Puerto Rico: sin saber como ganar el caso de la quiebra

En estas pasadas semanas hemos visto un sinnúmero de noticias sobre la deuda y la solicitud de quiebra bajo el capítulo 9 del gobierno de Puerto Rico. Esta solicitud es una bien cuesta arriva como bien expliqué en uno de los artículos anteriores titulado “El debate sobre la quiebra de Puerto Rico”, pero han ido surgiendo un sinnúmero de fenómenos en el transcurso de este debate o lucha.

Para comenzar hace unos días el gobierno de Puerto Rico presentó el presupuesto. El presupuesto es el documento financiero del Estado, que equilibra ingresos públicos y gasto público en el año fiscal. Básicamente es una estimación de un gasto que deberá concretarse para realizar algo o representar claramente el dinero que implicará cierta actividad u obligación de un proyecto. El presupuesto hecho por el gobierno de Puerto Rico fué entregado con una muy notable contradicción. El gobernador hace poco ofreció un mensaje público donde dijo que la deuda es impagable, pero sin embargo el presupuesto que entregaron dice lo contrario. ¿Qué tiene que ver el presupuesto con la deuda? ¿A dónde me quieres llevar? Sencillo, cuando presentas una quiebra tienes que demostrar que tus obligaciones son mayores que las exisgencias establecidad o negociadas en el prestamo. Me explico, los prestamos son a 20, 30 o 35 años, todo va a depender de como se haya negociado. El gobierno no paga mensual, sino que trimestral, semestral o anual y cada deuda tiene un pago establecido. Por brindarles un ejemplo más simple, el presupuesto de Puerto Rico dice: “tenemos $100 y mis obligaciones son $20”. ¿Qué le estas diciendo con esto a los bonista? Que de tu dinero solo esta comprometido en un 20% y que el otro 80% puedes utilizarlo para el pago. Imaginen que es la renta de su casa, no tienes dinero ahora mismo, pero para el día del pago estas seguro que conseguirás el dinero y lo podrás hacer, algo parecido a estos ejemplos, no se si a propósito o que los asesores y personas encargadas del presupuesto no estan bien preparadas, se estableció en ese presupuesto. ¿Creen que los bonitas dejaran que esa petición de quiebra sea aceptada teniendo pruebas de que si se puede pagar? Lo dudo mucho.

Por otra parte haciendo un análisis más a fondo, hay que tener en cuenta que si el Congreso da pié a la quiebra entonces estarán tratando a Puerto Rico como un país extranjero, o sea como un país soberano. Esta pudiera ser una de las razones de su inacción. Ejemplo: sucedería como en el caso de la renuncia de Mari Bras a la ciudadanía norteamericana. Aceptarla dió pie a que el Depto. de Estado de Estados Unidos tuviera que “regresar” al solicitante (Mari Bras) a su país, nación de origen, o sea, Puerto Rico. Éste caso creó una gran controversia con el gobierno federal ya que éstos no reconocen la ciudadanía puertorriqueña. La ley Foraker creó legalmente (para el marco jurídico estadounidense) la ciudadanía puertorriqueña. En la Ley Jones quisieron enmendar el error pero no abolieron la ciudadanía puertorriqueña. Unos 200 puertorriqueños en 1917 firmaron la petición (creada por la Ley Jones) para renunciar a la ciudadanía estadounidense y seguir siendo ciudadanos puertorriqueños. Había un periódo de 2 años para renunciar a la auto-impuesta ciudadanía estadounidense.  Esos 200 boricuas, ciudadanos puertorriqueños, ya murieron. Ese era el plantamiento legal de Juan Mari Brás que, como esos 200 boricuas, él tenía derecho a renunciar a la ciudadanía estadounidense y mantener la ciudadanía puertorriqueña creada por la Ley Foraker. Por eso el gobierno del ELA, amparado en la Ley Foraker expidió formularios legales de Ciudadanía Puertorriqueña. Unos 900 puertorriqueños sacaron sus certificados de ciudadano puertorriqueño. La idea era pedir al Departamento de Estado que emitiera un pasaporte puertorriqueño, pero los gobernantes del ELA, hasta el momento, no lo han exigido.
image

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *