FB_IMG_1490501737446

Teo Cruz

​Teófilo Cruz Dowus. Abanderado de Puerto Rico en los juegos Olímpicos de Montreal en el año 1976. 

Son muchos los récords y precedentes que podemos mencionar de Téofilo Cruz Downs, (nació en Santurce en enero 8 del 1942, murió en Trujillo Alto , el 30 de agosto del año 2005) estableció, no sólo en la historia del Baloncesto Nacional, sino también a nivel mundial, consagrándose como uno de los mejores baloncelistas latinoamericanos de todos los tiempos. 
Fue el primer jugador y único de tres que, hasta el presente, han representado a sus respectivas patrias en cinco Olimpiadas Mundiales, fueron las celebradas en Roma (1960); Tokio (1964); Ciudad México (1968); Munich (1972) y Montreal (1976); integró la Selección Nacional de la que llegó a ser Capitán, habiendo reemplazado en tal posición al también inmortal Juan Pachín Vicéns en los Juegos Panamericanos realizados en Chicago (1959); Winnipeg, Canada (1867), Cali, Colombia (1971) y México (1975); Juegos Centroamericanos y del Caribe en Kingston, Jamaica (1962); San Juan (1966) y Santo Domingo (1974) y los torneos Centro Basket en Caracas y Valencia Venezuela (1971); San Juan cuando el equipo boricua ganó Medalla de Oro (1973) y Santo Domingo (1975)  Mundo Basket (San Juan, 1975). 

Este extraordinario atleta puertorriqueño, de 6’8″ de estatura, era hijo del matrimonio que formaron Gregorio Cruz y Juana Downs. Tenía siete hermanos. Realizó sus estudios académicos regulares en la Escuela Rafael María Labra donde hizo sus pinitos como jugador de baloncesto y en la Escuela Superior Central, siendo durante esta etapa que también comenzó a descollar en el Fondismo. Apenas tenía 15 años cuando fue descubierto por el abogado y deportista David Pastor, propietario del equipo Cangrejeros de Santurce, lo contrató como miembro regular del mismo en 1957. En aquella temporada inicial sólo tuvo tiempo de participar en tres partidos, anotando un total de once puntos. Pero, a partir de la siguiente campaña se ascenso sería vertiginoso. A tal punto fue su progreso que, dos años después, integró la Selección Nacional que representó a Puerto Rico en los Juegos Panamericanos celebrados en Chicago, Illinois. Sus contemporáneos recuerdan que, aquel mismo año de 1959, resultó campeón de Pista y Campo en un torneo estudiantil en el que representó a la Escuela Superior Central. 

Teo Cruz  llegó a ser la máxima estrella y figura más representativa de los Cangrejeros de Santurce, habiendo figurado en su nominación durante 20 campañas (1957-1976). Con ellos resultó Campeón Anotador en 1960 (con 464 puntos) y 1962 (con 312), así como Jugador Más Valioso en 1962, 1967, 1970, y 1971. En el interín, también militó en el equipo Picadero Damm, de Barcelona, en la Liga Española (1965 y 1967- 1968) y en Racing Mechelem, de Bélgica (1970), en un torneo de la Euroliga. Ya en las postrimerías de su brillantísima carrera, figuró en las alineaciones de los Indios de Canóvanas (1977-1978); Metropolitanos de Guaynabo (1979); Cardenales de Río Piedras (1980) y, finalmente, los Taínos de Mayagüez (1981-1982). La crónica deportiva de entonces recoge el dato de que, al retirarse, el Comité Olímpico Internacional de confirió la Medalla Olímpica, misma que le fue entregada por Germán Rickehoff Sampayo, presidente del Comité Olímpico Internacional. 

Los números que logró registrar a lo largo de su carrera por el Baloncesto Superior Nacional son impresionantes: 9,535 puntos, promediando 16.3 por juego; 5,673 rebotes capturados, equivalentes a 8.o por salida, más 605 asistencias. Comparte con José Rafael Ortiz “Piculín” la distinción de ser el mejor jugador en la posición de centro que la fanaticada haya visto en las canchas de Puerto Rico en la historia del deporte del balón y el canasto. Durante sus últimos años, trabajó para el Departamento de Recreación y Deportes del Municipio de San Juan como instructor de niños y jóvenes en la disciplina deportiva que fue su pasión. El 1 de marzo del 2007 se convirtió en el primer jugador en ser exaltado al Salón de la Fama Internacional de la Federación Internacional de Baloncesto (FIBA), con sede en Madrid, España. 
Teo Cruz falleció en el Hogar Shalom, un asilo en Trujillo Alto, luego que el Hospital Universitario de Carolina, donde recibía tratamiento contra los efectos de varios derrames cerebrales que había sufrido, rehusara retenerlo debido a que se agotaron los beneficios del seguro Medicaid. Fue sepultado en el Cementerio Buxeda, en Cupey, Río Piedras. 
El 7 de junio de 2010, por dictamen de Ley 56 aprobada por la Legislatura, la nueva sede del Departamento de Recreación y Deportes aledaña al Expreso Luis Muñoz Rivera, ramal de la Calle Los Ángeles, en Santurce, fue bautizada con su nombre.

Fuente: Gerardo Ayala Rivera en Puerto Rico su gente y su historia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *