¿Qué es justicia para nosotros?

Por: Judith Z. Lebrón Gautier

              Se debe comenzar un artículo con la aclaración más importante, cuando hablo de justicia para nosotros me refiero a ti y a mi residentes y habitantes de nuestra hermosa isla caribeña, Puerto Rico. Y comienza la intriga, toma un segundo de tu ajetreada vida y analiza que representa o significa la justicia para ti. No importa si eres alto o bajito, flaco o gordito, moreno o blanquito (a), tu contestación debe ser de 2 maneras. La más común es esta, “justicia es que se haga lo correcto, que se siga la ley, que se castigue o “rehabilite” al criminal, que el pobre tenga igual de oportunidad que el rico y que la vida se viva en ejemplo de la ley.” Si piensas de alguna manera similar a esta no te preocupes no estas equivocado, pero quiero que vuelvas a hacerte una pregunta ¿Quién hace la ley?

image

             Ya sé lo que estás pensando aquí viene otra más a cuestionar las leyes de nuestro país, te equivocas, las leyes se formulan, se estudian y se radican, y esto lo hacen esos buenos representantes por los que tú y yo votamos cada 4 años y en los cuales ponemos toda nuestra confianza. Ahí no está nuestro error ellos son personas como tú y yo, unos mortales que se equivocan día tras día pero continúan adelante, ahora si justicia es seguir la ley y la ley la radican personas como nosotros que pueden equivocarse, quien audita la ley, quien busca los lazos rotos, los lugares perdidos, los rincones vacíos, las arbitrariedades, las injusticias, las inequidades o los caprichos de un simple mortal. Pues aquí radica la segunda manera de pensar, “la ley soy yo, eres tú, somos nosotros, somos los pilares de la justicia, somos los guardianes de cada laberinto, de cada espacio o rincón de cada palabra, de cada anejo, del significado singular y plural, somos los que llevamos a cabo cada acto a la vanguardia de eso que llamamos Justicia”.

image

               Si tu opinión es la segunda te doy la bienvenida a un mundo de análisis crítico, de educación sin fin, de conocimiento amplio en los temas más grandes de la historia, la sociedad, la evolución, la corrupción, la economía, el mercadeo, la política, el imperialismo, el capitalismo, la cultura, el arte, la ciencia, la naturaleza y la vida espiritual. No tienes que ser un experto en estos temas, pero si eres una persona de justicia tienes que ser un investigador, una persona capaz de educarse, de buscar información, de tener un criterio, de saber discernir entre un ideal y una realidad. Un visionario sí, esa persona que no solo cree lo que sus ojos ven a simple vista, ese eres tú el estudiante, el padre o la madre, el actor o la actriz, el maestro o maestra, el conserje, la bibliotecaria, no importa tu profesión, no importa tu genero la justicia es de todos, es nuestra para administrar para ejecutar y para perfeccionar. Y ahora pensaras la ley nunca será perfecta, claro que no, pero debemos buscar siempre su mejor cara su mejor actuación su ruta a la equidad, porque si la ley es de todos, si la ley somos todos entonces la ley debe ser equitativa al pobre y al rico, al de Manuela y al de Miramar porque el letrero de cada persona solo está en la mirada de aquel que a su lado esta.  

image

             Déjame darte un “reality check”, no hay equidad en nuestra isla al mirar a nuestro lado, no hay educación para el niño, ni para el pobre ni para el rico, no hay comida si te fijas en la hambruna en cada semáforo de tu isla, no hay ropa o calzado, no hay cultura que vaya más allá de las fiestas en una calle, no hay lucha más grande que un mero idealismo y no hay empresa más grande que el consumerismo. Espera, aun no termino, no soy una pesimista, soy una estudiante que contra todo pensamiento negativo se sigue educando por una fiel creencia de superación humana. No todo está perdido porque si no eres esa persona que piensa la segunda manera de justicia, tal vez lo seas ahora, tal vez te preguntes que puedo hacer yo, vamos no es muy difícil, solo evalúate, y dime que haces tú por nuestro Puerto Rico, por nuestros niños, nuestra sociedad, nuestra cultura, nuestras leyes nuestra Justicia. Es hora de un cambio, solo uno a la vez, si eres de esas personas que colocas cosas positivas o mensajes de próceres en tu página social comienza por ponerlas en práctica ya basta de solo apreciarlas. Si vez en cada semáforo un diambulante, aliméntalo, dale esperanza, una palabra de superación, si vez un animal desamparado ayúdalo, un hogar sustituto nunca ha matado a nadie, si estas son cosas aún muy complicadas vamos a comenzar por lo básico, motívate a ser ese mejor ser humano todos los días, decía Eugenio María de Hostos “El tiempo es vida, y consumir el tiempo en no hacer lo que se debe, es consumir inútilmente la existencia”.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *