Carmen Rivera de Alvarado

Nació en 1910 en Vega Baja y murió en 1973. Se destacó como maestra, escritora, trabajadora social y patriota. En Puerto Rico, como pionera de la profesión de trabajo social, fundó y fue la presidenta del Colegio de Trabajdores Sociales. Tuvo un papel destacado en la lucha por darle a la mujer puertorriqueña una participación activa en los afanes del pueblo para romper las barreras del prejuicio. Se destaca dentro de la profesión por ser la primera en visualizar la necesidad de que el trabajo social trascendiera la rutina meramente remedial. En el 1930 se inició como trabajadora social, siendo una de las primeras 28 trabajadoras sociales en Puerto Rico. En la Universidad de Puerto Rico, fundó y dirigió la primera oficina de servicios para el estudiante en el 1943. Su presencia fue notable en los campos de los derechos civiles, retardación mental, prevención y tratamiento del cáncer, salud mental, bienestar de la familia y delicuencia juvenil.

Carmen posee una de las citas mas emblemáticas en la profesión de Trabajo Social en la que expresó: “soy Trabajadora Social precisamente porque creo que no existe justificación posible para la explotación del ser humano por el ser humano, porque creo en el Derecho Inalienable que tiene todo ser humano a la vida, al bienestar y a la consecución de la felicidad”

image

Fuente: Universidad de Puerto Rico Recinto de Río Piedras salón de la Fets (Federación de Estudiantes de Trabajo Social)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *