Archivos de la categoría Historia

Rosendo Matienzo Citrón

image

Abogado y político. Nació en Luquillo el 22 de abril de 1855. Recibió su educación formal en España; se graduó en 1875 de abogado en la Universidad de Barcelona. A su regreso a Puerto Rico, se estableció en Mayagüez, donde instaló su bufete de abogado. En noviembre de 1885 fue acusado de pertenecer a la masonería y por breve tiempo sufrió los rigores de la prisión. Posteriormente fue electo diputado provincial por el distrito de Mayagüez.
En el año 1887 asistió como delegado a la Asamblea de Autonomistas que se celebró en el Teatro La Perla de la ciudad de Ponce. Allí quedó constituido el Partido Autonomista Puertorriqueño y fue uno de los principales propagandistas con que contó la nueva agrupación política. Llegó a formar parte de los cuadros dirigentes de la colectividad autonomista. Cuando en 1896 Luis Muñoz Rivera propuso por primera vez pactar con el Partido Liberal Fusionista Español, se manifestó en contra del mismo. Se volvió a considerar un nuevo pacto y tras una reunión con Muñoz Rivera se convenció de las virtudes que el pacto podía tener para la vida política de Puerto Rico. Fue designado junto a Muñoz Rivera, José Gómez Brioso y Federico Degetau, para formar parte de la Comisión encargada de formalizar el mismo.

Matienzo fue uno de los líderes políticos que más impulso le dio a la idea de formalizar un acuerdo con el Partido Liberal Fusionista Español de Práxedes Mateo Sagasta. Así lo expresó en la Asamblea Autonomista celebrada en el Teatro Municipal de San Juan el 12 de febrero de 1897. En dicha asamblea se ratificó el pacto y se produjo la división del autonomismo. Un grupo acaudillado por José Celso Barbosa no acató la decisión. Al transformarse el Partido Autonomista en el Partido Liberal Fusionista Puertorriqueño, Matienzo pasó a formar parte del Comité Provincial. Formó parte de la Jefatura Central del Partido Unión Autonomista Liberal. En agosto de 1898 participó en la comitiva de puertorriqueños que se trasladó a Ponce para saludar al general Miles y ofrecerle un banquete como homenaje. En 1898, bajo el nuevo régimen imperante en Puerto Rico, fue designado Presidente de la Audiencia de Ponce, cargo que ocupó hasta 1899.
Al fundarse el Partido Republicano Puertorriqueño ingresó en el mismo y en 1900 pasó a formar parte del Consejo Ejecutivo. En 1902 se produjeron unas desavenencias entre él y José Celso Barbosa, las que motivaron su separación de dicha colectividad política. Inmediatamente se puso a trabajar en la organización de un nuevo partido, Unión de Puerto Rico, que sería instrumento de oposición a la Ley Orgánica Foraker. El ideal político de Matienzo se inclinaba poco a poco hacia la independencia para Puerto Rico.

En las elecciones de 1904 fue electo delegado a la Cámara por el distrito de Humacao y reelecto en 1906 y 1908, esta vez por Mayagüez. En dicha Cámara Legislativa ocupó la presidencia de 1905 a 1906. En 1912 se separó de la Unión de Puerto Rico por entender que la misma no servía para alcanzar la plena soberanía de Puerto Rico. Fue el principal colaborador en la organización del Partido de la Independencia. Murió en Luquillo el 13 de diciembre de 1913.

Sotero Figueroa Hernández

image

Sotero Figueroa Hernández nació en Ponce el 22 de abril de 1851. Fue periodista, dramaturgo, orador y autor de ensayos biográficos. También fue impresor de libros y periódicos. En su imprenta se editaba todo tipo de publicación de contenido patriótico. Fue fiel defensor de la libertad para Puerto Rico, uno de los mayores baluartes del independentismo del siglo XIX.

Aprendió el oficio de tipógrafo en la imprenta de José Julian Acosta quien fue también su maestro. Sotero Figueroa era mulato y artesano tabaquero. Figueroa participó en la fundación del Partido Autonomista en 1887. En 1888 recibe un premio literario por su ensayo de biografías. Escribió una zarzuela de sátira política, Don Mamerto. Al emigrar a la ciudad de Nueva York en 1889 conoce a José Martí y establece una gran amistad con el prócer cubano, convirtiéndose en su “mano derecha”. Con Pachín Marín, Alfonso Arturo Scomburg, Antonio Velez Alvarado funda en febrero de 1892 el “Club Borinquen”. El “Club Borinquen”, liderado por Sotero Figueroa, y un club de mujeres llamado “Mercedes Varona”, liderado por las esposa de Figueroa. “Las Dos Antillas” de Alfonso Schomburg era uno de los tres clubes revolucionarios creados por el enclave puertorriqueño dentro de la comunidad cubana de Nueva York.

Constituidos fundamentalmente de tabaqueros, los clubes revolucionarios puertorriqueños en Nueva York se ocupaban principalmente en el proyecto de recaudar fondos para el Partido Revolucionario Cubano en las fábricas. Sotero Figueroa fue el puertorriqueño de mayor liderato dentro del Partido Revolucionario Cubano llegando ser el Secretario de la Junta Ejecutiva del PRC. Colaboró con la fundación del periódico “Patria”. Tras la muerte de Martí los miembros del “Club Borinquen” crean la Sección de Puerto Rico del PRC. Sotero Figueroa es reclutado por el nuevo líder del PRC Tomás Estrada Palma para continuar su labor periodística en “Patria” y en la secretaria del PRC. Luego del final de la guerra cubano-española-estadounidense, Sotero Figueroa va a Cuba a colaborar con el primer presidente de Cuba, Tomás Estrada Palma, donde fue nombrado director de la Gaceta Oficial, el periódico principal del gobierno de la nueva república. Sotero Figuero intentó convencer a Estrada Palma y otros líderes cubanos de seguir la lucha a favor de la independencia de Puerto Rico.

Con Alfonso Arturo Scomburg, Sotero Figueroa hizo gestiones para organizar la lucha armada en Puerto Rico contra el dominio estadounidense. Intentaron reclutar a “Aguila Blanca” y otros combatientes pero se dieron cuenta que el nuevo imperio yanki tenía encarcelados a esos rebeldes subversivos. Desilusionado Sotero Figueroa continúa colaborando con el gobierno cubano hasta su muerte en 1923.

21 de abril: Muere Don Pedro Albizu Campos

Don Pedro Albizu Campos, político y líder independentista puertorriqueño quien fue la figura más relevante en la lucha por la independencia de Puerto Rico durante el siglo XX.

image

Tras pasar a la lucha revolucionaria, Albizu fue condenado en 1936 por conspirar para derrocar el gobierno de Estados Unidos en la isla y por varios actos violentos en contra del gobierno establecido. Ese mismo año, se produce el arresto y el traslado a una prisión de Atlanta de los principales líderes del Partido Nacionalista de Puerto Rico; entre los arrestados, se encuentran los poetas Juan Antonio Corretjer y Clemente Soto Vélez.

En 1947 Albizu regresó a Puerto Rico. Comenzaban los preparativos para una lucha armada con el objetivo de demostrar que había oposición a los planes para la solución definitiva del estatus con la instauración del Estado Libre Asociado.

El 30 de octubre de 1950 se produjo el Grito de Jayuya, que incluyó un atentado al presidente Harry S. Truman, del cual fue considerado responsable. Albizu y otros líderes fueron encarcelados de nuevo, esta vez en Puerto Rico. En 1953 el gobernador de la isla, Luis Muñoz Marín, indultó a Albizu. En 1954 ocurrió un atentado a la Cámara de los Representantes de Estados Unidos por parte de Lolita Lebrón, Rafael Cancel Miranda, Irving Flores y Andrés Figueroa Cordero, y se revocó el indulto.

En la cárcel, la salud de Albizu Campos se deterioró. Se comenzó a especular sobre su salud mental y en 1956 sufrió un derrame cerebral en la cárcel, siendo trasladado al Hospital Presbiteriano de San Juan, donde permaneció ingresado bajo una fuerte vigilancia policial.

Albizu Campos afirma que fue objeto de experimentos de radiación en la cárcel. Él aseguraba que lo estaban asesinando lentamente con radiación, aunque hizo las acusaciones, lamentablemente ya el pueblo había dejado de prestarle atencion a su caso.

Esta renuencia del país a hacerse eco de lo que Albizu alegó, le facilitó al gobierno de Estados Unidos continuar con el proceso de darle muerte en su propio país. Algunos funcionarios sugirieron que Albizu estaba loco, aunque muchos médicos lo examinaron y encontraron síntomas de radiación. El Presidente de la Asociación de Cáncer de Cuba, el doctor Orlando Damuy, viajó a Puerto Rico para examinar a Albizu. Las quemaduras en su cuerpo, según dijo el doctor Damuy, se debían a causa de la intensa radiación a la que fue expuesto. Albizu Campos no recibió ninguna atención médica durante 5 días.

“En la cárcel o frente a la muerte renovamos nuestros votos de consagración a la causa de la independencia patria.”Pedro Albizu Campos.

El 15 de noviembre de 1964, Albizu fue indultado de nuevo por Muñoz Marín, lo cual levantó serias críticas en los sectores anexionistas y asociacionistas. Finalmente, Pedro Albizu Campos falleció el 21 de abril de 1965. Fue enterrado en el cementerio Santa María Magdalena de Pazzis. Su entierro fue uno de los más concurridos que se han celebrado en Puerto Rico. Las exequias fúnebres para Albizu Campos las ofreció el obispo Antulio Parrilla, y Manuel Maldonado Denis pronunció un discurso a nombre de la juventud, la FUPI se dió a la tarea de recoger fondos para el funeral y el Partido Nacionalista preparó todo el funeral de Albizu. Se dice que aproximadamente 50,000 puertorriqueños asistieron al funeral de Albizu.

image

En 1994, bajo la administración del presidente Bill Clinton, el Departamento de Energía reveló que llevó a cabo experimentos con radiación a prisioneros. Estos experimentos se llevaron a cabo, sin el consentimiento de estos prisioneros, durante 1950 y 1970. Se alega que Pedro Albizu Campos fue una de las víctimas de estos experimento.

“Los que no aman a sus antepasados no pueden amarse a sí mismos.” -Pedro Albizu Campos-

Fuente: Nota tomada del portal Historia de Puerto Rico. Información transcrita por Nando Acosta.

Primera foto donde aparece públicamente la bandera de Puerto Rico

image

(Fotografía tomada hace 123 años)

Esta antigua foto que fue tomada en la capital de Jamaica en el año 1892 y tiene una gran importancia histórica para dos naciones: 1. para CUBA, la foto capta la reunión de los miembros del Consejo de Kingston presidida por el gran José Martí (en el centro), en su incansable lucha por la libertad política de nuestros países. 2. Los estudios puertorriqueños identifican esta antigua imagen como la primera foto donde aparece públicamente en la historia, la bandera de Puerto Rico. Desplegadas detrás del grupo de patriotas. A la derecha, la bandera de Cuba; a la izquierda, la bandera de Puerto Rico. Los conocedores dicen que aunque la foto es en blanco y negro se puede apreciar la diferencia en las tonalidades de las franjas. Rojo, más obscuro; azul celeste, más claro.

Sin embargo se atribuye al día 22 de diciembre de 1895, la primera aparición y presentación de la monoestrellada ante el Partido Revolucionario Cubano, a través del Partido Auxiliar Borincano creado a fines de lograr la independencia de Puerto Rico dentro del marco de la guerra de independencia cubana en el Chimney Hall en la ciudad de Nueva York. La misma fue diseñada utilizando el diseño de la bandera cubana con los colores a la inversa en símbolo de la lucha por la independencia unitaria de ambos pueblos. Desde entonces la bandera puertorriqueña ha representado la lucha por la libertad de Puerto Rico y la afirmación de la existencia de los puertorriqueños como nación. Las franjas rojas representan la sangre derramada, las franjas blancas representan la libertad, el triángulo representa el mar y el cielo, y la estrella representa el archipiélago de Puerto Rico.

Referencias:

Historia. (1994). En Colecciones Puertorriqueñas (9th ed.). Troutman Press y Caribe Grolier.

Portal el Boricuazo

Historia del cultivo de la caña en Puerto Rico

Durante el año 1520, Puerto Rico estaba produciendo mas oro que La Española, pero a fin de los años 1520, terminado el oro, la economía cambia de las minas a la producción de azúcar. Debido a la falta de mano de obra indígena, se autorizó la importación de esclavos negros desde 1518 a las Antillas. En un principio en Puerto Rico se les utilizó para trabajos de minería, extracción de oro y plata, pero al agotarse pronto el recurso pasaron a ser la principal fuerza trabajadora en las diferentes tareas de las haciendas de caña concentradas en los llanos y zonas costeras de la Isla. Ese fue su principal destino durante el tiempo que duro la esclavitud en la Isla. En las plantaciones, los esclavos desarrollaron lazos con sus amos, quienes les garantizaban algunos derechos para evitar las rebeliones. El esclavo, aunque no recibía salario por su trabajo, tenía satisfechas muchas de sus necesidades básicas. Por ejemplo, los dueños de los esclavos les suplían su vivienda, alimento, vestimenta y atención médica. Esto, sin embargo, no era producto de la generosidad del amo, sino de la necesidad de proteger una costosa inversión. Por esta razón, no era buena práctica abusar del esclavo, porque cuando éste moría, el amo perdía su valioso “instrumento” de producción.

Durante la primera mitad del siglo XIX Puerto Rico se convirtió en una colonia azucarera de importancia mundial. Para entonces Cuba y Puerto Rico eran los últimos bastiones de España en América. En 1870 Puerto Rico era después de Cuba la mayor productora de azúcar del hemisferio occidental. A pesar de ser 11 veces más pequeña que la isla de Cuba, Puerto Rico producía el 16% de azúcar que producía esta, lo cual proporcionalmente seria el doble de lo que producía Cuba. Los ingenios (instalaciones para procesar caña de azúcar con el objeto de obtener azúcar) eran una unidad agraria formada por colonos de la isla de San Juan. Estos afectaron profundamente la vida puertorriqueña.  Con la excepción del café,  la caña influyó en la formación, étnica y social de los puertorriqueños.

image

¿Cuándo empezó todo?

Los primeros en fabricar azúcar, fueron el comerciante genovés Tomas de Castellón,  Blas Villafañe; estos fundaron un ingenio en Añasco a comienzo de la década de 1520, luego  terminaron arruinados.

En 1534, la idea de los Ingenios Azucareros acaparó la atención de personas pudientes de la ciudad.

En 1540 se estableció un Ingenio a la vereda del río Loíza por un aventurero español, Rodrigo Franquez, minero y agricultor.

En 1540-1550 la isla atravezó una intensa fiebre de azúcar. Se establecieron Ingenios a la vereda del río Bayamón, el Toa y Loiza.

España no era capaz de absorber la producción de las colonias. Puerto Rico y Cuba producían más de la azúcar que España podía consumir. No había mercado para la exportación. Los antillanos no podían influir en las decisiones de comercio que se tomaban en Estados Unidos, un buen importador de azúcar, por lo tanto quedaban a merced de decisiones políticas que los españoles no podían controlar.

En 1815, por Real Cédula de Gracia, dictada por Fernando VII se permitió a los países amigos de España establecer comercio con Puerto Rico y se autorizó la entrada a esos extranjeros, además se permitió a las autoridades de Puerto Rico  a repartir tierras a los inmigrantes recién llegados. Gracias a ello comenzó una oleada de inmigrantes mayormente Corsos (navegante que capturaba y saqueaba el tráfico mercante) que empezaron a invertir capital y maquinaria. Estos invirtieron para el cultivo de azúcar pero principalmente otra industria, la del café.

La debilidad del sistema de haciendas se agudizó en la década 1840, debido a una gran sequia. Algunos hacendados se arruinaron, se redujo el número de las haciendas y las ventas de azúcar disminuyeron. En 1830 había 1552 haciendas y se producía 17,000 toneladas, treinta años más tarde quedaban solo 550 y se producía 5,400 toneladas.

El azúcar esclavista (de poco costo) sobrevivió a pesar de la epidemia de cólera que duro del 1855 al 1856. Fallecieron de repente cerca de 5,500 esclavos. A pesar de esto, la exportación siguió ascendiendo. En la década de 1879 vino una nueva crisis, ya que los hacendados no modernizaban las haciendas y no inyectaban suficiente capital. Debido al atraso tecnológico español, otros países adelantaron la tecnología y ganaron terreno sobre Puerto Rico.  La competencia sobre el azúcar de la remolacha se intensificó después 1850, y como consecuencia los precios pagados a los hacendados disminuyeron.

No se mejoró la planta física, ni las carreteras, ferrocarriles y puertos. Llego la abolición de la esclavitud. Los esclavos eran el capital de la hacienda ya que solo cobraban con comida y techo, por lo que había desvalorización de la hacienda,  entonces aumentó el costo de la mano de obra especializada,  esto agudizó la falta de liquidez de las haciendas.

La respuesta a la crisis fue el establecimiento de Centrales. Los Hacendados (dueños de grandes piezas de caña) eran entonces colonos de las nuevas fábricas, a quienes le vendían su producto. De las primeras Centrales fundadas en Puerto Rico: Se construyó en Vega Baja en 1873 la primera de estas, llamada San Vicente. Su dueño era Márquez de Cabo Caribe, Leonardo H Garavidez. En 1873 la exportacion azúcarera bajó y para 1881-1886 hubo una fuerte depresión.

Ya para el 1886 los precios subieron bastante y la compra de azúcar puertorriqueña en Estados Unidos subió. La Industria azucarera gracias al mercado de los Estados Unidos se mantuvo a flote.

Al finalizar el período español 1898 había doce centrales. Se modernizaron y ampliaron las operaciones. El paso de la Hacienda a la Central fue escabroso. La azúcar fue destronada por el café ya que la azúcar no estaba produciendo a la altura de los tiempos. Posteriormente el azúcar se recuperó.

image

1898 en adelante llega el Cambio de Soberanía

El proceso de apropiación norteamericano fue tan manifiesto que en 1930 controlaba el 44% de la tierra dedicada a la producción azucarera. La burguesía criolla tuvo entonces que enfrentarse a un enemigo distinto al español. Al ser desplazados por los norteamericanos, los hacendados criollos comenzaron a idealizar al campesino del siglo XIX que por decenios habían menospreciado. Con la llegada del nuevo régimen, la principal cosecha, el café, fue reemplazada nuevamente por la siembra de caña de azúcar. Los valles costeros comenzarían a cubrirse con este cultivo cuya producción se concentraba en cuatro grandes corporaciones; la Fajardo Sugar Company, la South Porto Rico Sugar, la Central Aguirre y la United Porto Rico Sugar Co.

Las corporaciones impusieron una economía de monocultivo y ejercían un gran poder político. Los asalariados trabajaban entre diez y 14 horas diarias durante la zafra (cosecha de caña de azúcar). Durante el tiempo muerto quedaban desempleados. Su sueldo era de miseria si se comparaba con los precios de los productos. El éxodo de trabajadores de la montaña a las costas en búsqueda de empleos agudizó el problema de la vivienda y llevó a la organización de barrios obreros en los alrededores de las plantaciones.

Central Aguirre, su historia y desarrollo

La caña de azúcar tiene una larga historia en Puerto Rico. La misma se ha estado cultivando aquí tan temprano como desde principios del siglo 16. A pesar de prevalecer un ambiente apropiado para su desarrollo, la producción de la misma se mantuvo por algún tiempo con un crecimiento relativamente lento debido a los métodos agrícolas antiguos aplicados, en unión a molinos pequeños e ineficientes en la operación. Aún con esos inconvenientes, la industria siguió creando un buen potencial de desarrollo por las tierras disponibles, el clima que le favorecía y la mano de obra abundante y barata que prevalecía.

En 1898, cuatro hombres de negocios de la ciudad de Boston se dieron cita en Puerto Rico con el propósito de establecer una firma bancaria. Llegaron a establecerse con éxito moderado bajo la firma de Ford & Company, realizaron un negocio bancario donde fueron nombrados agentes fiscales para el gobierno de Estados Unidos con el propósito de intercambio de moneda española a americana. Desde el principio la firma se vio más inclinada a entrar en el negocio de producción de azúcar de caña.

En el 1899, al establecerse la firma de Ford & Company, la producción de azúcar en Puerto Rico daba alrededor de 66,000 toneladas al año. Alrededor de 60,000 acres de tierra estaban sembradas en caña de azúcar. Debido a la aplicación de métodos agrícolas anticuados y la operación de molinos pequeños e ineficientes, hacían que la recuperación anual de azúcar cruda fuera baja, según la cantidad de caña bajo cultivo. La firma de Ford & Company entendió que la producción de caña con la inyección de capital y aplicación de nuevas técnicas tanto de campo como de fábrica, tenía muy buen potencial. Un estudio demostró las buenas posibilidades a lo largo de la costa sur, centralizado alrededor de la bahía de Jobos, uno de los más finos puertos naturales de la isla. Había disponible para la venta una propiedad de alrededor de 2,009 acres de tierra, conocida como hacienda Aguirre. Gran parte de estas tierras estaban dedicadas a pastos y crianza de ganado, sólo 285 acres estaban bajo cultivo de caña. Esta propiedad incluía también un molino de azúcar, localizado en el puerto de Bahía de Jobos, cuya capacidad de molienda era de 6,000 toneladas de azúcar al año. La firma compró esa propiedad en febrero de 1899. Poco tiempo después otras tres propiedades fueron obtenidas bajo arrendamiento con opción a compra en 10 años: Hacienda Carmen, cuatro millas al oeste de Aguirre con 937 acres de las cuales 315 estaban bajo cultivo; Hacienda Josefa, 5 millas al Este con 1,300 acres de las cuales 350 estaban bajo cultivo; hacienda Amadeo, pequeña propiedad de 231 acres. También realizaron contratos con otras tres haciendas cercanas: Esperanza, Margarita y Canos, para moler la caña de éstas. La Compañía compró conjuntamente con estas propiedades 12 millas de ferrocarril, que consistía de dos pequeñas locomotoras y 50 carretones de caña. Este sistema conectaba las propiedades para transportar las cañas al molino. Según fue creciendo la compañía, se requirió más tierra bajo cultivo y más maquinaria agrícola fue necesaria en comprar. Con el aumento de tierra bajo cultivo, se fue necesitando nuevas facilidades de riego. Se requería también las facilidades de molino para procesar las cañas. Los requisitos financieros se fueron ampliando y ya la compañía resultaba pequeña. Se estableció entonces el Sindicato de Central Aguirre.

Para 1900 el Sindicato contactó con 1,183 acres propias y 2,468 acres en arrendamiento. Se produjeron 6,000 toneladas de azúcar para una producción de más de tres toneladas de azúcar por acre de terreno cultivado en caña. Para ese mismo año se hicieron mejoras al molino para aumentar su capacidad de molienda a unas 12,000 toneladas.

En 1902 el Sindicato se le presentó la oportunidad de comprar la franquicia de la French Railroad Company, una línea ferroviaria entre las ciudades de Ponce y Guayama, constituyéndose en una compañía por separado, conocida como la Ponce and Guayama Railroad Company, como subsidiaria del Sindicato. En 1905 se vende el Sindicato a una firma en fideicomiso de Massachusetts conocida como Central Aguirre Sugar Co. bajo esta nueva firma se elige la primera Junta de Fideicomisarios, compuesta por 11 miembros, en la que J.D.H Luce fue electo su primer Presidente. Por los próximos 10 años la firma se caracterizó por su gradual expansión de operaciones. Con el desarrollo de nuevas áreas en caña, las fuentes de agua empezaron a resultar inadecuadas, provocando grandes inversiones en hincado de pozos e instalaciones de equipo de bombeo, a pesar de los sistemas de riego que el gobierno de Puerto Rico había establecido en 1914. Estos demostraron no ser suficientes y se necesitó establecer plantas individuales de riego, incluyendo riego aéreo.

Esta firma se mantuvo cambiando de nombre y variando sus acciones con frecuencia. En 1928, se establece la Aguirre Corporation of New York, una subsidiaria totalmente poseída por esa entidad, quien actuaba como agente comprador de las propiedades en puerto Rico. En 1933, se organiza una compañía en cooperación con lo que fue más tarde la Monsanto Chemical Co. en la cual la Central Aguirre aseguraba la venta de sus mieles finales a la compañía matriz que producía alcohol industrial en Massachusetts. Al entrar en vigencia la Ley de las 500 acres, la compañía fue reorganizada y dividida en cinco subsidiarias como un fideicomiso: Central Aguirre Sugar Company, que operaba los molinos de Aguirre y Cortada: Casco sales Agency, quien se dedicaba al manejo de los pesticidas; Luce and Company, S, en C, quien era la sociedad agrícola a cargo del cultivo de los terrenos y la producción de caña de azúcar; Ponce and Guayama Railroad Co. Inc. quien consistía de un sistema de ferrocarril de servicio público cuyo propósito era el de transportar la caña y las mieles de los tres molinos y Central Machete, la cual operaba como una corporación separada donde el fideicomiso de la entidad poseía la mayoría de las acciones y un grupo independiente poseía el remanente de éstas.

Para el 1949 la Ponce and Guayama Railroad Co. seguía siendo una subsidiaria totalmente en posesión de Central Aguirre. Esta operaba cerca de 31 millas de rodaje con 11 locomotoras y 798 vagones. Ese año se manejó por este medio la cantidad de cerca de 750,000 toneladas de caña. Para la zafra de ese año, Central Aguirre (Luce & Company) cosechó 15,068 acres, de las cuales obtuvo 657,656 toneladas de caña. También molió 334,195 toneladas de otros productos independientes. En el aspecto de manejo de producción, Central Aguirre mantuvo un continuo desarrollo aplicando nuevas técnicas de producción y distribución. A través de los avances de naturaleza científica y técnica, fue que Central Aguirre mantuvo por largos años la capacidad de ingresos aún encarando el aumento de los costos de producción. De 3.09 toneladas de azúcar por acre en su primer año de operación, llegó a producir 5.31 toneladas como promedio para los últimos 10 años de sus primeros 50 en el negocio de azúcar. Debido a los continuos aumentos en los niveles de los salarios y demás factores de aumento en costos, la Central Aguirre y Luce & Co. hicieron grandes esfuerzos para abaratar un poco sus costos tratando de mecanizar al máximo sus operaciones; los tractores substituyeron los bueyes en la preparación, cultivos y cosechas. Nuevos implementos directamente conectados a los tractores y sistemas hidráulicos ejecutaban prácticamente todas las operaciones de campo. Los químicos fueron substituyendo las azadas en control de yerbajos. La fuerza automotriz substituye los carros de bueyes para la transportación de caña, pero lo de más impacto para la empresa fue el ser la pionera en el manejo a granel de azúcar cruda. La estación de manejo a granel fue un diseño de los propios ingenieros de la empresa, los únicos en hacerlo y aplicarlo en toda la zona. Desde que la caña salía del campo en los vagones hasta que se hacía azúcar, esta era transportada desde el molino y embarcada a estados Unidos sin que la tocara la mano del hombre. Definitivamente esto abarataba costos, ya que no necesitaba ensacarse. Este sistema se inició en 1947, pero requirió alrededor de tres años en ponerlo con éxito en ejecución. Central Aguirre se ha reconocido por su gran interés en nuevos y mejores métodos de operación. Mantuvo un programa de desarrollo de nuevas variedades en caña. Al principio, la primera variedad que se cultivó fue la cristalina y luego en 1925 se desarrolló la BH10-12. Con ese nuevo programa de variedades, las mismas se probaban y se sembraban manteniendo buenos récords de éstas para su desarrollo. Se mantuvo una constante utilización de equipo mecánico para la preparación, siembra, fertilización, cultivo y cosecho de las cañas. Se realizaba investigación y experimentación en todo aquello que pudiera mejorar todas las fases de campo en la producción de caña de azúcar. Los campos de caña asociados con Central Aguirre Sugar Co. llegaron a producir cerca de un millón de toneladas de caña en 16,000 acres de terreno, que rindieron hasta 6.76 toneladas de azúcar por acre. Para el año 1961, se produjeron cerca de 790,000 toneladas de caña en alrededor de 14,000 acres de terreno propios de la empresa. Otras 400,000 toneladas de caña aproximadamente, venían de productores independientes.

Las fábricas también se mantuvieron al paso del progreso con nuevas técnicas mejoras a maquinaria y equipo. En la década de 1950-60, solamente se invirtieron más de $ 3.5 millones, incluyendo entre otras, la instalación de un equipo moderno conocido como Farrel-Bermingham consistente de un molino en forma de turbina y la construcción de un conductor tipo Stehenson-Adams para el transporte de azúcar a granel directamente del almacén de la factoría a los barcos en el muelle de bahía de Jobos en Aguirre. Esta facilidad tenía una capacidad de carga de más de 700 toneladas por hora. Con sus tres molinos: el de central Aguirre en bahía de Jobos, el de Central Cortada en Santa Isabel y el de Central Machete en Guayama, la compañía tuvo para el año 1961 una capacidad de molienda diaria de 12,500 toneladas de caña. La industria cañera se inició en Puerto rico con tierras y mano de obra abundantes y baratas. Le benefició por mucho tiempo que hubo un mercado de exportación amplio y de buen precio, el cual le permitió cubrir sus costos y mantener márgenes gananciales en la empresa. Tan así fue que llegaron a operar en Puerto Rico con un total de 42 centrales azucareras. Con el correr de los años, el panorama empezó a variar. Todos aquellos factores que hicieron que la industria cañera se convirtiera en la primera y más importante industria del país por muchos años, empezaron a cambiar. Las abundantes y baratas tierras y mano de obra empezaron a escasear. Puerto Rico comenzó a evolucionar de un país totalmente agrícola a uno tornándose hacia la industrialización. Las tierras empezaron a cambiar de uso y valor, la mano de obra se empezó a mover a otras fuentes de empleos más seguros y mejor remunerados tanto aquí como en el exterior. El mercado de azúcar empezó a sufrir cambios, pues empezaron a variar los hábitos de consumo y a surgir substitutos del azúcar de caña en el mercado de exportación. Esto trajo como consecuencia entre otras, reducciones en la demanda por azúcar de caña y a bajar su precio de venta.

Los factores antes mencionados hicieron que empezaran a aumentar los costos de producción y a la vez reducirse el precio de venta, tanto en azúcar como en las mieles, ya que surgieron además, otros países productores con mano de obra mucho más barata que la nuestra y bajo condiciones más favorables. La Central Aguirre, a pesar de los cambios negativos que empezaron a ocurrir en la industria, se mantuvo haciendo innovaciones y aplicando nueva tecnología tanto en la fase de campo como la fabril para lograr abaratar costos y obtener máximos rendimientos de sus cañas. Pero a pesar de todos esos mecanismos con los cuales luchó, resultó también grandemente afectada por la situación antes descrita. Durante la década del 1960 al 1970, Central Aguirre continuó operando con grandes pérdidas de ingresos, los cuales se iban intensificando según pasaban los años, ya que se escaseaba aún más la mano de3 obra, continuaban las prolongadas negociaciones colectivas y bajaba la productividad de su personal. Todo parecía indicar que ocurría un cierre total de operaciones.

En 1969, el Gobierno de Puerto Rico, aprueba legislación para proporcionar ayuda técnica y económica a la Industria Azucarera como un esfuerzo para rehabilitarla. Esto no iba a tener mucho efecto en la Central Aguirre, ya que ésta venía con un déficit montante a los 16 millones de dólares desde el 1967 al 1969. El Gobierno, deseoso de salvar la producción azucarera de la Central Aguirre, negoció con el Presidente de la empresa, Sr. Bernard P. Faure, pero eses conversaciones no progresaron. La crisis en la Central se mantenía en aumento y fue en el 1970 que el gobierno de Puerto rico expropia la Central Aguirre, incluyendo un molino más pequeño en Central Cortada y 13,000 cuerdas sembradas de caña. Desde ese momento Central Aguirre y el Gobierno de Puerto Rico entraron en una serie de disputas que perduraron por casi cuatro años.

Fuente: Nota tomada del portal Proyecto salón hogar. Texto original: http://www.proyectosalonhogar.com/azucar/indice.htm

Abolición de la esclavitud en Puerto Rico

             A principios del siglo 16, se suscitó un acontecimiento abominable en nuestra historia antillana. Con la recién conquista española en América y la avaricia descontrolada por el oro, los europeos esclavizaron a los indios taínos. En pocos años miles de éstos sucumbieron víctimas del maltrato, los enfrentamientos con los invasores, las enfermedades que importaron y la pena de ver destruida su raza, cultura y creencias. Esta catástrofe movió a los colonos a pedir licencia a la corona para sustituir a los indios por miles de esclavos africanos. Esto inició uno de los eventos más trágicos y vergonzoso de la raza humana, con el secuestro y transporte de más de aproximadamente 20 millones de africanos negros hacia “Nuevo Mundo” entre los años 1500 a 1865.

image

                El 11 de febrero de 1873, el rey Amadeo I, quien ocupó el trono en 1871, renunció a su cargo en una sesión de la Asamblea Nacional. Horas más tarde, la Asamblea proclamó la República española. Una de las primeras medidas de la nueva república fue la abolición de la esclavitud en todos los territorios de España. El 22 de marzo de 1873 se aprobó en las Cortes de España la ley que abolía la esclavitud en Puerto Rico. El decreto dejó en libertad a un total de 31 mil esclavos de ambos sexos, lo cual representaba un cinco por ciento de la población general en Puerto Rico. Los hacendados esclavistas habrían de ser indemnizados por la pérdida de su “propiedad”. Sin embargo, la libertad de los negros esclavos fue condicionada, puesto que se obligó a los libertos a hacer contratos durante tres años luego de abolida la esclavitud. El mismo decreto establecía, además, que no habrían de tener derechos políticos hasta cinco años después. A pesar de ello, la noticia fue celebrada por la mayoría de la población.

image

               Existen dos teorías sobre las causas de la abolición de la esclavitud. La primera la atribuye al trabajo de sectores liberales, dentro de la propia clase hacendada puertorriqueña, junto a antiesclavistas en la propia España. En ésta se inscriben los historiadores Arturo Morales Carrión y Luis M. Díaz Soler y es la que más adeptos ha tenido. La segunda, planteada por el historiador Benjamín Nistal-Moret (Esclavos prófugos y cimarrones Puerto Rico, 1770-1870), propone que fueron los propios esclavos quienes trabajaron su libertad erosionando “el sistema desde adentro” mediante querellas y demandas, fugas o el “cimarronaje limitado” (una fuga individual de corta duración, al cabo de la cual el esclavo volvía a la hacienda), y sabotaje. Explican los historiadores que fueron medidas de resistencia que desgastaron paulatinamente el sistema esclavista y como resultado lograron su cometido.

Fuentes: http://bellavistakindergarten.blogspot.com/2009/03/breve-historia-de-la-abolicion-de-la.html?m=1

http://www.preb.com/ref/esclav.htm

A continuación un video con imágenes representativas de la época de la esclavitud:

21 de marzo: conmemoración de la masacre de Ponce

            La Masacre de Ponce es un violento capítulo en la historia de Puerto Rico. El 21 de marzo de 1937 el Partido Nacionalista organizó una marcha en la ciudad de Ponce. La marcha fue organizada para conmemorar el 64to aniversario de la abolición esclavitud en 1873, y para protestar contra el encarcelamiento del líder nacionalista Pedro Albizu Campo.

image

               Días antes, los organizadores de la marcha solicitaron y recibieron permiso de parte del alcalde de Ponce, José Tormos Diego. Sin embargo, para el 19 de marzo el jefe de la policía, Coronel Orbeta fue a Ponce para prohibir la actividad. Después regresó a San Juan y se reunió con el gobernador de ese entonces el General Blanton Winship y su ayudante José Ramón Quiñones y decidieron que la actividad era de carácter militar y por ende era ilegal. Blanton Winship, exigió la retirada inmediata de los permisos, momentos antes de que el desfile estuviera previsto para comenzar.

               El 21 de marzo, y durante los días que precedieron a la masacre, se llevó a cabo una significativa concentración de fuerzas policíacas en Ponce que incluía expertos tiradores movilizados de todos los cuarteles de policía de la isla.

            El Jefe de la Policía Guillermo Soldevilla, con 14 policías, se colocó enfrente de los manifestantes. Rafael Molina, comandante de nueve hombres que estaban armados con ametralladoras Thompson y bombas de gas lacrimógeno, estaban en la parte de atrás. El Jefe de la Policía, Antonio Bernardi, junto con 11 policías armados con ametralladoras, estaba en el este y otro grupo de 12 policías, armados con fusiles, se colocó en el oeste.

             Alrededor de las 3:15 pm, los Cadetes de la República formaron fila de tres en fondo, listos para dar comienzo al desfile. Detrás de ellos estaba el Cuerpo de Enfermeras. Cuando la banda comenzó a tocar La Borinqueña (himno nacional) los manifestantes comenzaron a marchar.

Hay informaciones de que la policía les disparó durante 10 a 15 minutos desde sus cuatro posiciones.

             Cerca de 100 personas resultaron heridas y diecinueve fueron asesinados. Los muertos incluyen 17 hombres, una mujer y un niño de siete años de edad. Algunos de los muertos eran simplemente transeúntes. Uno de ellos era un miembro de la Guardia Nacional que regresaba de hacer ejercicio. También fue asesinado el conductor de un automóvil público que pasaba por la calle Aurora en su automóvil. Un comerciante de Mayagüez y uno de sus hijos fueron tiroteados mientras estaban de pie en la entrada de una zapatería que quedaba al lado de la Junta. Y finalmente, dos policías murieron por el fuego cruzado de las armas de sus propios compañeros.

              Alegadamente no se encontraron armas en las manos de los civiles heridos, ni de los muertos. Alrededor de 150 manifestantes fueron detenidos inmediatamente y más tarde fueron puestos en libertad bajo fianza.

A continuación, las personas asesinadas en la Masacre de Ponce:

·         Juan Delgado Cotal Nieves
·         María Hernández del Rosario
·         Luis Jiménes Morales
·         Ceferino Loyola Pérez (policía)
·         Georgina Maldonado (tenía 12 años)
·         Bolívar Márquez Telechea
·         Ramón Ortiz Toro
·         Ulpiano Perea
·         Juan Antonio Pietrantoni
·         Juan Reyes Rivera
·         Conrado Rivera López
·         Iván G. Rodríguez Figueras
·         Jenaro Rodríguez Méndez
·         Pedro Juan Rodríguez Rivera,
·         Obdulio Rosario,
·         Eusebio Sánchez Pérez (policía)
·         Juan Santos Ortiz
·         Juan Torres Gregory
·         Teodo  Vélez Torres

A continuación:
¡Viva la República: ¡Abajo los asesinos!
Esa es la consigna de un martir de la libertad de Puerto Rico, que lo escribió con su propia sangre en las calles de Ponce, antes de morir ametrallado por los esbirros del Estado.

image

             La Comisión de Derechos Civiles de los Estados Unidos organizó un Comité presidido por Arthur Garfiel Hayes, miembro de la Unión Americana por las Libertades Civiles. El resto de los miembros de la Comisión eran prominentes puertorriqueños. La Comisión encontró que los policías rodearon a los cadetes, encerrándolos por los cuatro lados. Que la policía no dejó lugar para que la multitud se pudiera dispersar, y por último, que los cadetes no portaban armas. No hay evidencia para asegurar que lo sucedido el 21 de marzo de 1937 fue una conspiración entre la policía y el gobernador de esa época, Blanton Winship, pero el comité concluyó que el único responsable de esta masacre era él. El Presidente Franklin D. Roosevelt de los Estados Unidos lo destituyó de su cargo en mayo de 1939 gracias a las denuncias del congresista Vito Marcantonio.

A continuación un video de lo ocurrido:

¿Por qué está encarcelado Oscar Lopez?

              Nelson Mandela, el cual por tener unas ideas que no eran cónsonas con el gobierno de África del Sur, pasó 27 años encarcelado. ¿Usted cree que 27 años son muchos? Entonces: ¿qué opina sobre un puertorriqueño que ha estado 32 años encarcelado por querer para su país lo mismo que George Washington y Thomas Jefferson querían para el suyo? El puertorriqueño Oscar López Rivera lleva 34 años encarcelado. “¿Algo habrá hecho?” La mayoría de las personas afirman. ¿Qué se le imputó a Oscar? El delito por el cual cumple cárcel es el de conspiración sediciosa, y las personas al escuchar esto podrian  decir que eso es algo terrible. ¿Sabe usted lo que es el delito de conspiración sediciosa?

image

               Este es un crimen bajo la ley de E.U.A. (y que en en la mayoría de los países soberanos existe al igual que la Ley Marcial), el cual se usó en la guerra civil de ese país. Para que el cargo de conspiración sediciosa se de por realizado, es necesario que el delito pueda ser planeado, y no tiene que haberse intentado. En este momento usted estará dicuendo: “creo que se equivocó,  pero no, asi mismo como acaba de leer, no tiene que haberse cometido o intentado. Se trata de un delito que se planifica, y se da por cometido aunque no se realice.

             Según analistas internacionales, la acusación de conspiración sediciosa es de carácter político, y se utiliza casi exclusivamente contra los independentistas puertorriqueños en el siglo XX. Se trata de un delito que no conlleva violencia, ni daño contra la propiedad o persona alguna.

image

               ¿De dónde surge Oscar? Nace en el 1943 en San Sebastián, y junto a su familia se traslada a Chicago a los doce años de edad. Es un veterano de la guerra de Vietnam, donde fue condecorado por su valor en combate. Al regresar a Chicago se integra a su comunidad como organizador, luchando contra las injusticias que sufrían los puertorriqueños.

              En el año 1981 es apresado por el gobierno federal bajo el delito de conspiración sediciosa para derrocar al gobierno de E.U.A., y lo sentencian a 70 años de cárcel. Un año antes, en 1980, sus compañeros de lucha Haydée Beltrán, Luis Rosa, Ricardo Jiménez, Elizam  Escobar, Carmen Valentín, Carlos Alberto Torres, Dylcia Pagán, Adolfo Matos, Alicia Rodríguez e Ida Luz Rodríguez habían sido capturados. Más adelante, en 1983, ocurriría lo mismo con Alejandrina Torres, Edwin Cortés y Alberto Rodríguez.  Antes, también había sido capturado en la ciudad de Nueva York, otro luchador puertorriqueño William Guillermo Morales. Todos ellos asumieron al momento de sus capturas la condición de prisioneros de guerra. Como tales, reclamaron la condición de combatientes anticoloniales no reconociendo la jurisdicción de los tribunales de Estados Unidos por lo que demandaron ser procesados por un tribunal internacional o por un tribunal de un tercer país que no formara parte del conflicto anticolonial entre Puerto Rico y Estados Unidos. 

               Las voces que se han dejado escuchar apoyando la excarcelación, entre otros son: Desmund Tutu (Nobel de la paz), Rigoberta Menchu (Nobel de la paz), Jimmy Carter (ex-presidente de E.U.A.), Nelson Mandela (ex-presidente de África del Sur), varios presidentes latinoamericanos y otros. El gobierno de Puerto Rico ha aprobado resoluciones dirigidas al congreso y al presidente de E.U.A. apoyando la excarcelación de Oscar. Lo mismo ha hecho la mayoría de líderes de todos los partidos políticos de Puerto Rico.

image

                La lucha por la libertad de este hombre ha logrado lo que para muchos era imposible, unir a todo Puerto Rico en un solo fin. Dirigentes políticos, religiosos, comunitarios, obreros, en fin personas de ideologías diferentes caminan de la mano hacia un solo fin, apoyar la excarcelación de Oscar.

Fuente: Nota tomada del periódico La Cordillera. Texto original: http://www.lacordillera.net/index.php?option=com_content&view=article&id=5899:oscar-lopez-rivera-un-asunto-de-derechos-humanos&catid=43:columnistas&Itemid=110

Conoce el himno original de Puerto Rico

           La Boriqueña originalmente fue un poema compuesto en 1868 por Lola Rodríguez de Tió en apoyo a la revolución puertorriqueña; y  la música fue escrita por el español Félix Astol Artés en 1867 como una danza habanera con una lírica romántica. El título hace referencia al nombre aborigen Taíno para la isla de Puerto Rico, que era Boriken o Borinquen. Dicho poema al ser catalogado como demasiado revolucionario para adoptarlo, se creó una lírica que llamara menos a la confrontación. Esta última fue escrita por el español Manuel Fernández Juncos en 1903, letra que fue adoptada por las escuelas públicas del país, hasta la oficialización de la música de Félix Astol Artés en 1952.

image

La Borinqueña
(Poema por: Lola Rodríguez de Tió)

Despierta, borinqueño
que han dado la señal!
¡Despierta de ese sueño
que es hora de luchar!
 
A ese llamar patriótico
¿no arde tu corazón?
¡Ven! Nos será simpático
el ruido del cañón.
 
Mira, ya el cubano
libre será;
le dará el machete
su libertad…
le dará el machete
su libertad.
 
Ya el tambor guerrero
dice en su son,
que es la manigua el sitio,
el sitio de la reunión,
de la reunión…
de la reunión.
 
El Grito de Lares
se ha de repetir,
y entonces sabremos
vencer o morir.
 
Bellísima Borinquén,
a Cuba hay que seguir;
tú tienes bravos hijos
que quieren combatir.
 
Ya por más tiempo impávido
no podemos estar,
ya no queremos, tímidos
dejarnos subyugar.
 
Nosotros queremos
ser libre ya,
y nuestro machete
afilado está.
y nuestro machete
afilado está.
 
¿Por qué entonces, nosotros
hemos de estar,
tan dormidos y sordos
y sordos a esa señal
a esa señal, a esa señal?
 
¡No hay que temer, riqueños
al ruido del cañón,
que salvar a la patria
es deber del corazón!
 
ya no queremos déspotas,
caiga el tirano ya,
las mujeres indómitas
también sabrán luchar.
 
Nosotros queremos
la libertad,
y nuestros machetes
nos la dará…
y nuestro machete
nos la dará…
 
Vámonos, borinqueños,
vámonos ya,
que nos espera ansiosa,
ansiosa la libertad.
¡La libertad, la libertad!
 
En el siguiente video podrás escuchar el himno:

 A continuación el fragmento del poema que se utilizó para el himno:

La Boriqueña (versión revolucionaria)

¡Despierta Borinqueño 
que han dado la señal!
¡Despierta de ese sueño 
que es hora de luchar!

A ese llamar patriótico 
¿no arde tu corazón?

¡Ven! nos será simpático 
el ruido de cañón.

Nosotros queremos la libertad 
nuestros machetes nos la dará.

Vámonos borinqueño, vámonos ya, 
que nos espera ansiosa, 
ansiosa la libertad.

¡La libertad, la libertad!

A continuación el himno oficial del Estado Libre Asociado de Puerto Rico.
(Letra de Manuel Fernández Juncos)

La tierra de Borinquen
donde he nacido yo,
es un jardín florido
de mágico primor.
 
Un cielo siempre nítido
le sirve de dosel.
Y dan arrullos plácidos
las olas a sus pies.
 
Cuando a sus playas llegó Colón;
exclamó lleno de admiración:
“¡Oh! ¡Oh! ¡Oh!
Esta es la linda tierra
que busco yo”.
Es Borinquen la hija,
la hija del mar y el sol.
Del mar y el sol.
Del mar y el sol.
Del mar y el sol.
Del mar y el sol.
 
¿Qué himno te representa más? ¿El que escribió un extranjero o el que escribió una puertorriqueña?

image

 

Conoce el escudo original de Puerto Rico

            En 1895, año en que estalló el Grito de Baire en Cuba, se abrieron perspectivas novedosas en la historia de la colonia. Desde aquel momento España comenzó a jugar con su promesa de autonomía para desarmar a los cubanos y, de paso, distanciar a los puertorriqueños de aquéllos. En ese mismo instante en Puerto Rico había un movimiento a favor de la libertad, dicho grupo quienes estaban afiliados a los cubanos en la lucha por la libertad de las dos islas desarrollaron un escudo del cual en estos instantes se desconoce exactamente quien fue su creador.
La siguiente imagen muestra el escudo original de Puerto Rico, y digo original porque aunque España otorgó el actual, el presentado en la imagen fue el primero y único escudo desarrollado por puertorriqueños.

image

             La historia hablada (no es una fuente confiable, pero si repetitiva) cuenta que este escudo fue patentizado o reclamado por alguien que a su vez no fue el creador y por esta razón los puertorriqueños no pudieron usar más dicho escudo.
               Las personas desconocen que hubo un escudo creado por los puertorriqueños y solo conocen el actual. El escudo actual de Puerto Rico fue otorgado por la Monarquía católica o Corona española en 1511, pero no fue hasta 1905 que se aprueba la ley que establece el primer escudo de armas. Luego de varias investigaciones y enmiendas a la ley para obtener la interpretación del escudo, en el 1976 se aprueba el mismo y es adoptado nuevamente por el Estado Libre Asociado de Puerto Rico. Dicho sea de paso, es el escudo más antiguo del Nuevo Mundo.
La siguiente imagen muestra el escudo actual de Puerto Rico:

image