Archivos de la categoría Opinión

“Cristobal Colón: nunca fue lo que me contaron”

            Con letras armadas y portando el vocablo que voluntariamente hablo, pero que algún día impusieron a mis antepasados, exhorto el detenerte unos minutos y leer. ¿Como el conocimiento que unos pocos en el mundo saben pudo llegar tan tarde a la atención de mis oídos? Colón el gran almirante de armas tomar. La gran mentira del mentiroso (valga la redundancia) la cual solo unos creen. ¿Cómo acusar y reclamar a un difunto? De primera impresión parece imposible o absurdo, pero así como una vez hicimos famosa una gran falacia, podemos hacer famosa una gran verdad la cual han empeñado en dejar en el anonimato. Hagamos famosa las catástrofes del almirante y su comparsa. La inconsciencia de los americanos y el desconocimiento llevaron a cabo una enseñanza errónea y fanatismo por una personalidad en Colón que nunca existió. ¿Por qué, por qué? No promulgaron la verdad al menos veinte años atrás para que jóvenes como yo estuviéramos empapados de una verdadera historia para contar.

            Que historias tan bonitas y canciones tan espectaculares solía escuchar. Las escuché, las aprendí y las canté de niño hablando el idioma que para mi juicio es el más bonito, hablado y estudiado en el mundo. Nunca imaginé que mi gran idioma llegó en un cofre de espinas. Colón, que vino hacia América con una supuesta buena intención, un desalmado de corazón que ninguna de las buenas intenciones que patrocinó fue las que vino a ejercer. Esta demás decir que un hombre que apenas sabia navegar, acompañado de un pelotón de escorias andantes hubiera podido llegar a América en un viaje de exploración. Lo que si exploraron muy bien fue a las indias disfrazando sus males venéreos con perfumes. Llegaron e impusieron su ley. Mataron y torturaron sin compasión alguna a los Taínos. Robaron, se llevaron todo el oro que quizás para los Taínos no significaba nada, pero era de su propiedad. Esclavizaron a la sociedad indígena con una nube de humo de supuesta civilización. Trajeron a los negros y los hicieron pasar por un arduo proceso de desculturación, arrancando lo más preciado de una nación, su cultura, aquel conjunto de saberes que va ligado a nuestro comportamiento y que lo transmitimos de generación en generación. Este hombre sin escrúpulos efectuó actos inhumanos con permiso de la Corona Española; ¿él sabía de ante mano la historia que forjaría a su favor?

            Hoy día hago otra pregunta ¿qué debo yo decir a los niños o a mis hijos cuando vengan con aquella historia tan Hermosa y tan corta que algún día escuche en mi infancia? A mi juicio debería contarle la verdadera y larga historia, o al menos guardar este escrito y facilitárselos a ellos para que en realidad busquen su historia; como un día yo supe de donde provine, ellos también sepan su verdad. Sepan que una de las razas que forjó la nuestra, apabulló a otras dos. Me sentiría impotente si no disertara de ninguna manera, viendo como las personas caminan sobre tierra que fue testigo de un gran atropello para la humanidad. Se jactan con la misma frase cada año, “Descubrimiento de América”, pero no nos damos a la tarea de cambiar todos los libros y definitivamente hacer aparecer la verdadera historia. No es crear una historia nueva o cambiarla, es hacer partícipe a la única que fue exiliada del cuento de hadas contado en mi niñez, LA VERDAD.

            A la isla de Puerto Rico le robaron todo lo que tenía, pero no la borraron del mapa. Los “animales” se comieron a las Taínos, pero fueron parte del legado llamado BORICUA o PUERTORRIQUEÑO. Puerto Rico fue violada pero sigue virgen. La dieron por muerta pero su corazón palpita. Puerto Rico no lloró, sus agresores nunca han visto sus lágrimas, sino su resistencia. Le dejaron la entraña y su existir, le clavaron una espada pero no obstante esa espada se fue sin algo muy lindo, que a lo mejor en años no hubiera podido entender. Esa espada que hoy día es recordada como lo que nunca fue. Se llevaron el oro pero dejaron oro, se les olvidó llevarse el español y hoy día es un arma de reclamo y difusión.   

image

Pioneros de la revolución

Una isla que entregó sus llaves vs una isla que nunca lo hizo. A Puerto Rico le costo la libertad y en un principio todo se vio como una maravilla, más bien Puerto Rico parecía la vitrina del mundo que le decía a todos los otros países que estar unido a Estados Unidos les traería mucho beneficio, en cambio Cuba sufrio ante la crisis de los misiles  que luego conllevó al bloqueo; démosle “Fast Foward” a esto ahora, Puerto Rico todavía sigue colonizado mientras los demás países han avanzado económicamente. Mientras la Guerra Fría estaba a flor de piel y, muchos países aprovecharon el momento para efectuar su revolución y declarar su independencia, Puerto Rico gozaba de un estatus “envidiable” sin saber lo que se avecinaba en el futuro.

Hoy día Puerto Rico va de mal en peor y, para colocar un país como ejemplo, Cuba es aun libre de soberanías extranjeras y ahora va a comenzar a restaurarse económicamente. ¿Funcionó o no funcionó la Revolucion? Fidel, malo o bueno que haya sido, ahora puede morrir contento porque no se dejó controlar. Mientras Fidel y otros libertadores morirán contentos, hay un procer enterrado en República Dominicana (Eugenio María de Hostos) que dijo que cuando Puerto Rico sea libre podrán mover sus restos a la isla, ese aun se está revolcando en la tumba.

PD: Las Revoluciones se hacen para el futuro de una nación y le veo buen futuro a quien ahora va crear un nuevo estandar cuando se trata de turismo.

image

¿Quién es el problema en Puerto Rico?

              De entrada haré un señalamiento acusatorio en contra tuya boricua, el “problema” eres tú, y te explicaré porque. Sé que en este momento estarás diciendo o pensando: ahí viene este universitario de pacotilla con sus ideologías producto de la universidad. Quizás tengas razón, o quizás estés equivocado(a), pero nada pierdes con detenerte unos minutos y leer este escrito, si total ya no falta nada para la destrucción total de nuestra isla y a estas altura; yo como joven tengo dos oportunidades ante tu perspectiva, sacarte de casillas o cambiar tu rumbo en cuanto a ver las cosas.

image

            La culpa es tuya porque te dedicaste a esperar lo que tenias que haber salido a buscar por ti mismo, pero también puedo tirarte la toalla y decir que nadie te enseñó hacerlo, aunque me parcializaría mucho contigo en tirarte la toalla ya que son muchos años de opresión ante tus ojos, y no solo eso, también en contra tuya. No te defenderé porque el problema eres tú que no te gusta leer, estudiar, escuchar, aprender y a consecuencia de esto, te convertiste en un ser manipulable para el sistema, tus políticos y las grandes corporaciones; donde el papel que tú juegas, son los pies del capitalismo o más bien entraste en un contexto de eslabón utilizado y desechado del capitalismo, pero no vengo a criticar el sistema porque pudiste haberlo utilizado a tu favor y ser la cabeza del mismo. Nunca te llenaste de valor y hoy día tienes miedo, ¿sabes por qué? El primer error fue que te uniste a la sociedad desinformada y formas parte en la actualidad de la idiosincrasia puertorriqueña. Optaste por criticar al que quería ayudarte o abrirte los ojos y te lanzaste al abismo, quedándote sin herramientas para tu defensa propia.

image

            Nunca te dedicaste a leer o prestarle atención a tu historia para que no volvieras a repetirla, pero en cambio te llenaste de ideologías por herencias y no te encargaste de llegar a tus propias conclusiones para que así tuvieras convicciones. Tú y tus iguales que te rodean se han convertido en personas indecisas que no saben elegir ni siquiera aspiraciones como pueblo para el futuro. Existen varios tipos de partidos políticos, pero tú que votas no sabes ni cuáles son los ideales del partido al que tú le eres fiel cada 4 años. Hoy te veo y noto que solo vives quejándote, te explicaré esto bien sencillamente; lo que te está sucediendo hoy solo es una simple reproducción de lo que tú junto a los tuyos efectuaron en las urnas. No busques más culpables porque no los encontrarás, o mejor te reto a buscarlos, o mejor te ayudo a buscarlo porque aunque en lo que va del artículo no me he incluido, soy tan culpable como tú.

image

            En este momento estaré pensando que no llegaste hasta esta parte del escrito a causa de mi análisis tan latoso, pero si llegaste contéstame esto: ¿Qué harás hoy por ti y los tuyos? ¿Qué harás mañana? Seguirás esperando un milagro o apretarás tus pantalones y demostrarás tu casta.