Rafael Hernández Marin “El Jibarito”

Rafael Hernández Marin, también conocido como El Jibarito. Nace en el barrio tamarindo de Aguadilla Puerto Rico el 24 de Octubre de 1891 y muere el 11 de Diciembre de 1965.

Fué un compositor puertorriqueño mundialmente conocido por sus boleros y canciones, principalmente El cumbanchero, Campanitas de cristal y Lamento Borincano. Fué una figura cimera de la música popular puertorriqueña durante el siglo XX. Sus padres fueron Miguel Angel Rosa y Maria Hernández. En 1903, Rafael a los 12 años inicio sus estudios musicales con los profesores Jose Ruellan Lequerica y Jesús Figueroa, perfeccionando su técnica como el cornetín, el violin, el trombón, el bombardino, la guitarra y el piano. Se traslada en su adolescencia al sector Puerta de Tierra, San Juan, y allí toca con la Banda Municipal bajo la dirección de don Manuel Tizol, tanto en el teatro municipal como en las retretas dominicales; con los escasos ingresos habidos ayudaba a sus hermanos Victoria, Jesús y Rosa Elvira.

Su primera composición, la danza, Maria y Victoria la misma data del año 1912, pero al llegar la primera guerra mundial, Rafael tuvo que servir en la Fuerzas Armadas de los Estados Unidos. Integrado a la vida militar, toco en la Banda de música del Ejercito. En 1920, un contrato lo llevo a Cuba para dirigir la orquesta del teatro Fausto de la Habana por un espacio de cuatro años. Luego de cuatro años en la Antilla Mayor, regresó a la Gran Manzana donde organiza el trío Borinquen. Sus integrantes eran, Manuel Jimenez “Canario”, primera voz, posteriormente sustituido por el cantante dominicano Antonio Mesa, Salvador Ithier Segunda voz y Rafael Hernandez, director y primera guitarra. Luego de un breve periodo de éxitos, en el que se destacaron temas de su autoria como: “Siciliana”, “Me la pagarás”, “Preciosa”, “Adios a Gardel”, “Venus”, “Menealo”, el Trio Borinquen se disolvió y Rafael fundó una nueva agrupación. El proyecto llamado originalmente Grupo Hernández, cambio su nombre por el de cuarteto Victoria, y con el tuvo uno de los periodos más importantes de su ascendente carrera. Rafael viaja a la ciudad de México a cumplir un contrato de tres meses y permanece por dieciséis años, país que llama su segunda patria. Produce en mexico un programa radial en la emisora XEW, auspiciado por la Sal de Uvas Picot, el tema de presentación del programa lo es el “Lamento Borincano”. Dirige una orquesta de 35 músicos mexicanos y cubanos. Realiza una segunda gira a Puerto Rico con el cuarteto Victoria. Luego Rafael se registra como estudiante de estudios avanzados en música en el conservatorio nacional de Música de México, bajo la tutela del maestro Juan Leon Mariscal. Obtiene el grado de Maestro de Armonía , composición, contrapunto y fuga. Defiende su tesis con su obra titulada “Danza Capricho, Numero 7” dirigiendo la Orquesta Sinfónica del Estado de Oaxaca, compuesta por ochenta profesores. Regresa a Puerto Rico el 21 de Junio de 1947 acompañado de un espectáculo compuesto por 23 artistas mexicanos. Su pueblo, Aguadilla, lo recibe triunfalmente, hace presentaciones en la fortaleza ante el Gobernador de Puerto Rico, Honorable Jesús T. Piñero. A partir de entonces, Rafael realiza giras con la Orquesta Sinfónica por la isla en conciertos al aire libre. Trabaja en W.I.P.R. de consultor musical, posición que mantendría hasta su retiro de la vida pública; entre sus multiples aportaciones, presenta sus composiciones de música clásica. En el año 1961 Rafael viaja a la ciudad de Washington, D.C. invitado por el presidente John F. Kennedy a la cena de gala en reconocimiento a Luis Muñoz Marin, Gobernador de Puerto Rico; es en esta ocasión cuando el presidente honra al compositor con el titulo de “Mr Cumbanchero”.

En el año 1963 se le ofrece un homenaje en el teatro Puerto Rico en el sector del Bronx, New York, con ocasión del cincuentenario de su arte musical. En el mes de Septiembre de 1965, representantes de la junta de Síndicos de la Universidad Interamericana de Puerto Rico visita al compositor en su lecho de enfermo para comunicarle la otorgación del Doctorado Honoris Causa en Humanidades. En ese mismo año , el 21 de Noviembre, se produce el programa “La Musica de Rafael Hernandez” el cual se transmite por todos los canales de television y radio de Puerto Rico. Debido a la grave condición de su enfermedad, el compositor se ve imposibilitado de firmar su participación, pero envía a la audiencia en cinta magnetofónica un mensaje de agradecimiento, cuyas ultimas palabras constituyen una despedida a su pueblo: “Hasta Siempre Mis Jibaros”. El dia 11 de Diciembre de 1965 fallese, después de una prolongada lucha contra el Cancer en el Hospital de Veteranos de San Patricio, en Puerto Nuevo, se le rinden honras fúnebres en el Capitolio, en el instituto de cultura puertorriqueño, y en el ayuntamiento de la ciudad capital, San Juan. Su entierro fué una apoteósica manifestación de duelo nacional. Sus resto descansan en el cementerio del viejo San Juan. La obra musical de Rafael Hernández constituye un legado de incalculable valor en el pentagrama de la música puertorriqueña e hispanoamericana. Su legado de arte al mundo abarca todos los generos musicales contando sobre 3,000 composiciones, entre las que se encuentran: “Lamento Borincano”, “Silencio”, “Ausencia”, “Campanitas de Cristal”, “Preciosa” y la nana convertida en rumba “El Cumbanchero”. pero quizás su canción mas famosa sea “Lamento Borincano”, que ha sido grabada por numerosos artistas desde que se escribió. Ella representa las luchas del jibaro puertorriqueño para poder subsistir.

image

Fuente: Nota tomada del portal Puerto Rico su Gente y su Historia. Información transcrita por Gerardo Ayala Rivera.

Un pensamiento sobre “Rafael Hernández Marin “El Jibarito””

  1. hay que sobresaltar que segun informacion directa del sr.juan jaca hernandez comandante de los cadetes de la republica de puerto rico que la secretaria general julia de burgos de la junta de la nacionalista de la cuidad de new york le hizo una carta de recomendacion a rafael hernandez para que lo recibieran en mexico y pudiera trabajar como musico ,y luego munoz marin le requirio a rafael hernandezque compusiera una cancion en contra de la revolucion de jayuya y la llamo asi mismo jayuya en disco 45 asi las cosas….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *