Archivo de la etiqueta: 8m

Nwanyeruwa y la guerra de las mujeres de 1929 | Nigeria

Nwanyeruwa, una mujer Igbo de Nigeria, desató una guerra corta, que a menudo se ha considerado como el primer gran reto a la autoridad británica en África Occidental durante el período colonial. El 18 de noviembre de 1929, una discusión entre Nwanyeruwa y un hombre encargado del censo llamado Mark Emereuwa estalló después de que él le ordenó que “contara sus cabras, sus ovejas y su gente”. Ella comprendió que esto significaba que sería gravada con impuestos (tradicionalmente, a las mujeres no se les aplicaban impuestos) y discutió la situación con otras mujeres; empezaron las protestas, que llevaron al estallido de la Guerra de las Mujeres, que comenzó al cabo de dos meses. Miles de mujeres de la etnia Igbo en el Distrito de Bende, los alrededores de Umuahia, Ngwa y otras localidades del sur del país viajaron a Oloko para protestar contra los Jefes de Garantía y autoridades locales a quienes acusaban de restringir el papel y participación de la mujer en el gobierno. Este incidente se llamó la Guerra de la Mujer Igbo de 1929 (en idioma igbo Ogu Ndem, la lucha de las mujeres) y fue organizada y liderada por mujeres del medio rural de las provincias de Owerri y Calabar.

Durante los hechos, se forzó a la dimisión de varios “Jefes de garantía” y se atacaron dieciséis Cortes Nativas, la mayor parte de las cuales fueron totalmente destruidas o incendiadas. Alrededor de 25.000 mujeres de toda la región participaron, protestando contra los cambios fiscales como contra los poderes ilimitados de las autoridades encargadas de aplicarlos. Como resultado de las protestas, la posición de la mujer en la sociedad mejoró de forma visible. En algunas áreas, las mujeres reemplazaron a los Jefes de Garantías y pudieron ocupar asiento en las Cortes Nativas. Tras esta lucha, además, existieron otros movimientos y luchas de mujeres por el poder inspirados en esta, en la región de Ngwaland hasta la década de los 60, incluyendo las protestas de 1938 por la subida indiscriminada de impuestos, las protestas de Oil Mill en las provincias de Owerri y Calabar en la década de los 40 y la revuelta de los impuestos de Aba y Onitsha en 1956.

Origen del Día Internacional de la Mujer Trabajadora

En marzo de 1909, Nueva York fue escenario de las primeras huelgas en la industria de textiles. Un grupo de mujeres reclamaba la igualdad salarial, la disminución de la jornada laboral a 10 horas, y un tiempo para poder dar el pecho a sus hijos. El 23 de noviembre de 1909 se lanzó la huelga laboral de once semanas en la industria de las camisas de Nueva York (New York’s shirtwaist industry). Bautizada como la Sublevación de las 20000 obreras. En 1909, existían más de seiscientos talleres, fábricas y tiendas operadas en la Ciudad de Nueva York que empleaban a unos treinta mil trabajadores, la mayoría mujeres. El movimiento que culminó con el levantamiento de los 20.000, comenzó con huelgas espontáneas contra la Leiserson Company, Rosen Brothers, y Triangle Shirtwaist Company -el fabricante de blusas más importante de Nueva York donde se produjo el Incendio en la fábrica Triangle Shirtwaist de Nueva York de 1911 – y 129 trabajadoras murieron quemadas en la fábrica. Según la versión obrera, las mujeres en huelga (otra vez en 1911) de la fábrica Triangle Shirtwaist tomaron el edificio en desobediencia civil, entonces personas mal intencionadas desde afuera clavaron las puertas de salida e incendiaron la fábrica. La tragedia ocurrió el 25 de marzo de 1911.

El éxito de la huelga laboral, de 1909, marcó un hito importante para el movimiento obrero estadounidense, especialmente para los sindicatos de la industria del vestido. Fue una de las primera grandes revueltas exitosa de las trabajadoras en la historia estadounidense. Además, Clara Lemlich se convirtió en una estrella mediática. En recuerdo a la jornada de marzo de 1909, en 1910, en la II Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas reunida en Copenhague, se reiteró la demanda de sufragio universal para todas las mujeres y, a propuesta de Clara Zetkin, se proclamó el 8 de marzo como el Día Internacional de la Mujer Trabajadora.