Votar te hace cómplice 

El archipiélago de Puerto Rico se encuentra en una coyuntura histórica importante y no es para menos; el estatus político colonial, la crisis fiscal actual, la imposición de la ley PROMESA, que constituye un cuerpo político  dictatorial llamado “La junta de control fiscal”; son varias de las cosas a las que se enfrenta de cara al futuro. Momentos críticos como estos dan paso a que se den explicaciones simples a situaciones complejas y de envergadura. Situaciones que se han introducido a sabiendas de quien saldrá beneficiado/a y a espaldas de quien vivirá sin entender las manifestaciones de dichos mecanismos. “¿Por qué votar me hace cómplice?” “Siempre me han dicho que el que no vota no puede opinar”.

Vamos a comenzar por establecer que Puerto Rico tiene técnicamente 5 constituciones: Ley Foraker (1900), Ley Jones (1917), la Ley 600 (leyes de relaciones federales), la Constitución de Puerto Rico y la Constitución de Estados Unidos por la subordinación colonial. Esta última sólo subordina a la constitución del territorio de Puerto Rico y no lo protege como en ocasiones se cree. Puerto Rico es un territorio no incorporado y por ende no está protegido por la Constitución de Estados Unidos sino que sujeto a las disposiciones de ella. Por otro lado, existe la cláusula de supremacía en el artículo VI de la Constitución de Estados Unidos. Esta cláusula afirma que todas las leyes que fueron impulsadas por la Constitución de Estados Unidos y todos los tratados hechos bajo la autoridad de la metrópolis son la ley suprema (véase el Tratado de París que impone la voluntad del Congreso de los Estados Unidos sobre Puerto Rico). ¿Cómo se sostiene el estatus colonial (legalmente) de Puerto Rico? A parte de que se sostiene en la violencia e imposiciones que provienen de la metrópolis, también hay una triquiñuela o trama detrás de todo esto, que se pinta de sutileza y democracia. Aunque parezca gracioso el mecanismo que oprime a toda una nación se hace desde la concepción de la democracia (la democracia representativa). La democracia representativa es el mecanismo por el cual, en colectivo, un grupo de personas escogen a sus representantes para que lideren sus decisiones o creen políticas públicas cónsonas con sus necesidades. Para que estos procesos y decisiones sean legales El Pueblo de Puerto Rico debe votar. No es hasta que llegamos a esta etapa que comienza la intriga. ¿Qué es El Pueblo de Puerto Rico? El Pueblo de Puerto Rico legalmente es un ente creado por Estados Unidos mediante la Ley Foraker. Al buscar el art. 7 de dicha ley nos dice:

Art. 7. [Ciudadanos de Puerto Rico; creación de un cuerpo político bajo el nombre de El Pueblo de Puerto Rico]
“Todos los habitantes que continúen residiendo allí, los cuales eran súbditos españoles el día once de abril de mil ochocientos noventa y nueve, y a la sazón residían en Puerto Rico, y sus hijos con posterioridad nacidos allí, serán tenidos por ciudadanos de Puerto Rico, y como tales con derecho a la protección de los Estados Unidos; excepto aquellos que hubiesen optado por conservar su fidelidad a la Corona de España el día once de abril de mil novecientos, o antes, de acuerdo con lo previsto en el Tratado de Paz entre los Estados Unidos y España, celebrado el día once de abril de mil ochocientos noventa y nueve; y ellos, en unión de los ciudadanos de los Estados Unidos que residan en Puerto Rico, constituirán un cuerpo político bajo el nombre de “El Pueblo de Puerto Rico,” con los poderes gubernamentales que se confieren más adelante, y la facultad de demandar y ser demandados como tales.”

Esto quiere decir que El Pueblo de Puerto Rico es un ente político o corporación creada mediante esta ley y no un cuerpo creado desde el ejercicio de ciudadanía del colectivo boricua. Con la creación de dicho cuerpo se comenzó a legalizar la colonia y posteriormente a realizar el ejercicio por el cual se sostiene dicha estructura (el voto). No obstante, si Puerto Rico es un territorio colonizado y la estructura se sostiene mediante el voto; ¿qué vienen siendo los gobernantes del territorio? Sencillo, los administradores del territorio colonizado. Si buscamos la ley antes comentada y nos dirigimos al art. 17 encontraremos que expone: Art. 17. [Gobernador] “…y en este particular tendrá todas las atribuciones de gobernadores de Territorios de los Estados Unidos, que no sean localmente inaplicables; y anualmente y cada vez que se le ordene, informará oficialmente sobre la administración del Gobierno de Puerto Rico, por conducto del Secretario de Estado, al Presidente de los Estados Unidos”. El problema es que al votar se sostiene la estructura creada mediante la ley Foraker (y las leyes subsiguientes), se elige quien administrará el territorio colonizado y cada persona que lo hace se alinea a la democracia representativa, democracia que se ejerce cada cuatro años. Cuando se habla de alinear también se debe tener en cuenta que al decir quienes son las personas que representan al colectivo se capacita a esas personas a tomar las decisiones que crea pertinentes (préstamos, recortes, venta de corporaciones, etc.), o sea, que para poder realizar un ejercicio de democracia debes esperar cuatro años o el tiempo que quede para volver a ejercer el voto que dicho sea de paso la metrópolis también lo detalló e impuso en la ley Jones que de igual manera se válida mediante el voto y cito:

Art. 29. [Elecciones; modificaciones en los distritos o en los municipios]: “Las próximas elecciones en Puerto Rico se celebrarán el año mil novecientos diecisiete, el día 16 de julio. En ellas se elegirán los senadores y representantes, un Comisionado Residente en los Estados Unidos y dos Comisionados de Servicio Público, según se provee en esta Ley. Después de esas elecciones, las sucesivas tendrán efecto el primer martes después del primer lunes de noviembre, a contar desde el año 1920, y cada cuatro años después, y el término del cargo de todos los funcionarios municipales que hayan sido elegidos antes de ahora…”

Por otro lado, si buscamos el art.12 de la Ley Jones encontraremos la forma y manera en que está montada la estructura del poder ejecutivo en la isla y el título o nombre que lleva dicho puesto. Podría parecer redundante pero ese ente es otra creación de la metrópolis mediante una ley y la única manera de validarlo es sosteniendo la estructura. Cito: Ley Jones Art. 12. [Gobernador]: “El poder ejecutivo supremo residirá en un funcionario ejecutivo, cuyo título oficial será “El Gobernador de Puerto Rico.” En las elecciones generales del 1948 y en cada una de las que se celebren en lo sucesivo cada cuatro años, los electores capacitados de Puerto Rico elegirán el Gobernador de Puerto Rico, quien ocupará el cargo por el término de cuatro años a partir del segundo día de enero siguiente a la fecha de las elecciones, y hasta que su sucesor sea electo y tome posesión. Ninguna persona será elegible para el cargo de Gobernador a menos que en la fecha de las elecciones sea ciudadano de los Estados Unidos, tenga por lo menos 30 años de edad, sepa leer y escribir el idioma inglés, y haya sido residente bona fide de Puerto Rico durante los dos años inmediatamente anteriores. Tales elecciones se celebrarán en la forma que actualmente o en lo sucesivo se disponga por ley para la elección del Comisionado Residente.”

Si nos damos a la tarea y leemos más adelante en el mismo artículo encontraremos las obligaciones y poderes que posee el ente de: “El Gobernador de Puerto Rico”, para administrar el territorio dominado por el creador de la ley y que será validado mediante el voto y cito: “(…) Será responsable de la fiel ejecución de las leyes de Puerto Rico y de los Estados Unidos aplicables a Puerto Rico, y siempre que fuere necesario podrá recurrir a los jefes de las fuerzas militares y navales de los Estados Unidos en la Isla, o convocar el posse comitatus , o llamar a la milicia para evitar o suprimir violencias ilegales, invasión, insurrección o rebelión y podrá en caso de rebelión o invasión, o de inminente peligro de las mismas, cuando la seguridad pública lo requiera, suspender el privilegio del auto de hábeas corpus, o poner la Isla o cualquier parte de ella bajo la ley marcial hasta que pueda comunicarse con el Presidente y conocerse su decisión en el asunto. Anualmente, y cada vez que se le ordene, informará oficialmente sobre la administración del Gobierno de Puerto Rico al departamento ejecutivo del Gobierno de los Estados Unidos que será designado por el Presidente según se dispone en la presente, informe que será transmitido al Congreso; y desempeñará aquellos otros deberes y funciones que en cumplimiento de la ley el Presidente delegare en él.” Los poderes en la estructura del territorio de Puerto Rico no son derechos sino concesiones que ha hecho la metrópolis y que mediante el sufragio del ente creado en la ley Foraker: “El Pueblo de Puerto Rico”; se consiente, aunque no se esté de acuerdo, las decisiones tomadas.

Por último, no es arriesgado después de explicar cómo se sostiene la estructura, plantear que mediante el voto se concreta la parcialización hacia la junta de control fiscal. Técnicamente se está  de acuerdo con dicho organismo, que nuevamente es una ley creada por la metrópolis para regir, administrar y articular su dominio sobre el territorio colonizado. Mediante el voto se elige la representación que administrará la colonia y que será controlada por la junta. ¿Sino se elige la estructura que finalidad tiene la junta? Buena pregunta para la discusión. ¿Si la junta es una dictadura que función tiene el gobierno que se elija? ¿Seguir instrucciones? En este 2016 volverá a reinar el imperio del inmovilismo que promueve el ejercicio democrático cada cuatro años. “Finalmente, cualquier nueva estrategia de desarrollo para Puerto Rico, no importa cuán sofisticada o brillante, está abocada a fracasar si ignora el hecho que Puerto Rico ha llegado al límite del desarrollo que puede lograr dentro de las restricciones que le impone un estatus político subordinado que resulta humillante para los puertorriqueños e indigno para Estados Unidos” (Sergio Marxauch del Centro para la Nueva Economía en vista pública en el Senado de los Estados Unidos). 

​¿Qué es la Independencia?

La Independencia significa, para los países, lo que para las personas adultas significa mandarse en su propia casa.  Es la forma que prácticamente todos los pueblos del mundo han escogido para gobernarse así mismos y ser dueños de su propio destino. La Independencia nos capacita para interactuar con el resto del mundo, con personalidad propia, a base de decisiones tomadas por nosotros mismos y no por un gobierno extranjero, o sin tener que pedir permiso. La Independencia es el derecho de nuestro pueblo a mandarse en su propia tierra mediante un gobierno plenamente democrático que proteja los derechos humanos y afirme nuestra nacionalidad e idioma.  

Es el disfrute de todos los poderes y atributos de la Soberanía que son necesarios para lograr mayor desarrollo y prosperidad, incluyendo los poderes para proteger y estimular nuestra industria, agricultura y comercio, controlar la inmigración y negociar acuerdos internacionales que amplíen mercados y promuevan inversiones de otros países.
Puerto Rico debe convertirse en una República Soberana, es decir, que debe tener autoridad plena sobre su territorio nacional y sobre sus relaciones Internacionales, sin intervención extranjera, y sujeta únicamente a su propia Constitución, la cual proveerá para un sistema de gobierno republicano y garantizará la vigencia de los derechos humanos. Naturalmente, los Puertorriqueños seremos reconocidos mundialmente como ciudadanos de La República de Puerto Rico, aunque la ciudadanía Americana (Estadounidense) que se nos impuso la deben mantener aquellas personas que interesen retenerla.

En términos económicos, será conveniente, tanto para Puerto Rico como para los Estados Unidos, acordar un Tratado de Amistad y Cooperación entre ambos países que provea un proceso de transición para transformar la economía de dependencia a una de producción y trabajo. Por supuesto, los Estados Unidos vendrán obligados a honrar los derechos adquiridos por las personas en Puerto Rico por aportaciones hechas o servicios brindados a los Estados Unidos antes de la proclama de la Independencia. El Tratado también contemplará el libre comercio entre ambos países como en la actualidad, y el libre tránsito de personas en una y otra dirección, como ha sido el caso hasta el presente.

​Antecedentes de la Insurrección Nacionalista de 1950 

Con la llegada de Pedro Albizu Campos el 15 de diciembre de 1947, comienza una nueva etapa de la resistencia nacional  y organización de la lucha de liberación.  En 1947 se aprobó en el Congreso de los Estados Unidos la Ley 447 que facultaba al pueblo de Puerto Rico a elegir su propio gobernador. Luis Muñoz Marín fue electo gobernador en 1948 mediante esa ley 447. Muñoz era el pupilo de Roosevelt como de Truman. Para poder conseguir mayor poder político había que eliminar a los principales promotores de la independencia en esa época, el Partido Nacionalista. Muñoz nombró a militares que fueron miembros de la inteligencia a los puestos de la policía (que para 1950 era una rama del Army), al General Salvador T. Roig y al coronel Astol Calero. Se le dejó a  Astol Calero Toledo todo el trabajo sucio relacionado a la persecución contra el Partido Nacionalistas. Los mítines de Albizu iban en auge y aumentando en público. Todos los discursos de Albizu Campos y de otros nacionalistas, como el abogado Julio Pinto Gandía y el poeta Francisco Matos Paoli eran transmitido por radio, y en las plazas, bares y negocios. La gente se reunían para escuchar a los líderes nacionalistas en la radio. A Los últimos mítines de Albizu asistieron miles de personas. Astol Calero movilizaba siempre decenas de policías a las cercanías de estas actividades nacionalistas. 

El jueves 26 de octubre de 1950 Albizu Campos dio uno de los discursos más concurrido en Fajardo, en el natalicio del General Antonio Valero de Bernabé. Decenas de autos de nacionalista se movilizaron desde Ponce, Arecibo y San Juan a la actividad en Fajardo. Al finalizar, un número de autos de los nacionalistas fueron interceptados por orden del coronel Astol Calero.  Entre los autos intervenidos el más notorio fue donde viajaban la estadounidense Ruth Reynolds, Ana Rita Pagán, Gladys Barbosa y José Mejías Flores, donde se encontró armas y documentos de actas de reuniones del Partido Nacionalista muy comprometedoras. Aparentemente las actas tenían los nombres de  miembros activos de nacionalistas en algunos municipios. Con esos documentos en mano, el coronel Astol Calero comenzó el 27 de octubre una caza de miembros del Partido Nacionalista. Movió todo su aparato policiaco a la ciudad de Ponce, el comité nacionalista con más militantes en Puerto Rico. 

Hay que recordar que el gobierno de Muñoz Marín (y el Congreso) estaba preparado para llevar a cabo un referéndum a principios de 1951 para aprobar la ley 600 y de facto el ELA, y según entendía el gobierno colonial los nacionalista no lo iban a permitir, por lo que la orden a Astol Calero era encerrar al mayor número de los nacionalistas por varios meses.

Tómas López de Victoria, encargado de la rama militar e inteligencia del Partido Nacionalista, era natural de Ponce. El día 27 de octubre, Tómas López de Victoria había recibido información secreta de la movilización policiaca ordenada por el coronel Calero, por lo que debió ir personalmente a hablar con Albizu Campos en San Juan. Mientras Astol Calero intentaba arrestar a los nacionalistas ponceños,  López de Victoria y Albizu Campos planificaron llevar a cabo la insurrección general a todo  Puerto Rico para el  día lunes, 30 de octubre a las 12 del mediodía, antes que el coronel Astol Calero lograra sus intenciones de realizar arrestos masivos de los miembros del Partido Nacionalista. Ese mismo día (27 de octubre) sin perder tiempo se contacto los enlaces en el presidio (Oso Blanco) para provocar un motín, para mantener ocupados a la policía insular. Entonces López de Victoria logró comunicarse con Melitón Muñiz Santos, presidente de la Junta Nacionalista de Ponce, para que sacara el arsenal de armas de Ponce que eran el más numerosos, contaba con decenas de pistolas 45, rifles y ametralladoras. Melitón Muñiz decidió llevar el arsenal de armas al Bo. Macaná de Peñuelas, a la residencia de su madre. Mientras López de Victoria llevaba el mensaje de la insurrección a  Raimundo Díaz Pacheco en el Bo. Buen Consejo de Río Piedras, a Mejías en Cayey y a José Antonio Negrón en Naranjito. Albizu mandó a  Pedro Ulises Pabón a llevar la orden a Arecibo a Juan Jaca Hernández, y Jaca Hernández llevó el mensaje del día y la hora de la insurrección a Heriberto Castro en Utuado y a Elio Torresola en Jayuya. 

Para el 28 de octubre todos esos pueblos ya estaban enterados del día y la hora de comenzar la insurrección. En la madrugada del 29 de octubre Juan Jaca Hernández  logró llegar a Mayagüez para dar el mensaje a Rafael Cancel Rodríguez. El mismo día 28 de octubre la policía de Puerto Rico estaba enterada de los planes y empezó a hacer bloqueos en casi todos los pueblos de la isla con la excusa de capturar a la centena de presos que se escaparon del Oso Blanco ese 28 de octubre de 1950, por lo que algunos historiadores indican que la Revolución de 1950 comenzó el 28 de octubre… La casa de Melitón Muñiz, en Ponce fue allanada por la policía el sábado 28 de octubre, donde se encontraron un gran número de pistolas, balas, algunos rifles y decenas de banderas nacionalista (la bandera puertorriqueña se clasificaba por los escritos de la policía como bandera nacionalista), todavía prohibida en 1950. Esa misma noche del sábado 28 de octubre Melitón Muñiz salía de Ponce con 8 compañeros hacia la finca que tenía su mamá en el Bo. Macaná de Peñuelas, con parte del arsenal. El domingo 29 de octubre regresa a Ponce a buscar otros compañeros nacionalistas.

​¿Necesitaría Puerto Rico un ejército propio sin la presencia militar norteamericana?

La Independencia es para establecer y mantener excelentes relaciones pacíficas de amistad y cooperación con todos los países del mundo. Por tanto, la institución militar no tendrá función alguna en una República de Puerto Rico que aspira a la eventual desmilitarización total del país. El ejemplo de Costa Rica, donde desde hace décadas se abolieron las fuerzas armadas, es elocuente precedente de cómo puede funcionar en plena democracia un país desmilitarizado. Para lograr este objetivo de desmilitarización, primero será necesario desmantelar el aparato militar norteamericano que existe en la actualidad, tal como ocurrió en Culebra, Vieques y Ceiba. Afortunadamente, debido al fin de la Guerra Fría, la importancia estratégico-militar de Puerto Rico se ha reducido marcadamente. A eso responde que toda la legislación plebiscitaria que consideró el Congreso de Estados Unidos en los últimos años contemplaba la posibilidad de negociar la eventual desmilitarización del país en la independencia. El objetivo será, naturalmente, el desmantelamiento de las bases militares de Estados Unidos en Puerto Rico.  Esto representaría la devolución de todo nuestro territorio nacional que actualmente ocupan las instalaciones militares de Estados Unidos, y que constituyen un importante recurso natural  que en la actualidad no podemos explotar para fines agrícolas, industriales, comerciales o turísticos de forma total y satisfactoria.

En el siglo XX y lo que va del siglo XXI, ninguna isla del Caribe ha sido invadida por una nación extranjera que no sean los Estados Unidos. Partiendo de que existirá un Tratado de Amistad y Cooperación entre Puerto Rico y Estados Unidos, no podemos esperar de dicho país un acto de agresión dentro del marco de las nuevas relaciones de igualdad y respeto entre los países. En el improbable caso de que ocurriere una agresión de algún país a un Puerto Rico independiente, la defensa de nuestro suelo corresponderá a los 3.5 millones de Puertorriqueños que viven en el archipiélago. En esa eventualidad contaríamos con el auxilio del Sistema Interamericano de defensa.  Puerto Rico ingresaría tan pronto fuese posible después de proclamada la Independencia a la Organización de Estados Americanos. Al ingresar al Sistema Interamericano, nos cobijaría el Tratado de Río de Janeiro, conforme al cual todas las naciones del Hemisferio, se han comprometido a auxiliar a cualquiera de sus miembros que sea víctima de una agresión internacional. El Tratado de Río de Janeiro también es conocido como El Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca.

​Masacre de Tlatelolco (México)

El 2 de octubre de 1968 se realizaba en la Plaza de las Tres Culturas, en Tlatelolco, una gran manifestación estudiantil en demanda de mayor libertad de expresión, a unas cuantas semanas de que se celebraran en México las Olimpiadas. Un helicóptero que sobrevolaba la Plaza de las Tres Culturas arrojara una luz de bengala, empezaron los disparos en contra de los miles de estudiantes.  El número de muertos según fuentes oficiales refieren de 50 mientras que investigadores afirman que fueron más de 300. 

El contexto histórico mundial en 1968 estaba regido por movimientos sociales. En el caso de los acontecimientos sucedidos en México durante este periodo, forman parte del estallido de movimientos sociales (principalmente del sector estudiantil) en busca de la democratización de un Estado al que se le caracterizaba por su autoritarismo. En la primavera de 1942 el Estado mexicano consumó la primera masacre de estudiantes, hechos poco conocidos. El movimiento estudiantil en México comenzó en abril de 1968 y en julio se producen las primeras huelgas de estudiantes, muchas escuelas y varias universidades fueron paralizadas. El 27 de agosto de 1968 una multitudinaria marcha se dirigió al zócalo capitalino pidiendo la renuncia del presidente de la reública. El 28 de agosto se moviliza el ejército a las calles de la Ciudad de México y toman la universidades de la UNAM y IPN. En septiembre ocurren escaramuzas con el ejército y continúan las protestas y los mítines.  El 1 de octubre de 1968, el ejército se retira de la UNAM y el IPN. La tarde del 2 de octubre de 1968, un día después de la salida del ejército del campus de la UNAM miles de personas se reunieron en la Plaza de las Tres Culturas en Tlatelolco. Cerca de las 5:00 p.m. comienzan los disparos y asesinatos de estudiantes.

LEY PROMESA EN ESPAÑOL

En momentos tan difíciles como los que están viviendo las/las puertorriqueñas/os, es fundamental que haya un documento con la traducción de la Ley PROMESA, que establece una Junta de Control Fiscal dentro del aparato del Gobierno de Puerto Rico. Este documento fue traducido por Alejandro Álvarez Nieves, doctor de Traducción por la Universidad de Salamanca, traductor certificado por la American Translators Association en combinación del inglés al español y profesor colaborador del Programa Graduado de Traducción de la Universidad de Puerto Rico; quien se dio a la tarea de traducir el proyecto por iniciativa propia y de manera voluntaria.

Pulsando en el siguinte enlace podrás bajar el documento: LEY PROMESA EN ESPAÑOL

​En Puerto Rico existe una frase trillada: “ESO NO LO PUEDEN HACER”

​”¡ESO NO LO PUEDEN HACER!… Esta es la frase, quizás mas usada entre los puertorriqueños cuando se discute temas políticos o temas que ponen en duda la INGENUIDAD COLECTIVA. Por ejemplo: “El congreso puede darnos la independencia sin nosotros quererla”. ¡ESO NO LO PUEDEN  HACER!

Nos pueden quitar las “Ayudas” a.k.a Cupones etc. etc. Cuando les venga en ganas. ¡ESO  NO LO PUEDEN HACER!

Con la estadidad el español bajaría a segundo lugar, gradualmente insertando ENGLISH ONLY hasta que lo que quede sea un recuerdo del español en futuras generaciones. Entrarán de lleno los “Nuyoricans” para acabar de “Nuyoricanizarnos”. ¡ESO NO LO PUEDEN HACER!

Los telefonos de Obama, que se los dan a cualquiera que tenga ingresos bajo el nivel federal, los pueden eliminar. ESO ¡NO LO PUEDEN HACER!

La Democracia americana es la envidia del mundo. Esos cuentos de racismo están exagerados. Sin embargo, bajo la estadidad seguirán los blanquitos, a.k.a La J-Gon, Agapito, El colorao, El nene de Papa, etc. Todos/as aquellos/as que mantengan todo el poder estatal. ¡ESO NO LO PUEDEN HACER, SOMOS UNA DEMOCRACIA!

¡La estadidad tiene que sufragarse con IMPUESTOS! Los cuales casi nadie entre los ricos y pobres pagan. El estado 51 le impondrá pagar a TODOS, pobres, clase media y ricos. ¡ESOS SON EMBUSTES Y NO LO PUEDEN HACER!

Nuestra ciudadania es producto de una ley colectiva. No tiene protecciones constitucionales en muchas areas. Abogados litigiosos gringos pueden tomar estos detalles e invalidar la ciudadania. ¡ESO NO LO PUEDEN HACER!

Los gringos tienen el derecho de promover la inmigración de Gringos, Afro-Americanos y a quien les convenga, para socavar la identidad puertorriqueña como hicieron en TODOS los territorios anteriores. La Junta le puede dar el OK para que compren playas, bosques, edificios historicos,  lo que sea para pagar las cuentas de los bonistas. ¡ESO NO LO PUEDEN HACER!” Luis MIranda-Roure

A esto añado: Recuerden que al ser un territorio que no está incorporado y la ciudadanía al no estar garantizada por la enmienda número 14 de La Constitución de Los Estados Unidos, nada de lo que Puerto Rico recibe está garantizado. Excepto cuando se esté realizando el proceso de transición hacia la independencia. Bajo la Junta de Control Fiscal Federal todo está en riesgo de ser eliminado totalmente.

​¿Por qué Puerto Rico debe independizarse en un momento en que cada vez los países son más Interdependientes?

La Interdependencia que existe en el mundo se fundamenta en la Independencia de cada país. Sin Independencia no hay Interdependencia. Es decir, La Interdependencia se basa en la capacidad jurídica de concurrir en igualdad de condiciones con el resto de los países. El mundo de la Interdependencia ha tornado la soberanía política en instrumento cada vez más conveniente para el desarrollo económico. Hace varias décadas quizás podía argumentarse que formar parte de una economía de Gran escala como la de Estados Unidos era conveniente para lograr acceso libre al mercado de ese país o a sus fuentes de inversión. Hoy día, sin embargo, ante ejemplos como el Tratado de Libre Comercio en Norteamérica entre Canadá, Estados Unidos y México (NAFTA), la Comunidad Económica Europea que agrupa naciones de Europa Occidental, o los arreglos de integración económica regional del Pacto Andino y Mercosur en América del Sur.

_____________________________
Ahora mucha atención a esto …
Es evidente que la integración política no es necesaria para la integración económica, y que es la soberanía política la que permite a un país adaptar mejor sus decisiones y estrategias industriales a las realidades de la competencia por el capital transnacional.

_____________________________
Esta es la parte más importante …
La Interdependencia requiere que Puerto Rico establezca relaciones diplomáticas y comerciales con aquellos países con los que estime importante relacionarse en su desarrollo económico y cultural, dentro de un marco de mutua conveniencia con dichos países, sin tener que desprenderce de su soberanía o identidad como Pueblo. La calidad de vida no sólo depende de los ingresos y ganancias que se obtiene. Aunque Puerto Rico busque una independencia económica también debe tratar de buscar cómo se acomoda, que cada persona en su nación tenga la oportunidad para desarrollarse física y mentalmente donde la codicia no funda el ego. Partiendo de esta premisa es donde entonces los/las puertorriqueños/as deben evaluar qué tipo de sistema económico podrían establecer.
_____________________________
Bajo la Estadidad o el E.L.A. solo son posibles aquellas relaciones – tanto con Estados Unidos como con el resto del mundo – que el Congreso de Estados Unidos le permita a Puerto Rico conforme a la autoridad que tiene sobre Puerto Rico al amparo de la Constitución Federal. Por lo tanto, cualquier relación que Puerto Rico tenga con otro país, incluyendo la relación con los mismos Estados Unidos, es siempre una relación subordinada a la autoridad del Congreso.
_____________________________
He aquí un punto sobresaliente …
Un buen ejemplo de esta subordinación se vio hace varios años atrás cuando circuló la noticia a los efectos de que el Departamento de Estado de los Estados Unidos interesaba dificultar la participación de Puerto Rico como mero observador en las reuniones anuales conocidas como Cumbres Iberoamericanas. Como pueden ver… ¡Hasta para el intercambio cultural y la promoción comercial con países que forman su entorno regional natural, se supone que le pidan permiso a Washington! El mejor ejemplo de esta subordinación se está viendo actualmente con La Junta de Control Fiscal Federal …

_____________________________
Conclusión …
La Independencia le permitirá a Puerto Rico establecer relaciones con el resto del mundo mediante tratados Bilaterales o Multilaterales, mediante los cuales el país concurriría con igual capacidad jurídica que el otro o los otros países.
Sólo la Independencia los faculta para aprovechar plenamente las oportunidades que ofrece la actualidad. “La Interdependencia Global”.

​Puerto Rico: ¿Qué pasará con la moneda en la independencia?

El dinero es la medida de valor y por lo tanto la unidad de contabilidad de las transacciones en los mercados. Es el invento de los comerciantes para ampliar el ámbito de la compra y venta de bienes y servicios. El que el dinero o la moneda nacional sirva para realizar transacciones comerciales a través del tiempo lo convierte también en depósito de valor.
Hoy en día la participación de los Estados nacionales en zonas de comercio libre, en acuerdos de mercado común y en acuerdos financieros internacionales además de la existencia de instituciones financieras internacionales como el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Interamericano de Desarrollo, entre otros. Hacen del tener una moneda propia como del uso de Oro y Plata, elementos opcionales a la hora de formular una política monetaria adecuada a los objetivos de desarrollo económico y a la realidad del comercio internacional. Es más importante la capacidad jurídica del Gobierno para negociar acuerdos internacionales de todo tipo y reglamentar el sistema financiero que la forma particular que adopte el dinero en su actividad económica.

El dinero es el aceite del comercio y lo importante no es que tipo de aceite sino la capacidad para ajustar la cantidad necesaria al buen funcionamiento de la máquina económica. Más allá de la decisión sobre la adopción de la moneda de un país importante en el comercio internacional, como medio de realizar las transacciones mercantiles dentro de la nación, podemos establecer las siguientes conclusiones con relación a la moneda y la independencia :

  • Por encima de la capacidad de un país de emitir su propia moneda – (poder que algunas metrópolis en el pasado le otorgaron a sus colonias sin perder su control sobre ellas) – más importante es la capacidad del Gobierno para negociar acuerdos internacionales y reglamentar su sistema financiero.
  • El valor de la moneda nacional depende del desarrollo económico y del acceso del país a los mercados internacionales de bienes y servicios y no es al revés. Unido a la cotización de las riquezas de dicho país.
  • El dinero es de quien lo tiene tampoco de quien lo emite. Cuando el dinero era creado por los comerciantes y banqueros privados como cuando es emitido por los estados nacionales, el objetivo era (y es) que el público lo utilizara y lo utilice.

Con relación al dinero de la independencia le confiere al Gobierno el derecho a reglamentar la industria financiera y negociar tratados internacionales que le permiten estas tres opciones:

1. Adoptar la moneda de otro país para las transacciones cotidianas del público. Esto a veces se hace manteniendo simultáneamente una moneda nacional a una tasa de cambio 1:1 con la moneda adoptada – como Panamá con el dólar -. La voluntad del estado nacional emisor no cuenta para nada.
2. Incorporarse a una zona comercial o de mercado común que haya adoptado una moneda común. (Ejemplos : Mercado Común Europeo y Comunidad de Estados del Este del Caribe).

3. Adoptar una moneda propia con libre fluctuación o atada a las fluctuaciones de una moneda que se use como divisa – como medio de pago internacional – (y que generalmente es la divisa usada por los principales socios comerciales).
El denominador común de estas opciones es que su ejecución y permanencia están sujetas a la voluntad exclusiva del país independiente.
La “República de Puerto Rico” adoptará una de estas opciones de acuerdo a como esté estructurado su comercio internacional a la hora de advenir a la independencia y cuál sería la manera más conveniente de ampliar las fuentes de financiamiento internacional.

El Banco Gubernamental de Fomento puede convertirse en Banco Central y prestador de última instancia dentro del sistema financiero puertorriqueño y diseñarse un sistema de aseguramiento de depósitos que puede o no contar con la participación del FDIC (Federal Deposit Insurance Corporation) o de compañías aseguradoras internacionales. (Actualmente la Corporación de Seguros de Depósitos de las Cooperativas de Ahorro y Crédito opera un seguro local de depósitos para las Cooperativas de Ahorro y Crédito que asegura los depósitos por la misma cantidad que la FDIC lo hace con la banca comercial local). Ello puede hacerse independientemente de que se siga o no utilizando el dólar como medio de pago para las transferencias cotidianas.
En síntesis,  bajo la independencia, Puerto Rico tendrá la facultad que tienen todos los países independientes de emitir su propia moneda. Este poder soberano le permitiría al país establecer su propia política monetaria, emitir el circulante que necesite la economía, establecer y modificar el valor relativo de la moneda nacional frente a otras monedas, y reglamentar las tasas de interés a la luz de nuestras necesidades, para estimular la economía a la vez que controla las tendencias inflacionarias.
Como país independiente, Puerto Rico tendrá incluso la opción de tener moneda propia, usar el dólar norteamericano o utilizar ambas.
El nivel de producción de bienes y servicios de un país es el factor que valida el sistema financiero de éste en los aspectos de liquidez, aceptabilidad y capacidad de convertibilidad internacional.
La Independencia es para propiciar el desarrollo económico de Puerto Rico,  lo cual resultará en que tengamos una moneda nacional fuerte,  reconocida por puertorriqueños y extranjeros.

​Queridos compatriotas: ganamos oro

El 13 de agosto de 2016 nos unió una boricua criada en EE.UU llamada Monica Puig. Nos unió a todos sin importar credo o idelogía politica. Mantengamonos así y continuaremos amasando logros. Por eso tengo que decirles…

Estadistas: ¿Lloraron y se emocionaron tanto como cuando gana un norteamericano una medalla? No creo y que bien que no fuera así. Eso se llama orgullo boricua y no tiene que ver con política. Pero sepanse que esa es la fuente de nuestro nacionalismo. Aún en los que lo niegan. Vive en nuestro ADN y es esa mancha de platano que no se podrán quitar ni aunque vivan en la luna. Crean lo que les de la gana creer en cuanto al estatus y como levantarnos del boquete, pero al menos, no menosprecien a la tierra que los vió nacer para volverse lo que no son, porque en el fondo se desprecian ustedes mismos. Dan pena y verguenza ajena cuando se ponen en esas.

Estadolibristas: Poco de la gesta colonial que nos permite veradera soberanía es el deporte. Que bien se siente ver que alguien de esta islita logró conquistar el mundo entero. Sin embargo, no fueron las ayudas federales las que le dieron el logro a Monica, fue su dedicación. Eso y mucho mas lograremos los boricuas si nos lo proponemos, porque el talento lo tenemos. Asi como somos líderes en el deporte, somos líderes en muchas cosas más que ustedes por politiqueria no resaltan ni ejemplifican en su labor. No metan más miedo. Con esfuerzo se levanta un pais, no con muletillas y sueros. Así como en el deporte, uno logra exito con empuje y perseverancia y deseos de lograrlo. Puerto Rico puede mucho más de lo que ustedes nos han permitido alcanzar por estar buscando dis-que “lo mejor de dos mundos”. Ponganse pa’ su número.

Independentistas: Monica se crió en EE.UU y nos unió. Ese es el poder de la diáspora que prácticamente no usamos en nuestra gesta nacionalista. ¿Porque? Egos inflados. Algunos por el maldito purismo intelectual mezclado con amargura que los lleva al elitismo de juntarse solo con los que piensan igual. Otros porque tienen miedo a admitir que necesitamos de la diplomacia, abrazar y trabajar junto a los que ven a EEUU como su casa y/o su esperanza. Eso los obligaría a renunciar a sus discursos de odio que no estan dispuestos a admitir lo que ya saben: que jamas van a convencer a nadie que no piensa igual con las mismas cantaletas que llevamos por años. El discurso es más de lo que podemos lograr. Eso es lo que inspira. Muchas veces hablamos como con rabietas (me incluyo). Hora de cambiar el enfoque, a educar y a motivar.