Archivo de la etiqueta: análisis

“¿Cuál es el plan?” Pregunta la periodista Wilda Rodríguez

Image and video hosting by TinyPic

La periodista Wilda Rodríguez publicó recientemente un artículo en el periódico El Nuevo Día el cuál se titula: ¿Cuál es el plan? La periodista comenta que como pueblo los/las puertorriqueños/as no han asimilado o no saben reaccionar a la humillación de la que están siendo víctimas por parte de los EE.UU. con la posible imposición de la junta de control fiscal. Hace un llamado a la conciencia inactiva en la ciudadanía realizando expresiones como:

“La dignidad es eso: honra. Sentimiento de autoestima, consciencia de valor personal que lleva a exigir respeto hasta que se consigue. Nosotros nos limitamos a recitarla sin actuar sobre ella. No sabemos actuar sobre ella. Tenemos miedo a actuar sobre ella.”

Por otro lado explica que la dignadad no es algo que se pueda negociar, pedir o mendigar sino que se exige, y para eso se debe tener un plan estructurado el cual no se ha concretado. Mientras, la metrópolis (EE.UU.) sigue degradando a Puerto Rico esperando que ningún ciudadano ponga resistencia. Expone que hay cierta desorientación en la ciudadanía puertorriqueña y que quizás hasta estén esperando que alguien proponga un plan para rechazarlo, ya que solo reconocen o esperan a los/las estadounidenses para que tomen decisiones.

También hace énfasis en a postura que tendrán los dos partidos mayoritarios en el país. Explica que: “Los estadolibristas no están dispuestos a enfurecerse con el imperio, levantarse y limpiarse las rodillas y el trasero”. Mientras que: “Los anexionistas no van a dejar de hacer el ridículo sobrándosele al americano”. Inclusive hace un señalamiento acusatorio exponiendo que las dos ideologías antes mencionadas solo harán “lo que quiere el amo: pelear contra los independentistas”.

Por último que no era para menos después que apeló a la acción, propone un plan. Prácticamente es la primera persona en Puerto Rico que propone un plan concreto y enumerado estando consciente de sus consecuencias. Wilda Rodríguez dice: “Creo que le debemos declarar la guerra a Estados Unidos” y con ello enumera 10 pasos.

1. Retiramos al comisionado residente de Washington.

2. Suspendemos las primarias del 5 de junio y las elecciones del 6 de noviembre.

3. Nombramos la Asamblea Constitucional de Status.

4. Ocupamos la silla vacía que tenemos en la Organización de Naciones Unidas.

5. Derogamos todo impuesto, tarifa y cruditas aprobados para el pago de la deuda.

6. Dejamos de pagar hasta los intereses a los buitres y ponemos en vigor la ley de quiebra criolla.

7. Desconocemos los tribunales federales.

8. Suspendemos unilateralmente las leyes de cabotaje y traemos barcos mercantes de otros países a los puertos del país.

9. Traspasamos los activos culturales y ambientales a fideicomisos, instituciones sin fines de lucro y cooperativas de trabajadores

10. Aumentamos a 10% el impuesto a las foráneas.

Factores que impiden la estadidad

Existen muchas razones para que Estados Unidos no le conceda la estadidad a Puerto Rico, pero hay algunas que tienen más peso que otras.

image

              Podemos comenzar por los factores económicos. Estados Unidos se encuentra en un déficit (18 trillones de dólares) y no estará dispuesto a contribuir aun más a su deuda. De acuerdo al Censo del 2010, Puerto Rico sería el Estado más pobre de la nación si se le otorga la Estadidad. Según éste Censo, actualmente Mississippi es el Estado más pobre de EEUU.  Mississippi recibe $3.07 por cada dólar que aporta a las arcas federales. Si se le otorgara la estadidad a Puerto Rico, sería incrementar significativamente la deuda nacional de EEUU, ya que por cada dólar que Puerto Rico aporte a las arcas federales recibiría no menos de $3.00 a $4.00 en beneficios, les costaría mucho a EEUU otorgarle la estadidad a PR. Por otro lado, debemos reconocer que Puerto Rico no cumple con los requisitos de solvencia a económica requeridos por la unión.

             Otro de los factores seria políticos. Históricamente Puerto Rico como territorio de EEUU ha respaldado consistentemente a los candidatos demócratas. En éstos últimos años (aproximadamente los últimos 50 años) el 80% a 90% de los puertorriqueños en EEUU han votado por los candidatos demócratas en los comicios electorales nacionales de EEUU. Es muy probable que los dos senadores, los 4 a 5 representantes y los 11 votos electorales que le van a corresponder a Puerto Rico serán para candidatos demócratas, no Republicanos. Como podemos ver, dejándonos llevar por los datos y basado en esta realidad, no pareciera que el Congreso o el Partido Republicano de EEUU va a estar dispuesto a darle a los demócratas ventajas competitivas en futuras elecciones nacionales si pueden evitarlo. Por otro lado los dos asientos senatoriales y los 4 a 5 asientos requeridos para los representantes de PR tendrían que quitárselo a no menos de 5 Estados actuales los cuales habrán se negarían arduamente para que no les quiten sus asientos en el Congreso, a eso debemos agregarle que la lucha será peor si son Estados Republicanos.

               La mayoría de los americanos están prejuiciados contra los Latinos y/o Hispanos, dentro de los cuales incluyen a los puertorriqueños, para ellos los latinos, sin importar nacionalidad, son iguales, extranjeros.  Entienden que los no educados vienen a buscar el mantengo y los educados vienen a quitarle los trabajos a los profesionales americanos (cosa de la que no deberían preocuparse ya que el 15% de entre 16 y 24 años no estudian ni trabajan, según la coalición The Opportunity Nation). Solo hay que leer todos os comentarios negativos y despectivos que hacen sobre los puertorriqueños en las redes sociales cada vez que un boricua gana algún premio o lo ascienden de puesto en una importante rama de gobierno estadounidense.

             El Congreso de EEUU ha demostrado falta de interés en otorgarle la Estadidad a PR. Eso lo podemos comprobar si buscamos la presentación del Sr. Pierliusi, que aunque muy elocuente a favor de la estadidad, el congreso dejó muy claro su desinterés al no presentarse.  El Congreso de EEUU tiene 535 miembros, de los cuales 100 son Senadores y 435 son Representantes. En la presentación del Sr. Pierluisi, solo se presentaron tres miembros del Congreso. Los tres miembros que se presentaron tuvieron que hacerlo porque eran Oficiales del Comité sobre este asunto y no tuvieron otra opción. Podriamos hacer alardes de ese descaro y decirle al Sr. Pierluisi que abra los ojos, pero debemos tener en cuenta que muchos de estos miembros le dicen a Pierluisi que lo respaldan, pero cuando tuvieron la oportunidad demostrarlo no lo hicieron, acto que evidencia claramente su falta de interés en este asunto.

             Otro factor que debería salir a relucir son los factores culturales. Muchos hacen la salvedad de que EEUU es un país multiétnico, donde habitan un sin número de diferentes países. Sin embargo hay una gran diferencia en ir a la casa de un vecino y acatar sus reglas a que el vecino venga a tu casa e imponga sus regalas. Es un proceso muy duro el de desculturación, puede que haya factores de otra cultura que contaminen la nuestra, esto se conoce como la transculturación, pero desprenderse completamente de la propia para aceptar otra es otro tipo de proceso casi imposible. Ejemplo: observen los problemas que tiene Canadá con Quebec y España con Cataluña. El choque que existe entre una cultura y otra puede resurgir hasta de la forma y manera que se resuelve una simple situación.

            Si Puerto Rico verdaderamente desea la anexión con EEUU necesita demostrar su viabilidad económica en futuros censos y cuanto va a aportar para la mejora de la unión. Demostrar que no hay un favoritismo político en futuros comicios electorales en EEUU. Tratar de acabar con la barrera de prejuicios que existe contra los puertorriqueños. También podrían tomar unas opciones más agresivas para exigir la estadidad, todo depende de cuán dispuestos estén o que están dispuestos a arriesgar para lograr la estadidad. Hay quienes comentan que la Constitución de EEUU garantiza la anexión de cualquier territorio que así lo solicite.  Lo que nunca estas personas han tomado en cuenta es que cuando se escribió la Constitución de EEUU no se contemplaba necesariamente países o territorios fuera del continente Norteamericano. Ningún país o territorio puede obligar a EEUU a tomar una decisión que vaya en contra de su mejor interés como nación.  Cuando EEUU desea o entiende que algo es lo mejor para su nación, hace lo imposible para lograrlo y Puerto Rico no ha sido el caso. El Tribunal Supremo de Estados ha definido a Puerto Rico como un territorio no incorporado (ver artículos anteriores sobre: ¿Por qué Puerto Rico no puede ser estado?). El Congreso de EU buscará la manera de seguir dándole largas al asunto.  Es necesario recordar que Independientemente que el Presidente de EEUU vigente desee otorgarle la Estadidad a Puerto Rico, sin la aprobación y consentimiento del Congreso, el Presidente de EEUU no puede hacer nada y eso quedó claramente estipulado en el Tratado de París.  Una de las cosas que si podría pasar por estar presionando al Congreso es que ellos decidan soltar a Puerto Rico y otorgarle la independencia por razones político-económicas.