Rosendo Matienzo Citrón

image

Abogado y político. Nació en Luquillo el 22 de abril de 1855. Recibió su educación formal en España; se graduó en 1875 de abogado en la Universidad de Barcelona. A su regreso a Puerto Rico, se estableció en Mayagüez, donde instaló su bufete de abogado. En noviembre de 1885 fue acusado de pertenecer a la masonería y por breve tiempo sufrió los rigores de la prisión. Posteriormente fue electo diputado provincial por el distrito de Mayagüez.
En el año 1887 asistió como delegado a la Asamblea de Autonomistas que se celebró en el Teatro La Perla de la ciudad de Ponce. Allí quedó constituido el Partido Autonomista Puertorriqueño y fue uno de los principales propagandistas con que contó la nueva agrupación política. Llegó a formar parte de los cuadros dirigentes de la colectividad autonomista. Cuando en 1896 Luis Muñoz Rivera propuso por primera vez pactar con el Partido Liberal Fusionista Español, se manifestó en contra del mismo. Se volvió a considerar un nuevo pacto y tras una reunión con Muñoz Rivera se convenció de las virtudes que el pacto podía tener para la vida política de Puerto Rico. Fue designado junto a Muñoz Rivera, José Gómez Brioso y Federico Degetau, para formar parte de la Comisión encargada de formalizar el mismo.

Matienzo fue uno de los líderes políticos que más impulso le dio a la idea de formalizar un acuerdo con el Partido Liberal Fusionista Español de Práxedes Mateo Sagasta. Así lo expresó en la Asamblea Autonomista celebrada en el Teatro Municipal de San Juan el 12 de febrero de 1897. En dicha asamblea se ratificó el pacto y se produjo la división del autonomismo. Un grupo acaudillado por José Celso Barbosa no acató la decisión. Al transformarse el Partido Autonomista en el Partido Liberal Fusionista Puertorriqueño, Matienzo pasó a formar parte del Comité Provincial. Formó parte de la Jefatura Central del Partido Unión Autonomista Liberal. En agosto de 1898 participó en la comitiva de puertorriqueños que se trasladó a Ponce para saludar al general Miles y ofrecerle un banquete como homenaje. En 1898, bajo el nuevo régimen imperante en Puerto Rico, fue designado Presidente de la Audiencia de Ponce, cargo que ocupó hasta 1899.
Al fundarse el Partido Republicano Puertorriqueño ingresó en el mismo y en 1900 pasó a formar parte del Consejo Ejecutivo. En 1902 se produjeron unas desavenencias entre él y José Celso Barbosa, las que motivaron su separación de dicha colectividad política. Inmediatamente se puso a trabajar en la organización de un nuevo partido, Unión de Puerto Rico, que sería instrumento de oposición a la Ley Orgánica Foraker. El ideal político de Matienzo se inclinaba poco a poco hacia la independencia para Puerto Rico.

En las elecciones de 1904 fue electo delegado a la Cámara por el distrito de Humacao y reelecto en 1906 y 1908, esta vez por Mayagüez. En dicha Cámara Legislativa ocupó la presidencia de 1905 a 1906. En 1912 se separó de la Unión de Puerto Rico por entender que la misma no servía para alcanzar la plena soberanía de Puerto Rico. Fue el principal colaborador en la organización del Partido de la Independencia. Murió en Luquillo el 13 de diciembre de 1913.

Un pensamiento sobre “Rosendo Matienzo Citrón”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *