La segunda invasión estadounidense a Puerto Rico

Los empresarios estadounidenses llegaron antes que los militares estadounidenses a Puerto Rico. Un grupo de empresarios de Boston visitó la isla para 1897 para comerciar azúcar y explorar de cerca las posibilidades económicas de nuestra agricultura. Visitaron los pueblos de Arroyo y Guánica. Esos mismos empresarios le sirvieron grandemente a las fuerzas militares de Estados Unidos para la invasión de Guánica de julio de1898 y Arroyo el 1 de agosto de 1898. Por Ponce y Arroyo entró el otro grueso del ejército invasor norteamericano.

Posiblemente en los propios barcos militares llegaron los empresarios y mercaderes estadounidenses de Boston, que fundaron, a solo una semana de la invasión a Puerto Rico, el 30 de julio de 1898 la compañía azucarera “Ford and Company”. En octubre de 1898 la “Ford and Company” compró la Hacienda Aguirre, una finca de 2,000 cuerdas. Se creó entonces la “Central Aguirre”. En solo meses se construyó en Aguirre una central azucarera teniendo su primera zafra en 1899. Para 1899 llegaron los empresarios de New Jersey y Nueva York que compraron unas 10,000 cuerdas en el sur de Puerto Rico y formaron la empresa “South Porto Rico Sugar Company” que en menos de un año construyeron la Central Guánica. Su primera zafra fue en 1901. La tercera corporación estadounidense compró en Fajardo y en el este de Puerto Rico miles de cuerdas formando la compañía “Fajardo Sugar Company” en 1905. En solo 7 años estas empresas compraron miles de cuerdas de terreno (a precio de quemazón) sobre un Puerto Rico destruido por el huracán San Ciriaco y sobre una moneda española sin valor contra el dólar norteamericano. Estas tres empresas dominaban el 40% de la producción de azúcar para 1920 y más del 50% para 1930.

Cuando “llegaron los empresarios estadounidenses” se hace referencia a sus subalternos, ejecutivos de segunda clase (muchos de ellos abogados) a negociar por los empresarios, porque las oficinas principales de estas compañías azucareras operaban desde Nueva York y Boston, por lo que se le llamó “corporaciones ausentistas”, y por ende todas las ganancias se iban a estas ciudades, fuera de Puerto Rico. Otras empresas estadounidenses y de capital puertorriqueño se formaron en Arecibo y el norte de Puerto Rico. El único empresario puertorriqueño que logró equipararse a estas empresas norteamericanas fue Fernando Roig quién controló la producción azucarera en Humacao, Naguabo, Yabucoa y Vieques, compitiendo con la “Fajardo Sugar Company”. Estas empresas violaron su propia ley estadounidense, la Ley Foraker, que prohibía a compañías poseer más de 500 acres de terreno para evitar el monopolio. El gobierno colonial estadounidense se hizo de la vista larga. O sea que aunque la Ley Foraker era una ley anti-democrática, los propios empresarios estadounidenses se mofaron de ella, como todo unos dictadores.

image

Fuente: Nota tomada del portal Historia de Puerto Rico. Información transcrita por Nando Acosta (Algunos datos fueron tomados del libro: “Puerto Rico: Cinco Siglos de Historia” de Francisco Scarano Fiol, Capítulo 20)

PD: La foto es de la Central Aguirre en Salinas

Un pensamiento sobre “La segunda invasión estadounidense a Puerto Rico”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *