Perspectiva de Género: su finalidad y diferencia con la ideología de género, educación y orientación sexual

             Cuando se habla de género se hace referencia a las diferencias sociales y culturalmente construidas que definen las acciones que son propias de la mujer y las que son propias del hombre, y que ambos asumen para relacionarse entre sí. Con el género se construyen roles de valores desiguales entre hombres y mujeres los cuales limitan las acciones de ambos. De esta manera, los hombres y mujeres de una sociedad se educan a partir de la norma establecida social y culturalmente transmitida de generación en generación, que define el desempeño en una actividad valorada como productiva para la mujer y como productiva para el hombre. Ejemplo: la visión del hombre trabajador como proveedor del hogar y la mujer como encargada del hogar y labores domésticas. Mediante los roles de género la sociedad estereotipa al hombre y a la mujer creando normas, acciones y condicionando el comportamiento de ambos. Cada definición va prejuiciada en contra de la mujer a causa del machismo ya que los sistemas existentes y que aún existen son patriarcales. En la mayoría de ocasiones las definiciones que se dan a los comportamientos fisiológicos del cuerpo de la mujer, son definiciones en un contexto de vulnerabilidad; ejemplo: menstruación, parto, lactancia. Estos últimos mencionados son, el primer paso para la discriminación de la mujer.

image

             Antes de entrar en la explicación a fondo sobre lo que es perspectiva de género hay que tener en cuenta, que es el término ideología de género ya que se tiende a confundir con el término perspectiva de género. La ideología de género se presenta como una categoría de análisis que tiende a cancelar las diferencias entre hombre y mujer, consideradas como simple efecto de un condicionamiento histórico-cultural. La ideología de género explica que nuestro comportamiento y definiciones de roles masculinos y femeninos es producto de la influencia cultural y social del entorno de cada persona, y la propia sexualidad o identidad depende más de los acontecimientos biográficos y sociales de nuestra vida que de las características fisiológicas. Expone que ser hombre o mujer no estaría determinado fundamentalmente por el sexo, sino por la cultura y que la exclusividad de la relación entre hombre y mujer es un constructo social y cultural que es útil para mantener la supremacía del dominio masculino. De modo que la ideología de género es una clave de interpretación de la sociedad que pretende discernir los condicionamientos culturales a diferencia de la perspectiva de género que pretende mejorar la situación en cuanto a los roles de género y erradicar la desigualdad.

image

            El concepto perspectiva de género se remonta al documento emanado de la Cuarta Conferencia Mundial de las Naciones Unidas sobre la Mujer celebrada en Pekín en 1995. Del documento surgió como una de sus principales metas la eliminación de las desigualdades entre hombres y mujeres. La perspectiva de género pretende desnaturalizar el carácter jerárquico atribuido a la relación entre géneros y mostrar que los modelos de varón o de mujer, así como la idea de la heterosexualidad obligatoria. Actúa con el propósito de que se le brinde oportunidades iguales a hombres y mujeres para elegir sus oficios o carreras profesionales. Propone entender e identificar como los roles que se le asignan al hombre y a la mujer limitan el desarrollo humano pleno creando desigualdad. Los roles son construcciones sociales que establecen formas de interrelación y especifican lo que cada persona, debe y puede hacer, de acuerdo al lugar que la sociedad atribuye a su género.

image

            En ocasiones se piensa o se confunde la perspectiva de género con la educación sexual o la imposición de alguna orientación sexual los cuales son términos totalmente diferentes. La educación sexual hace referencia a un conjunto de actividades relacionadas a la enseñanza en todas las edades del desarrollo sobre: el aparato reproductor (masculino y femenino), relaciones sexuales, orientación sexual, planificación familiar, uso de anticonceptivos, sexo seguro, la reproducción, etc. con el objetivo de alcanzar una satisfactoria salud sexual. Por otro lado la orientación, tendencia o inclinación sexual define a un grupo de personas por un patrón de atracción sexual, emocional, erótica o amorosa por su sexo. Ejemplo: heterosexualidad (atracción hacia personas del sexo opuesto), la homosexualidad (atracción hacia personas del mismo sexo) y la bisexualidad (atracción hacia personas de ambos sexos). Dicho esto podemos observar que la perspectiva de género no es una ideología o algo que se imponga como creencia. La aclaratoria radica en la acción de un sinnúmero de personas que tienden a confundir intencionalmente los diferentes tipos de términos para perpetuar la desigualdad, violencia y discrimen. Muchas de estas personas creen fielmente en la supremacía de un sexo sobre otro y creen y entienden que los hombres son más capaces que la mujer.

            También debemos tener en cuenta otro tipo de personas que utilizan como excusas creencias para desvirtuar lo que realmente propone la perspectiva de género. Las creencias o ideologías religiosas no tienen que chocar con la aspiración de equidad en una sociedad ya que la perspectiva de género no es una imposición sino que un método de reacción contra la desigualdad social y los roles creado por la misma. En ocasiones se hace referencia a la perspectiva de género exponiendo que es algo que solo favorece a las personas que tienen una orientación sexual homosexual. La realidad es que la perspectiva de género en todo caso es una apuesta informada y educada para erradicar las desigualdades y limitaciones que se han creado en el contexto histórico de cada sociedad y cultura.

 

Referencias:

             El impacto de los estereotipos y los roles de género en México. Instituto Nacional de las Mujeres.

             Zapata Boluda, R.M. (Coord.) (2008) Educación para la salud sexual. Almería: Sistemas de oficina de Almería, S.A.

             Dale O´Leary (2008). La agenda de género. Redefiniendo la igualdad. Editorial Promesa

             Paloma Durán y Lalaguna (2007). Sobre el género y su tratamiento en las Organizaciones Internacionales. EIUNSA.

             Jorge Scala (2010). La Ideología de Género. Sekotia.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *