wpid-oscarlo.jpeg

¿Por qué está encarcelado Oscar Lopez?

              Nelson Mandela, el cual por tener unas ideas que no eran cónsonas con el gobierno de África del Sur, pasó 27 años encarcelado. ¿Usted cree que 27 años son muchos? Entonces: ¿qué opina sobre un puertorriqueño que ha estado 32 años encarcelado por querer para su país lo mismo que George Washington y Thomas Jefferson querían para el suyo? El puertorriqueño Oscar López Rivera lleva 34 años encarcelado. “¿Algo habrá hecho?” La mayoría de las personas afirman. ¿Qué se le imputó a Oscar? El delito por el cual cumple cárcel es el de conspiración sediciosa, y las personas al escuchar esto podrian  decir que eso es algo terrible. ¿Sabe usted lo que es el delito de conspiración sediciosa?

image

               Este es un crimen bajo la ley de E.U.A. (y que en en la mayoría de los países soberanos existe al igual que la Ley Marcial), el cual se usó en la guerra civil de ese país. Para que el cargo de conspiración sediciosa se de por realizado, es necesario que el delito pueda ser planeado, y no tiene que haberse intentado. En este momento usted estará dicuendo: “creo que se equivocó,  pero no, asi mismo como acaba de leer, no tiene que haberse cometido o intentado. Se trata de un delito que se planifica, y se da por cometido aunque no se realice.

             Según analistas internacionales, la acusación de conspiración sediciosa es de carácter político, y se utiliza casi exclusivamente contra los independentistas puertorriqueños en el siglo XX. Se trata de un delito que no conlleva violencia, ni daño contra la propiedad o persona alguna.

image

               ¿De dónde surge Oscar? Nace en el 1943 en San Sebastián, y junto a su familia se traslada a Chicago a los doce años de edad. Es un veterano de la guerra de Vietnam, donde fue condecorado por su valor en combate. Al regresar a Chicago se integra a su comunidad como organizador, luchando contra las injusticias que sufrían los puertorriqueños.

              En el año 1981 es apresado por el gobierno federal bajo el delito de conspiración sediciosa para derrocar al gobierno de E.U.A., y lo sentencian a 70 años de cárcel. Un año antes, en 1980, sus compañeros de lucha Haydée Beltrán, Luis Rosa, Ricardo Jiménez, Elizam  Escobar, Carmen Valentín, Carlos Alberto Torres, Dylcia Pagán, Adolfo Matos, Alicia Rodríguez e Ida Luz Rodríguez habían sido capturados. Más adelante, en 1983, ocurriría lo mismo con Alejandrina Torres, Edwin Cortés y Alberto Rodríguez.  Antes, también había sido capturado en la ciudad de Nueva York, otro luchador puertorriqueño William Guillermo Morales. Todos ellos asumieron al momento de sus capturas la condición de prisioneros de guerra. Como tales, reclamaron la condición de combatientes anticoloniales no reconociendo la jurisdicción de los tribunales de Estados Unidos por lo que demandaron ser procesados por un tribunal internacional o por un tribunal de un tercer país que no formara parte del conflicto anticolonial entre Puerto Rico y Estados Unidos. 

               Las voces que se han dejado escuchar apoyando la excarcelación, entre otros son: Desmund Tutu (Nobel de la paz), Rigoberta Menchu (Nobel de la paz), Jimmy Carter (ex-presidente de E.U.A.), Nelson Mandela (ex-presidente de África del Sur), varios presidentes latinoamericanos y otros. El gobierno de Puerto Rico ha aprobado resoluciones dirigidas al congreso y al presidente de E.U.A. apoyando la excarcelación de Oscar. Lo mismo ha hecho la mayoría de líderes de todos los partidos políticos de Puerto Rico.

image

                La lucha por la libertad de este hombre ha logrado lo que para muchos era imposible, unir a todo Puerto Rico en un solo fin. Dirigentes políticos, religiosos, comunitarios, obreros, en fin personas de ideologías diferentes caminan de la mano hacia un solo fin, apoyar la excarcelación de Oscar.

Fuente: Nota tomada del periódico La Cordillera. Texto original: http://www.lacordillera.net/index.php?option=com_content&view=article&id=5899:oscar-lopez-rivera-un-asunto-de-derechos-humanos&catid=43:columnistas&Itemid=110

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *