cropped-tumblr_mu97k3c7py1r9jdzvo1_12802.jpg

​Crimen, Violencia domestica, Pobreza y Corrupción: Un exilio masivo al exterior. 

Los signos de la crisis que atraviesa la isla debido a nuestro estatus político se ven a todas luces. Los pasos que experimenta el ser humano ante una pérdida están claramente definidos por los especialistas en la materia como:

1) Negación,
2) Ira, 
3) Prostitución de la  Conciencia,
4) Depresión, y 
5) Aceptación

Pero …¿y dónde estamos los boricuas? Ante la realidad que nos enfrentamos desde mucho antes de 1952, y como es de esperarse ante la impotencia que hemos vivido entre la invasión del imperio norteamericano y la ineptitud de nuestra clase política, los puertorriqueños nos encontramos en alguna de estas etapas. 

NEGACIÓN
– Muchos siguen estancados en los cuentos de sus políticos favoritos, que los idolatran casi como un santo de su devoción, y que repiten sus estribillos como un disco rallado sin detenerse a pensar en la profundidad de los disparates que salen de sus bocas.  Aquí están esos que todavia creen que la salvacion viene del norte… con Super Tío Sam en su capa azul, calzoncillos rojos y espada blanca firmando cheques. En sus delirios, se creen que el bienestar de un pueblo viene regalado. Se creen que por lo lindos que nos vemos en el espejo, y no se que otra patraña más, el pueblo de Puerto Rico tiene derecho a levantarse con el sacrificio de otros. En su ignorancia, esta salvación mágica llega en forma de ayudas federales. Los que viven la negación, los vez mayormente entre el rollo del PNP y PPD, pero unos cuantos independentistas (mayormente los llamados melones); caen aquí en este grupo también. Me vienen a la mente lemas tales como: “cuando se pida la estadidad”, como si ésta fuera algo viable e inminente si nos juntáramos a pedirlo y con total enajenación a la realidad que se percibe en el Congreso de los EE.UU con este tema. Hasta “el pacto entre naciones soberanas” de los defensores de la colonia que todavía con la bofetada que nos han dado con la Junta de Control Fiscal no salen a darle la cara al pueblo por las mentiras que nos han traído aquí.  

IRA
– La violencia puede ser causada por muchos factores, pero habiendo puesto el dinero como nuestro Dios, y siendo el estatus un factor protagónico en nuestro estancamiento económico, no es difícil conectar la agresividad que se ve en la calle con nuestro limbo político. Mucho menos difícil si a eso le sumas la perdida de valores crasa de un pueblo que, buscando el “American Dream”, hemos querido vivir de las apariencias más que de las realidades. Tenis “Nike”, ropa de “Armani”, y de “shoppin”en el Mall de San Juan. El estilo de vida “Guaynabicho”, casas en Dorado para estar con la elite y alejados de nosotros los cafres. Los “tarjetazos” a lo que se joda en Plaza como si la última la pagara el diablo, que a fin de cuenta ese diablo que anda pagando somos el resto de nosotros. Deben hasta el joyete pero andan bien vestidos. Las estadísticas de violencia cada vez mayores no son difíciles de predecir ni explicar. Nuestro Dios (el billete) está dejando de existir y muchos llenan ese vacío espiritual con las cosas materiales que la embrollaera les da. Unos usan la violencia para proteger sus cosas, otros usan la violencia para obtenerla.  Patético. Muchos hemos tardado en jodernos.

CONCIENCIAS PROSTITUIDAS
.  Aquí están todos esos que critican y protestan pero no hacen un na’. No dan un tajo ni en defensa propia. Hay que recogerles la basura que dejan en la playa, no hacen fila pero se molestan con quien los atiende, porque su tiempo es mas importante que el de los demás. Lo cómico es que todos están mal menos ellos: sus padres, los maestros, los guardias, el gobierno hasta la madre mía. De alguna manera han justificado que el billete es lo que mueve esto, y como en EE.UU están los billetes pues para estar bien hay que estar chupando de la teta federal. Cada uno en su kiosko, en su casa, con su grupito. El vecino que se lasalga arregle como pueda. El necesitado que siga necesitando. El que pide ayuda que siga pidiendo. El politico corrupto por el que vota que siga robando. Nada es con ellos siempre y cuando estén bien. Algunos en este grupo se convencieron que cuando seamos Estado van a llover billetes americanos y podrán seguir sin levantar un dedo por la patria. Que muchos enajenados sin una pizca de decencia hay en este grupo. Lo triste es que tienen el derecho a votar.

DEPRESION
. Aquí están las verdaderas víctimas de este sistema tan podrido y tan jodido. Muchos son victimas de su propia mentalidad y no lo saben, o lo saben gracias a que se dieron cuenta por las señales tan obvias que están por doquier, pero siguen estancados en sus paradigmas obsoletos. Les falta pasar a la próxima etapa que es la aceptación. Estos son los que más ayuda necesitan y menos la reciben. Para estos es el proyecto de pueblo que tenemos en mente. Ese proyecto que con el resto de mis verdaderos compatriotas vamos a poder ver hecho realidad. No dejaremos de luchar por los de este grupo. Pronto mi gente. Muy pronto. Ya casi estaremos libres para construir un nuevo país. No seremos ricos necesariamente, pero tendremos dignidad y seremos solidarios trabajando juntos. Estaremos como hermanos con los que verdaderamente queremos echar pa´lante con sudor y sacrificio. Porque en la realidad no caben los cuentos chinos. Con el favor de Dios, los vende patria del PNP y PPD que nos llevaron a la crisis con su indiferencia, ya se habrán mudado a EE.UU a seguir perpetuando las etapas anteriores.  Estos no podrán superar la crisis de haber perdido a su Dios el billete norteamericano y se habrán ido lejos de aquí. Pero no hacen falta así que no hay problema.

ACEPTACION
. En este pequeño grupo, estamos los que queremos un nuevo Puerto Rico y sabemos que hay que sudarlo. No vendemos sueños porque no nos dedicamos a eso. Para eso están los norteamericanos de Wall Street, los Corporocratas y los políticos de aquí que todavía creen en ellos al sol de hoy. Lo de nosotros es trabajar la tierra con azada, pico, pala y machete en mano. Un mofongo de yuca, unos tostones de pana y un canto e’ lechón asao.  Una taza de cafe cola’o. Todo de nuestro patio. Sin explotar ni engañar a nadie. Con música y fiesta. Un compartir de frutos de la cosecha entre hermanos que trabajamos para ganarnos el pan. Sin cuentos chinos ni trucos.  Yo te ayudo a construir tu casa. Tu me ayudas a construir la mía. Como hicieron nuestros antepasados por muchos siglos. Separamos de nuestras ganancias para asegurar a todos una educación gratis fundamentada en valores de humildad y cooperación, cosas que el dinero no compra. Para cultivar y retener talento. Usamos la energía que podamos generar del sol para no tener que hacerle la guerra a nadie.  En paz, armonía y sana convivencia, que son las mayores riquezas a las que un ser humano puede aspirar.  
Si llegaste hasta aqui en la lectura …eso es lo que tenemos para ti en la República de Puerto Rico. Ojalá y te guste la idea, para que respondas al llamado de luchar por esta patria que ya pronto se acerca.

5 pensamientos sobre “​Crimen, Violencia domestica, Pobreza y Corrupción: Un exilio masivo al exterior. ”

  1. Rescatando los valores de la familia y del trabajo,tendremos problemas,pero seran nuestros problemas y buscaremos nuestras soluciones y no solo dejaremos un mejor pais a los que viene atras sino que dejaremos unos mejores ciudadanos(hijos) a nuestra Patria.Y con los nuevos Espinal superaremos a las gigi fernandez.Gracias Negrito que tu locura sea contajiosa. La Paz Contigo…Y con los tuyos.

  2. En una época fue así… Valores, trabajo, sudor y hermandad. Todavía nos queda eso. La clase política nos ha hundido. Insisten en separarnos y no educarnos. Los discursos políticos son trillados. A la hora de las elecciones hablan de gobernar a todos los pyertorriqueños pero a la hora de gobernar cada cual tira pa’ su la’o.

  3. He leido tu articulo, estoy de acuerdo q debemos levantar nuestra patria con mucho trabajo, así q estaré mudandome a mi islita en los meses de abril o mayo, seguiremos leyendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *