones en la fortaleza ante el Gobernador de Puerto Rico, Honorable Jesús T. Piñero. A partir de entonces, Rafael realiza giras con la Orquesta Sinfónica por la isla en conciertos al aire libre. Trabaja en W.I.P.R. de consultor musical, posición que mantendría hasta su retiro de la vida pública; entre sus multiples aportaciones, presenta sus composiciones de música clásica. En el año 1961 Rafael viaja a la ciudad de Washington, D.C. invitado por el presidente John F. Kennedy a la cena de gala en reconocimiento a Luis Muñoz Marin, Gobernador de Puerto Rico; es en esta ocasión cuando el presidente honra al compositor con el titulo de “Mr Cumbanchero”.

En el año 1963 se le ofrece un homenaje en el teatro Puerto Rico en el sector del Bronx, New York, con ocasión del cincuentenario de su arte musical. En el mes de Septiembre de 1965, representantes de la junta de Síndicos de la Universidad Interamericana de Puerto Rico visita al compositor en su lecho de enfermo para comunicarle la otorgación del Doctorado Honoris Causa en Humanidades. En ese mismo año , el 21 de Noviembre, se produce el programa “La Musica de Rafael Hernandez” el cual se transmite por todos los canales de television y radio de Puerto Rico. Debido a la grave condición de su enfermedad, el compositor se ve imposibilitado de firmar su participación, pero envía a la audiencia en cinta magnetofónica un mensaje de agradecimiento, cuyas ultimas palabras constituyen una despedida a su pueblo: “Hasta Siempre Mis Jibaros”. El dia 11 de Diciembre de 1965 fallese, después de una prolongada lucha contra el Cancer en el Hospital de Veteranos de San Patricio, en Puerto Nuevo, se le rinden honras fúnebres en el Capitolio, en el instituto de cultura puertorriqueño, y en el ayuntamiento de la ciudad capital, San Juan. Su entierro fué una apoteósica manifestación de duelo nacional. Sus resto descansan en el cementerio del viejo San Juan. La obra musical de Rafael Hernández constituye un legado de incalculable valor en el pentagrama de la música puertorriqueña e hispanoamericana. Su legado de arte al mundo abarca todos los generos musicales contando sobre 3,000 composiciones, entre las que se encuentran: “Lamento Borincano”, “Silencio”, “Ausencia”, “Campanitas de Cristal”, “Preciosa” y la nana convertida en rumba “El Cumbanchero”. pero quizás su canción mas famosa sea “Lamento Borincano”, que ha sido grabada por numerosos artistas desde que se escribió. Ella representa las luchas del jibaro puertorriqueño para poder subsistir.

image

Fuente: Nota tomada del portal Puerto Rico su Gente y su Historia. Información transcrita por Gerardo Ayala Rivera.

Filiberto Ojeda Ríos

Filiberto Ojeda Ríos, Líder del Ejército Popular Boricua (Los Macheteros), Mártir de la Independencia Puertorriqueña.

image

En 1933 nació en Naguabo, Puerto Rico, quien fuera Filiberto Ojeda Rios, músico y revolucionario. Durante su etapa juvenil, se interesó por la música. Tocaba trompeta y la guitarra. A sus 15 años de edad, Filiberto ingreso a la universidad y siempre demostró una gran inteligencia. En 1961, Filiberto junto a su familia se mudó a Cuba donde ingresó al Directorio General de Inteligencia, el servicio de inteligencia y espionaje Cubano. Un año más tarde regresó a P.R. Se alegó que espió en asuntos militares de los Estados Unidos de América. Filiberto fue contratado por Enrique “Kike” Lucca como trompetista para la Sonora Ponceña. Filiberto tocó con esta banda hasta que decidió irse al clandestinaje para luchar por la independencia de P.R.

En 1967 Filiberto fundó y dirigió el Movimiento Independentista Revolucionario Armado (MIRA) que mediante la utilización de tácticas terroristas aspiraban a la descolonización de P.R. En los 70’s esta organización fue descubierta y desbandada por la policía y Filiberto fue arrestado. Después de este salir de prisión, en Nueva York junto otros miembros de MIRA fundó el Frente Armado de Liberación Nacional (FALN). Organización que en 1977 cambió su nombre a Ejército Popular Boricua, mejor conocido “Los Macheteros”. En septiembre 12 de 1983, esta organización asaltó un camión de la Wells Fargo y le robaron alrededor de $7 millones, dinero que en su mayoría fue utilizado para ayudar a las comunidades. Durante ese acto, Filiberto intercambió disparos con la policía. A finales de esa década, Filiberto es arrestado por ese y otros actos. En 1988 un jurado Puertorriqueño lo encontró inocente por cargos de resistir a un arresto, pero el gobierno federal condiciono la libertad de Filiberto a que este se pusiera un grillete electrónico y tener que reportarse continuamente a las autoridades, esto hasta septiembre 23 de 1990 cuando Filiberto se quitó el grillete y volvió al clandestinaje. Desde ahí dio varias entrevistas a periodistas puertorriqueños y nunca fue encontrado por las autoridades federales.

En el 137to aniversario del Grito de Lares (septiembre 23 del 2005), un grupo de agentes del FBI hicieron un perímetro bastante amplio donde cerraron varias calles y cortaron la luz eléctrica del área, rodearon la que era la casa de Filiberto en Hormigueros. Aparentemente allí se encontraba Filiberto escondido. Ocurrió un intercambio de disparos donde resulto herido un agente federal y la esposa de Filiberto, y lo peor, el fallecimiento de Filiberto a causa de un tiro recibido. El asesinato de Ojeda ha causado indignación y protesta en sectores de la sociedad puertorriqueña. Sectores independentistas han clasificado el operativo como un “asesinato político.” Mientras que el gobierno y sectores de otras ideologías han expresado dudas sobre la intención de los agentes federales durante el operativo y por la selección del día 23 de septiembre para llevarlo a cabo, día en que se conmemora el Grito de Lares. El funeral de Filiberto ha sido uno de los más grandes en la historia de P.R., teniendo alrededor de 5,000 dolientes. Mientras su procesión viajaba a su pueblo de Naguabo, a través de la ruta se veían niños aguantando machetes de juguetes en sus manos. En los días 23 de los meses posteriores de su asesinato, se llevaban a cabo una vigilia en honor a su memoria en cada pueblo de P.R. hasta hacerlo en todos los pueblos.

Fuente: Nota tomada del portal Embajada de la Independencia Puertorriqueña.

Rosendo Matienzo Citrón

image

Abogado y político. Nació en Luquillo el 22 de abril de 1855. Recibió su educación formal en España; se graduó en 1875 de abogado en la Universidad de Barcelona. A su regreso a Puerto Rico, se estableció en Mayagüez, donde instaló su bufete de abogado. En noviembre de 1885 fue acusado de pertenecer a la masonería y por breve tiempo sufrió los rigores de la prisión. Posteriormente fue electo diputado provincial por el distrito de Mayagüez.
En el año 1887 asistió como delegado a la Asamblea de Autonomistas que se celebró en el Teatro La Perla de la ciudad de Ponce. Allí quedó constituido el Partido Autonomista Puertorriqueño y fue uno de los principales propagandistas con que contó la nueva agrupación política. Llegó a formar parte de los cuadros dirigentes de la colectividad autonomista. Cuando en 1896 Luis Muñoz Rivera propuso por primera vez pactar con el Partido Liberal Fusionista Español, se manifestó en contra del mismo. Se volvió a considerar un nuevo pacto y tras una reunión con Muñoz Rivera se convenció de las virtudes que el pacto podía tener para la vida política de Puerto Rico. Fue designado junto a Muñoz Rivera, José Gómez Brioso y Federico Degetau, para formar parte de la Comisión encargada de formalizar el mismo.

Matienzo fue uno de los líderes políticos que más impulso le dio a la idea de formalizar un acuerdo con el Partido Liberal Fusionista Español de Práxedes Mateo Sagasta. Así lo expresó en la Asamblea Autonomista celebrada en el Teatro Municipal de San Juan el 12 de febrero de 1897. En dicha asamblea se ratificó el pacto y se produjo la división del autonomismo. Un grupo acaudillado por José Celso Barbosa no acató la decisión. Al transformarse el Partido Autonomista en el Partido Liberal Fusionista Puertorriqueño, Matienzo pasó a formar parte del Comité Provincial. Formó parte de la Jefatura Central del Partido Unión Autonomista Liberal. En agosto de 1898 participó en la comitiva de puertorriqueños que se trasladó a Ponce para saludar al general Miles y ofrecerle un banquete como homenaje. En 1898, bajo el nuevo régimen imperante en Puerto Rico, fue designado Presidente de la Audiencia de Ponce, cargo que ocupó hasta 1899.
Al fundarse el Partido Republicano Puertorriqueño ingresó en el mismo y en 1900 pasó a formar parte del Consejo Ejecutivo. En 1902 se produjeron unas desavenencias entre él y José Celso Barbosa, las que motivaron su separación de dicha colectividad política. Inmediatamente se puso a trabajar en la organización de un nuevo partido, Unión de Puerto Rico, que sería instrumento de oposición a la Ley Orgánica Foraker. El ideal político de Matienzo se inclinaba poco a poco hacia la independencia para Puerto Rico.

En las elecciones de 1904 fue electo delegado a la Cámara por el distrito de Humacao y reelecto en 1906 y 1908, esta vez por Mayagüez. En dicha Cámara Legislativa ocupó la presidencia de 1905 a 1906. En 1912 se separó de la Unión de Puerto Rico por entender que la misma no servía para alcanzar la plena soberanía de Puerto Rico. Fue el principal colaborador en la organización del Partido de la Independencia. Murió en Luquillo el 13 de diciembre de 1913.